Fin de semana de análisis en REPORTUR

Entrevista a Luis Riu, el hotelero a quien lo que le mueve es crear

Entrevista a Gabriel Barceló por los 30 años de su llegada al Caribe
Habla Luis Riu: “Nuestro objetivo actual es la expansión por Asia”

R. F./C. H. | 12 de marzo de 2016 14 comentarios


TEMAS RELACIONADOS:


luis-riu-hoteles-dueño-propietario-hijo-presidente-director-2

Lo que mueve a uno de los tres hoteleros más rentables del mundo es crear. Crear, crear, enfatiza. Parece vivir más como un artista que como un empresario: no tiene teléfono celular y en su mesa no hay un solo papel ni ordenador… Todo para no despistarse y poderse concentrar (Los beneficios de Riu ya se acercan hasta los de Marriott o IHG).

Se considera más un arquitecto aventurero que un economista. Es por tanto de ideas simples, pero muy claras las básicas: centrarse solo en lo que funciona, y arriesgarse yendo a donde nadie ha ido.

Sus referencias se aprecian en las paredes de su despacho, donde solo cuelgan dos retratos, uno de su padre y otro de abuelo, y una foto del hotel San Francisco, los comienzos de una familia siempre humilde y austera. Ese es el secreto de un modelo en el que sus impulsores parecen carecer de ego y ansia alguna de reconocimiento, y para quienes el fin es el producto, y poniendo el foco en eso, los beneficios vendrán solos.

Y además, forman un trípode perfecto, pues al artista le controla los costes su hermana, y en la pata comercial tiene como agente nada menos que al número uno mundial, la Tui. Con la suma de todo ello, están decididos a volver a abrir camino, y así lo detalla Luis Riu en una entrevista a la revista líder y decana de estrategia turísticaPreferente, con motivo del hito de su 25 aniversario, que recoge esta sección Fin de semana de análisis en REPORTUR.

 

 

ASIA

Pregunta: Tenemos que empezar por Asia

Luis Riu: Bueno, ahora nos hemos encontrado que en Mauricio, al preguntarle a un local sobre qué se considera, si africano, del Índico o asiático, resulta que se hacía el loco, y no me contestaba, y al final, después de preguntarlo tres ó cuatro veces, me dijo: ‘No, lo que nos consideramos es franceses’. Los de Mauricio lo que se consideran es franceses. Ese fue el primer golpe con aquella zona, y ahora estamos a punto de inaugurar en julio un hotel en Sri Lanka. Hotel de unos 500 cuartos, hecho con un socio de Sri Lanka. Él tiene un 60 por ciento y nosotros un 40 por ciento, y lo inauguraremos ahora el día 1 de julio.

Después, en Dubai hemos firmado un acuerdo hotel con una compañía, en la que ellos tendrán un 60 por ciento y Riu un 40. Haríamos un all inclusive de 750 cuartos en pleno Dubai. Es una cosa rara, pero bueno. Ellos lo que nos dicen es que cinco estrellas hay muchísimo, y se han dado cuenta de que les falta el cliente de un nivel adquisitivo medio-alto (Riu Hotels abrirá el primer resort ‘todo incluido’ de Dubái).

Se informaron y vieron que la compañía que reunía las condiciones para este mercado era Riu. Se pusieron en contacto, hicimos planos, firmamos, y empezaremos dentro de un año aproximadamente. Ellos lo quieren listo para 2019.

El último tema, que este es 100% nuestro, es el de Maldivas, donde estuve en mayo, en vacaciones encubiertas, porque mi mujer siempre me dice que la llevo porque hay un plus, y al final tengo que reconocerlo. Fuimos un par de días para ver islitas que llevaba en la cartera, y encontramos dos que nos gustaron mucho: las compramos, y estamos acabando planos para empezar este año. En Maldivas yo pienso que es o será lo más difícil que haya hecho en mi vida, porque son dos islitas en las que no hay nada, nada, cero, cocoteros, arena y punto. Y en barco, el puerto más cercano está a 8 horas. Imaginad lo que hay que hacer para llevar ahí todo, arena, muebles, camiones, todo, todo… La logística e infraestructura será la más difícil de nuestra vida, y mira que vengo de la Punta Cana de los primeros años de los 90, donde no había nada, pero al menos estaba Santo Domingo a 3 ó 4 horas, y de ahí lo traíamos todo, pero ahora no, porque los que lo llevan lo han de traer de ahí, así que es una aventura fuerte.

Pienso que si he pasado de Nueva York, pura ciudad, en Times Square, con el camión, el policía, el del caballo… a Maldivas, que esas dos islas aquellas que no hay nada ahí al lado, pues son los dos extremos, ya que una es la ciudad más importante que hay a nivel ‘apretón’, y la otra es algo tan difícil, así que pienso que si consigo hacer una y otra, creo me habré ganado la gloria (risas).

