fin de semana de análisis en reportur

El ‘postfordismo’ como respuesta de los hoteleros a Airbnb

Las grandes capitales turísticas del mundo reducen a Airbnb
Airbnb y HomeAway pagarán impuesto de hospedaje en CDMX
Airbnb: problemas y amenazas más allá de la industria hotelera

M. R. | 11 de marzo de 2017 Deja un comentario


TEMAS RELACIONADOS:


airbnb-agencias-de-viajes

Como evolución de lo conocido como el fordismo, que es el concepto con el que se conoce al periodo que el fabricante de automóviles implantó de producción en masa de un producto sin diferenciar, lo que se ha venido a llamar como posfordismo se refiere a una nueva era de especialización en los productos con mayor personalización, como desgrana esta sección Fin de semana de análisis en REPORTUR.

Los expertos turístico consultados creen que el auge de Airbnb se ha debido a que sobre todo el producto hotelero vacacional apenas presenta diferencias de un establecimiento a otro, más allá de sus estándares de calidad, y al buscar el turista un producto nuevo y más experiencial, ha ido decantándose por probar el alquiler vacacional.

Esta hipótesis sirve también para explicar el proceso que desde hace tiempo vienen siguiendo las cadenas hoteleras más innovadoras de dotar de mayor conceptualización a sus productos, con los casos más claros de Meliá y su línea ME para un cliente más ‘cool’ y sofisticado.

La cadena de los Escarrer ha sido la que más ha acentuado esta reconversión, y otro ejemplo de esta vocación se encuentra en su Katmandú