 

P.: Y por lo de Maldivas han pagado cerca de cerca de medio millón de dólares por habitación, ¿verdad?

L. R.: Sí, aproximadamente medio millón. Solar más habitación ronda los 500.000, algunos dicen los 600.000. Dependerá de cómo llevemos las riendas ahí.

El primero siempre es más difícil, el segundo ya…. Es como Nueva York, el primero es siempre más difícil, y ahora estamos viendo, ya que hemos aprendido, que es como triste no usar el know how para más cosas. Y en Maldivas pienso que, si salimos con esto, aún hay mucho por hacer ahí. De los costes, pienso que si en un primero, por la inexperiencia, te cuesta 600, en el siguiente ya reduces costes, porque sabes más cómo va el tema (Riu, a por el segundo hotel en Nueva York).

 

P.: ¿Cree que Asia podrá ser lo que fue en su día el Caribe?

L. R.: (Piensa) El Caribe se hizo todo muy rápido. Yo llegué año 90 y nos dimos prisa. Aquello era de un hotel al año, y de ahí saltamos a Cuba, a Jamaica, y ahí todo es bastante fácil, porque te lo haces tú: compras las tierras, eres tú el dueño, y lo manejas rápido. En aquella zona, en algunos sitios, te hace falta un socio, y el socio, muchas veces, no es tan rápido ni tiene los mismos condicionantes que tú tienes. Ellos no piensan en los touroperadores, que son los que te achuchan. Ahora los de la Tui, que se han comprado los Dreamliner, y que se da cuenta que han de hacer largo recorrido, te exigen destinos lejanos para eso. Tú intentas transmitir esa prisa a los socios, y ellos… Y Asia, por lo que me doy cuenta, es que es bastante lenta. Tiene una burocracia y un hacer… que no es parecido al nuestro. Y el nuestro, en América –en Norteamérica no–, en el Caribe sí que ahí sí podemos meter parte del entusiasmo nuestro, y las ganas y las prisas, y nos siguen. En Asia no podrá ser así. Yo pienso que, respondiendo a tu pregunta, que Asia sí lo será (como el Caribe), pero con más tiempo, en un intervalo mayor (¿Habrá un nuevo Caribe en Asia?).

 

luis-riu-hoteles-dueño-propietario-hijo-presidente-director-1

 

P.: Por ejemplo, el hotel de Maldivas, ¿a qué tipo de cliente lo están adaptando, al chino o al europeo?

L. R.: Sí, es lo que se combina. Nosotros lo que tenemos son dos islas. En la más grande haríamos un 4 estrellas y en la otra un 5. El tipo de cliente se repartirá por el poder económico que ellos tengan. En cuanto a las nacionalidades, lo que pensamos es trabajar un 80% europeos y el resto entre chinos y japoneses, a quienes les gusta mucho las ‘honeymoon’, de ir a pasar ahí la luna de miel en Maldivas, que por lo visto ahora es lo más para los chinos. Ellos van 3 ó 4 días, porque no tienen muchos días..

 

P.: ¿A qué otros sitios irían?, porque también miraron en Phuket…

L. R.: En Phuket miramos pero hay demasiada gente ya. Encontrar un hotel, en primer lugar, es demasiado caro, y en segundo, solares no hay. Ahora todo se va a Khao Lak, que es la zona donde pensamos que puede ser todo ahí. ¿En Tailandia que es lo que ha pasado ahora? Que ha habido unos ‘conflictitos’, hace 6 o 7 meses, que lo han aflojado un poquito… Pero bueno, yo pienso que un destino importatísimo es Tailandia, si es que fuera en Phuket, mucho mejor, pero es como si digo Cancún, en Cancún es muy difícil; en Riviera Maya hay muchos más sitios, pero en Phuket es complicado.

Y también, lo que nos gustaría es Indonesia, Bali. He estado allí unas cuantas veces. E incluso Singapur. En Singapur hay unas islitas muy interesantes, y también podía ser un destino bueno para eso. Pero insisto: Asia toma su tiempo.

 

P.: Y Camboya, Vietnam…

L. R.: Camboya, Vietnam son interesantes. En Camboya y Vietnam hay muchos más solares y más facilidades que en Tailandia, porque no está tan copado, pero son menos conocidas por los turistas… pero el nombre les suena un poco bélico, aunque yo pienso que sí tienen un futuro, dentro de máximo 5 años. Entonces yo pienso las dos pueden estar ya maduritas para echarle mano (Tras Maldivas, Riu irá a Tailandia, Indonesia, Singapur y Camboya).

 

P.: ¿Cree que el resto de cadenas, como pasó en el Caribe, pueden también acompañales sin tener como ustedes el apoyo de la Tui, y estando además más endeudadas?

L. R.: Sí, sí, porque pienso que ellas usan más un partnership con una compañía de las locales que hay. Esta es una forma de crecer buena, igual más rápida que la nuestra, porque a nosotros nos gusta más la propiedad, pero si vas con una cadena impuesta, puede que vayas mucho más rápido. No es a lo mejor el producto 100% que tú querías, pero es una buena forma de conocer el país… En nuestro caso, llegamos a lo de un socio local, pero no nos meternos en una cadena impuesta ya. Preferimos ir un poco más lentos, pero con el producto que queremos.

 

P.: ¿El producto siempre sería para un mercado mixto?

L. R.: Sí, sería siempre Europa y Asia. En Maldivas también llegan australianos. En Indonesia también hay muchísimos australianos. Pero sí, el estándar es europeo, por supuesto.

 

 

AMÉRICA

P: Ampliando el foco, hace un año se supo año que salieron de Cuba…

L. R.: En Cuba, yo llegué en el 93. Estuvimos 10 años o 12 y nos fuimos porque los productos, el Riu Las Morlas y el Varadero, se quedaron obsoletos, y vimos que peligraba la imagen. Los cubanos no tenían el dinero para renovarlo, y los touroperadores nos llamaban la atención diciendo este producto ya no es para vosotros. Más que favorecernos, iba en contra vuestra, así que los dejamos. Y no volvimos hasta que no encontramos uno 100% nuevo. Sufrimos mucho porque no estaban bien acabados, y en Cuba, si no tienes parte en lo que ellos hacen, como los de Martinón o los de Fluxá, te dejan siempre el último de la fila. Es decir, antes dan a los otros, y a los que no invierten nada, nos van dejando. Y volvimos a lo mismo, los touroperadores nos dijeron no aguantaban más las quejas, y ya nosotros no podíamos hacer más. Un cubano es mucho cubano, y no se le convence así con dos frases. Entonces, lo intentas y lo intentas, y dices, mira, por lo que pueda ganar yo con un management, que tampoco es mucho, no está mal pero no es mucho, si lo comparas con el daño que hace a la marca, pues te das cuenta de que no vale la pena (Gran sorpresa: Riu deja Cuba).

 

P: ¿Se plantean volver?

L. R.: Yo, si volvemos, por supuesto que tendría que ser sólo con propiedad, con lo que nos dejen. Si nos dejarán 100%, porque las cosas cambian mucho, o 50%, sí, pero no volvería más con los manegement. Ya con dos veces me quemé, y así no volvería.

 

P: En Punta Cana están a punto de abrir…

L. R.: Sí, el Riu República, es el más grande. Lo hemos hecho súper rápido. En noviembre de 2014 fue cuando que escuché el tema de que estaba este solar en venta. Fui, lo vi, me gustó, lo compramos, hicimos los planos, el permiso, y ahora abrirá en junio. Un hotel que entre que te ofrecen el solar, negocias, due dilligence, abogados, pagos, los planos, permisos, pam pam pam, y que lo abras en un año y seis meses, para nosotros ha sido el más rápido de la historia.

Sí, que lo hacemos en diez meses si quieres, en doce es lo suyo pero en diez sale. Pero que lo hagas todo, toda la compra y permisos en seis meses, y ese monstruo de mil habitaciones, para nosotros ha sido el más rápido desde que lo miras hasta que entra el primer cliente (Luis Riu: “El macrohotel de Punta Cana es el que más rápido hicimos”).

 

P: De hecho, en la industria le envidian por lo rápido que hacen los hoteles porque todo el mundo tarda el doble o triple…

L. R.: (Risas). Es que mí lo que me fascina es el tema de la construcción, y el de buscar lugares por ahí. A mí siempre me ha encantado ir por los sitios raros, en Jamaica, Cabo Verde… llegar cuando no hay nada, y buscar las tierras, comprarlas, etc. Y luego las constructoras, que la mayoría son nuestras, por eso también que vamos muy, muy rápido. Ya tenemos equipos de constructores, ingenieros, decoradores… Yo lo que siempre tengo son planos. Me paso la vida en eso. Yo en el fondo soy un arquitecto frustrado. Soy economista, por equivocación, porque me habría ido mejor de arquitecto, porque es lo que me apasiona y le pongo muchisímas ganas. Otros empresarios, a lo mejor, no le ponen tantas ganas, porque le ponen a otras cosas, y yo, como estoy con mi hermana Carmen, que se dedica más a un papel y yo a otro, yo me saco todo lo que me molesta y que ella hace mucho mejor, y yo me dedico a lo que realmente rindo.

 

luis-riu-hoteles-dueño-propietario-hijo-presidente-director

 

P: Para terminar con el Caribe, ¿lo de Nizuc se ha arreglado?

L. R.: Esa es historia es rocambolesca, o mexicana, para qué decirle una palabra tan rara: mexicana y punto. No es la primera crisis que vivimos ahí, es la tercera. Un dueño, el del hotel de al lado, que por lo que sea no le gusta, porque él quería comprar el solar él, y al final lo que no le sentó bien es que lo compráramos nosotros. Él es un señor muy poderoso, y en México, el poderoso es muy poderoso (Suspensión a Riu en Nizuc, noticias poco motivadoras: Inverotel).

 

P: El señor Cossío

L. R.: Sí Cossío, el de la Monumental, en México. Imagínate, los toros, que allí gusta mucho, y que el conoce a todo el mundo, a los políticos, a los gobernadores, a todo el mundo. Bueno, no le gustó que lo comprásemos. Él tiene al lado un hotel muy bonito, muy fino, y no le gusta que hagamos un hotel de 5 estrellas de los que hacemos siempre –como el Riu Palace Peninsula, como el Riu Caribe, como el Riu Cancún– y puso la maquinaria en marcha para fastidiar. Reformamos el proyecto, tuvimos que invertir mucho, y el otro día, el 18 de diciembre, la Semarnat ya nos aprobó. Aquí significa mucho, pero en México te pueden salir cosas raras por cualquier lado.

 

P: En México son la cadena extrajera más fuerte

L. R.: Es que nos gusta mucho México. Ahí imagínate que tenemos 18 hoteles, y nos han pasado cosas 3 veces. Si miras el promedio, tampoco está tan mal (risas). Son 3 verrugas en 18 cosas bellas. Además de que es un país que es muy rentable, da gusto trabajar con la gente ahí. Lo conocemos muchísimo, y es un goce trabajar en México. Cada equis tiempo viene algo, que si las envidias, que si no eres mexicano, pero bueno, hay que hacer callo. ¡Y aún que seguiremos!

 

P: ¿Dónde piensan hacer más?

L. R.: En Costa Mujeres. Compramos dos solares y seguiremos por ese lado (Riu, imparable en Cancún: abrirá mil cuartos más en Costa Mujeres).

 

P: ¿Y cuándo creen que estará listo?

L. R.: En abril 2016. Un año en hacerlo. Un año en hacerlo, después de que nos den todo. Planos y esto están todos hechos. El primero serán 750 cuartos, y aún nos quedan dos para hacer un Palace y un Sensimar, el de la marca Tui, que nos ha pedido uno de 300 cuartos.

También, lo que tenemos uno a puntito de empezar, y lo más seguro que cuando terminemos el de Nizuc, es el de Huatulco. Lo compramos hace 5 años a los de Fonatur, y lo que esperamos siempre es la famosa carretera desde Oaxaca hasta Huatulco, que nunca llega, que es lo del huevo y la gallina. El día que llegue la carretera empiezo y ellos dicen, empieza tú, y luego ya me pongo yo (Carmen Riu supedita desarrollar en Huatulco autopista a Oaxaca).

 

P: Pasando ahora a Sudamérica, donde no han hecho nada hasta la fecha, ¿se plantean Brasil o Cartagena?

L. R.: En Brasil no. Ni los clientes europeos ni mucho menos los americanos les apetece. Y no lo entiendo. Los americanos sí que lo entiendo, porque más de 6 horas en avión no lo soportan, tiene pocas vacaciones. Ellos sí lo entiendo, pero los europeos no lo entiendo. Un país con tanta fama como Brasil, música, caipirinha, color, fiesta, samba, y no les acaba de convencer. Ahí, hay que trabajar mucho por el mercado local. Fluxá, por ejemplo, que está, los Matutes… Nosotros, que estuvimos en management dos años, lo que vimos es que es mercado local. Yo prefiero más darle caña a los touroperadores para que les ofrezcas cosas interesantes.

Y en Cartagena, que es donde he estado, y parece que Fluxá quiere hacer algo, es muy bonito, la playa no es mucha cosa, pero también los americanos les tienen como miedo, con lo que pasó en el Hilton Cartagena hace muchos años, y les quedó como el miedo este de lo del terrorismo. De momento van muchos cruceros ¿Puede que lleguen? Puede, los canadienses son menos miedosos en estas cosas, puede que explote, pero aún está un poquitín verde.

 

P: ¿A nivel urbano, por ejemplo Bogotá?

L. R.: Ahí tengo un proyecto hecho: Riu Plaza de Bogotá. Y hay que subastarlo, porque resulta que al anterior dueño se lo expropiaron. En Bogotá nos gustaría mucho, mucho, es el tercer proyecto que he hecho y que al final no ha podido ser, y está muy bien situado, está al lado del hotel Sofitel. Ahora dicen que el alcalde ha cambiado, pero bueno ya veremos.

 

P: Panamá y Guadalajara, dentro de los urbanos que han abierto, se alejan al concepto de fueran capitales turísticas…

L. R.: En Panamá, cuando empezó, estuvo muy bien porque hacían falta muchos cuartos, pero después, han salido tantos hoteles después, empezando por el Hard Rock, y las mil habitaciones, y los precios han bajado muchísimo. Tú antes podías cobrar 140 dólares a la noche, pero ahora estás en 90. En Panamá nos han perdido los muchos cuartos que hemos hecho. En Guadalajara no. En Guadalajara, al no haberse hecho muchos más hoteles, nos va muy bien, y es el número uno de ahí. Ahí lo hicimos porque todas las compras que hacemos en México las hacíamos ahí, íbamos mucho para comprar, y vimos que faltaba un hotel bueno en condiciones, y lo hicimos ahí. Todos los constructores que tenemos vienen de ahí, y fue coser y cantar.

Ahora ya buscamos más turismo vacacional, no tanto business. En lo nuevo de Nueva York, si lo hiciéramos, algo en Londres, en París… Aunque Londres está carísimo, carísimo…

 

 

EUROPA

P: ¿Los siguientes destinos urbanos serían entonces Londres y París?

L. R.: Sí señor, sí ,si encontramos algo. Hoy mismo, el señor de Expansión lo que me traía es otro, con precios brutales: 2 millones de libras… ¡por habitación!, ¡inamortizable! Este es exagerado, pero hay de un millón, 1,1 millón de libras. No lo amortizas nunca.

 

P: ¿Y en España no abrirían urbanos?

L. R.: En España, hombre, nos gustaría Barcelona, pero entre lo que ha pasado con la Colau (La alcaldesa que ha impuesto una moratoria), pues no sé. Nosotros pujamos por el que se quedó don Amancio Ortega, el de Fluxá, el de Plaza Cataluña. Y al ver lo difícil para adjudicárnoslo, pensábamos ‘¿quien estará aquí detrás con este poder tan grande?’, y hasta que no apareció Amancio no dijimos: ‘Ah hombre’, con Amancio no se juega. Fue un contrincante, el peor, o mejor dicho, el mejor (Iberostar abrirá un hotel en el edificio top de Amancio Ortega en Barcelona).

 

P: En Canarias, ¿cómo está el tema del Oasis?

L. R.: Hace 20 días Carmen presentó el nuevo diseño, que modificamos. Se lo presentó al presidente Clavijo, y al alcalde de San Bartolomé, Marco Aurelio, y presidente del Cabildo de Gran Canaria. Lo vieron, les pareció bien, pero ya sabes que en Canarias hay un personaje que hay que tenerlo en cuenta siempre, y es el que nos lleva amargaditos tres años, y bueno, no sé yo cómo acabará esto. Por suerte, el hotel sigue rindiendo, lo bajamos de 5 a 4 estrellas, pero pensamos que ahí se podría hacer algo muchísimo mejor, no tocando una sola palmera, con menos alturas de la de sus compañeros…

 

P: Sobre la Ecotasa en Baleares, ¿qué opinión tienen?

L. R.: ¡Buah! El tema de la Ecotasa es lo mismo que ya pasó hace no sé cuántos años. Esta vez vendrá y no nos quedará otra. Más que hemos dicho que no era bueno, pero cuando no puedes, no puedes. El cliente no está a favor ¿Cuando durará? No lo sé, la otra vez duró un año y medio. Esta vez no lo sé, pero es bueno para los turistas que vean están penados con una tasa (Tui, preocupado por los daños que puede provocar la ecotasa de Baleares).

 

Luis-riu-guell

 

P: Siguiendo con temas políticos, aquí gran asunto es que no se ha hecho mucho para renovar esta zona de la Playa de Palma donde tienen sus oficinas…

L. R.: Nada, nada se ha hecho. Sólo lo que nos han dejado. Lo mejor que se ha hecho es darnos el 20% más de edificabilidad si transformamos las 3 estrellas en 4, o los 4 en 4 plus. Empezamos con el hotel San Francisco. El invierno pasado ya se hicieron 8 o 10 más, y para este invierno vendrán mas. Lo que me doy cuenta es que la flota de los hoteles aquí cada día está mejor. En poco tiempo podemos llegar a tener el 60% de los hoteles muy bien. Y estamos dando trabajo en invierno para las constructoras, los de servicios. Aquí hay un movimiento en invierno brutal gracias a esto. A pesar de no haber hecho nada en la zona, al menos, con lo que nos han dejado, sí que nos damos cuenta de que podemos subir precios y el cliente tiene más calidad, que estos hoteles de por aquí venían del 85, la última reforma. Así que muy bien, ojalá sigan con este tema porque ha incentivado que los empresarios se gasten el dinero a cambio de este regalito.

 

P: En Magaluf sí se ha podido hacer, ¿por qué allí sí?

L. R.: Magaluf no lo sigo tanto porque no es mi zona. Pero también han reactivado aquello. Pienso que hay que hacer eso, hay que reactivar, porque si no te quedas como la gente mayor, que no se mueve, en la cama, aletargado. Anda, haz cosas, ¡muévete! Y eso hace que la sangre fluya, y que estés vivo. Despierta y anda, y ellos lo han hecho muy bien, con lo del Nikki Beach, el Meliá Wave House… La gente busca cosas nuevas, si queremos gente más joven, hay que ofrecer cosas buenas, y no con las infraestructuras tan viejas ¿Que haría falta que mejorase el resto? Sí, pero cuando uno piensa que con la crisis que ha habido… pues dénos un caramelito, y lo haremos nosotros.

 

 

EL ‘MODELO RIU’ Y LA SUCESIÓN

P.: Carmen y usted tienen 3 hijos cada uno que ya trabajan aquí

L. R.: Sí, trabaja el hijo de Carmen, y las dos hijas, no. Yo tengo tres, de 24, 23 y 22, y aún estudian, pero que están a punto de caer, en un año y medio o dos. Ya aterrizan todos por aquí… Ahora uno se va a Inglaterra, otro en Francia y la niña en Madrid. Una trabaja en Mckinsey, otro se va a Londres con el BBVA, y el otro aún estudia en París. Lola Trian dejó ahora el Riu San Francisco para tomarse un año sabático (Una hija de Carmen Riu dirige el mítico y renovado hotel San Francisco de Playa de Palma).

 

P.: ¿Tienen ya un plan de sucesión definido?

L. R.: No, y en lo que estamos es en ello. Carmen trabaja mucho el tema ese, porque además es miembro del IEF (Instituto de Empresa Familiar), y allí aprende mucho, y está en eso. Hablamos con los consultores, porque es un tema que no será fácil. En nuestro caso, mi padre, con nosotros, dos, fue fácil, pero ahora, nosotros, con 3 cada uno, no será fácil, Se va complicando.

 

P.: Entonces, su visión del IEF…

L. R.: A Carmen le interesa mucho conocer qué es lo que otras familias hacen con la sucesión. Y qué mejor que estar con las empresas familiares para ver qué ha salido bien, qué ha fracasado… No es meterse en temas políticos, sino para captar qué hacen otras familias cuando les llega un momento parecido al que nos enfrentamos nosotros.

 

P.: Siempre han tenido estrategia de poca deuda

L. R.: Sí, sí. No hemos crecido más por no tener más deuda. A mí me fuerzan en que invierta más, y no es fácil. A mí me gusta invertir bien. Si me fuerzan, lo haré regular, pero lo que no me gustaría es llegar a lo de mal, porque es tirar el dinero. Si quieres ir a lo que está bien, no siempre tienes por qué estar falto en dinero.

Si uno quiere comprar una cadena, vale, es un paquete, que igual te vienen veinte hoteles, donde hay buenos, malos, muy malos… Yo prefiero ir más escogido, y no endeudarme tanto. Sólo me endeudaría si viera muchas cosas buenas, pero solo para que se diga que este se ha comprado 20 hoteles de golpe, no es la filosofía nuestra. No es crecer por crecer.

Lo que me acuerdo es que hace 20 años, se hablaba mucho de que lo importante era crecer, y el número, cien hoteles, 120… y yo pensaba entonces, si compráramos varios hoteles aquí, en el Arenal, de los pequeñitos de 20 habitaciones… si contarían como un hotel, no es crecer por estar en la lista de los top, es crecer bien, y que lo que tengas sea sólido, no cositas que no te den.

Aunque hay cosas carísimas, como lo de Nueva York, o si algún día queremos en Londres. Preferimos guardar por si algún día viene una cosa dura, como lo de Nueva York, que por ejemplo se va a ir a los 350 millones, y 350 millones, hay que tenerlos, así que mejor no malgastarlo en tonterías, y lo tengas por si algún día sale algo interesante, en Londres, por ejemplo, pues poder. Mejor menos cosas, y buenas.

A mí de joven me gustaba mucho la música. Vendía 6 discos viejos para comprarme uno nuevo, pero el nuevo que era el que realmente me daba placer y no los otros. En los hoteles es quítate todo lo que no te dé mucha vida, y ves realmente a lo que dé.

 

luis-riu-hoteles-dueño-propietario-hijo-presidente-director-3

 

P.: Pudiendo vivir sin trabajar, ¿qué es lo que le mueve del trabajo?

L. R.: Crear. Crear. A mí lo que me apasiona es crear. Por eso me gusta tanto la construcción, los proyectos nuevos, buscar cosas por allí. Es lo que me da fuerza para superar cada día las crisis estas, las del Oasis, las de Cossío. Es lógico que no salga todo bien siempre, que haya tropezones. Pero aunque los tengas, luego ver el de Nueva York, ver el edificio viejo, que lo tiramos, hicimos el hoyo, y que, dentro de nada, se abra, entonces dices, bien, he sufrido mucho, porque en Nueva York, con los inspectores, los permisos y todo eso, pero te queda siempre el gustito de que has hecho algo, y que se va a quedar allí, y que tú has sido miembro del esfuerzo para llevarlo a cabo. Eso es lo que me motiva más. Buscar sitios nuevos, crearlos, y abrirlos. Y ahora hay una cosa que me gusta aún más: reformar. Antes no me gustaba, antes no sabía qué hacer, y siempre salías con el mal gusto en la boca de que no me ha gustado mucho esto. En cambio, ahora las hago súper fuertes. Mejoras algo que ya tiene cosas buenas, y para mejorarlo hay que darle duro, es cirugía pura y dura, no maquillaje. Y esto me emociona mucho, porque de un producto obsoleto, lo cambias a algo que vuelve a estar en boga en las portadas de la revistas.

 

P.: A diferencia del resto de grandes, que viven con más aviones y barcos, ustedes han sido extremadamente austeros.

L. R.: Sí, yo siempre digo, que cuando no pueda, sí me compraré un avión privado. Si no pudiese moverme, me compraría uno, pero hoy día, con los 55 años que tengo, me veo fuerte. Si un pasaje en business te cuesta 3.500 euros y en tu avión te sale por 60, 70.000 euros… Tampoco no es para tanto. Sí, son colas, los retrasos, que te cacheen… Lo dejaré para cuando no pueda, pero ahora que me veo con fuerza. Si estoy mayor y no puedo, vale, pero ahora me veo con fuerzas como para no darle a la empresa un gasto para este. Si tampoco está tan mal, si no hay retrasos no está mal viajar así. Cuando te enredan es cuando pierdes las conexiones, no sabes si llegarás…

 

P.: Han salido salido a su padre, que se reconocía aburrido porque no sabía hablar de otra cosa que de hoteles.

L. R.: Sííí, siempre, todo era trabajo. Cuando eres niño no te interesa pero va calando. Y hay días que empiezas a entender aquello que te decían. En nuestra familia nunca han tenido varias casas, ni un barco, muchos coches… Pero sí mucho trabajo, porque lo pasamos bien aquí, entonces, si te lo pasas bien, tampoco hay que buscar mucho más.


País

Sector

Acepto la política de protección de datos - Ver

Comentarios

Ordenar:   nuevos | antiguos | más valorados

Luis.como un componente de tu plantilla de 30 años te felicito en mi nombre por la labor que vienen haciendo desde tus abuelos.tus padres y ahora vosotros .os deseo de corazón que tengáis mucha suerte en próximas inauguraciones y proyecto.yo por desgracia .ya no soy de vuestra plantilla con dolor de mi alma.pero no me arrepiento nunca de haber pertenecido a riu.Mucha suerte.

No e tenido el plaser de conoserlo. Pero es una enpresa muy buena yo si k e trabajado con ustedes y espero seguir asiendolo sino es en una en otra trabaje en riu vista mar. riu waikiki. Y riu palmera. Mencanto avese un poko de abuso entre las misma sugobernatas. Con las camareras pero bueno ay gusto para todo. Y esto de estsr cambisndo cada momento alas gobernanta te asen perder la pasiencia. Porq estado esperando los 4mese. Fuera para volver a entrar denuevo. Y ya yebo para 7mese esperando k meyamen y nada del mismo hotel. Porno buscar en otro sitio me e kedado ala espera eso no deveria de ser asi. Porq lo k ase las gobenanta nueva cuando entr. Otro hotel traerse alas niña k a ella lescombienen y dejan fuera lad k tenian k volver a entrar somo trabajadoras iguales lo veo na descrimnacion por su parte. Pero su parte don luis su trabjo muy bueno muy contenta pero yamemen porfa k nesecio tbj. Un sludo

Seguro que sí, Inmaculada. Y Cristina, ¿usted en que idioma escribe?

año 1975 después pase al al nuevo san francisco con los mejores jefe d luis y dñ pili riu conisi asus dos hijos carmelita y luisito oy d luis riu y carmen muy contenta de aber trabajando en la empresa riu

ME A GUSTADO MUCHO SU ENTREVISTA.TRABAJO HACE 24 AÑOS EN RIU Y SIEMPRE LO HE VISTO UNA PERSONA NOBLE Y SENSILLA.FELICIDADES.

Trabajo en sus Hoteles Riu en México, y me siento feliz de pertenecer a esta empresa familiar y lo felicito por su entrevista
y su sencillez y agradezco por todo el trabajo que ofrece y oportunidades de crecimiento en los destinos donde hay un Riu.

Nuevamente felicidades.

COMO PERSONAL DE HOTEL RIU, ME SIENTO SUMAMENTE SATISFECHO Y LA MAS ENHORABUENA POR LA BUENISIMA GESTION DE LA EMPRESA EN SU CONJUNTO. AGRADECIDO ENORMENTEMENTE DE PODER PERTENECER A ESTA GRAN EMPRESA Y FAMILIA RIU. ESTOY A SU TOTAL DISPOSICION.
FELICIDADES.

Sr. Riu Tengo 30 años en el negocios del turismo en mexico actualmente radico en cancun y he visto desde un inicio el crecimiento de RIU hoteles y los felicito pero por que no han incurcionado en el area de clubes vacacionales como programa de laeltad y viejero frecuente de su marcaen 23 años q me he dedicado a vta y mkt de clubes vacaciones es un mercado de mas de 15 millones de familias

Sr. Riu Tengo 30 años en el negocios del turismo en mexico actualmente radico en cancun y he visto desde un inicio el crecimiento de RIU hoteles y los felicito pero por que no han incurcionado en el area de clubes vacacionales como programa de laeltad y viejero frecuente de su marcaen 23 años q me he dedicado a vta y mkt de clubes vacaciones es un mercado de mas de 15 millones de familias, me gustaria tener una entrevista con usted para presentarle un plan de trabajo sano, no agresivo y con excelente crecimiento y puro

ME GUSTARIA COMVERSAR CON USTED SOY EL OFICIAL DE SEGURIDA DEL RIU PALACE COSTA RICA PARA NO DETALLARLE TANTO PORESTE MEDIO MI MOTIVO DE SOLICITUD

Buenas tardes

Es urgente pueda platicar con el dueño del Riu del caribe en cancun
Por anomalías que no quisiera mencionar por este medio.

Le aseguró que es de suma importancia y que tiene que ver con el hotel arriba mencionado.

Saludos cordiales

Desde la apertura de este hotel en el 2012 que me hice presente, siempre tuve un buen concepto en las repetidas ocasiones que los visite, siempre dando buenas recomendaciones y catalogandolo como el mejor todo incluido del país. Sin embargo durante esta estadía que aún no concluye nos paso algo totalmente imperdonable… nos robaron… así insinuen lo contrario los encargados de recepción y de limpieza. Para desgracia de mi pareja su cadena de oro presento un nudo y encima de la cama se la quito para quitarlo, para lo cual tuvo que sacarle los dijes que tenia y para mala suerte se le olvido colocar uno y lo dejo sobre la cama. Para sorpresa nuestra nos dimos cuenta una hora después y ya habian hecho la habitación para nuestra desgracia… y adivinen el dije de oro desapareció… se llama a la de aseo y esta llama a su supervisora y externan que practicamente lo sucedido no es cierto. Obviamente el dije no aparecio, se hablo a recepcion y en un papel en blanco nos hicieron hacer la queja y de ahi no paso nada más. Para nosotros obviamente dimos por perdido el objeto con todo el dolor del alma pq se lo regale para nuestro quinto aniversario. En síntesis vemos que definitivamente al ser nacionales no toman en serio las denuncias y al descaro nos robaron. De ese hotel lo único que puedo rescatar durante estos 5 años son Allan y Guiselle del área de bares lo mejor de ese hotel.
Por esto si vuelven a preguntarme cual es el mejor hotel ya el Riu Palace no será la respuesta por mucho y si puedo más bien informaré que no es confiable. Hago el comemtario para que los nuevos visitantes sepan claramente lo que va a suceder y la ineficiente respuesta por parte de los gerentes y personal del hotel.

Si supiera que esto se arreglaría pondría un buen comentario pero como al final nunca se arregla porque no dejan pasar al principal los mensajes que escribimos pues prefiero dejarlo así y algún día puede que llegue a oídos de Luis Riu porque en este hotel mucho jefe solo ven dinero dinero dinero nosotros vemos clientes que hay que atender con el mayor cariño el mayor respeto la mejor atención que uno puede y nuestra buena sonrisa qué es gratis

La primera vez que nos vimos, en el Palmeras, te pregunté por quien te había regalado el título de economista, pues se me hacía difícil creer que alguien con dinero tuviese que dar golpe para conseguir un título universitario. Me hiciste ver que no era tu caso, lo que comprendí al conocer a tus padres y su capacidad de esfuerzo. Unos reyes, viviendo junto al Stella mientras terminábamos el Ventura y el Maxorata, tu madre le regaló a mi hijo una piedra, que “grillaba” como decía él, y no recuerdo que haya disfrutado tanto de un regalo. Tu madre me encargó una copia cuando escribiese un libro. En ello ando. Sobre todo porque en dicho libro, película o serie para televisión, el hotel Tres Islas es protagonista, tanto por su figura como por su contenido, ya que tuve oportunidad de conocerlo bastante a fondo. No se si fue la última vez que nos vimos que me regalaste una cinta de jazz, eso tras disfrutar poniendo música con motivo de la inauguración del hotel. Se acabó mi contrato y ya no nos volvimos a ver. Entonces tenía 28 años y tú 25. Pasaron 30 años y mucha vida desde entonces. Mis dos hijos son algo mayores que los tuyos. Ellos ya son independientes, y felices. Me alegro enormemente de poder estar escribiéndote estas letras que no se si leerás, tú o alguna de las personas mencionadas. De ser así, aprovecho la ocasión para enviarte un fuerte abrazo, que hoy por hoy ocupe el lugar del libro que todavía no he finalizado.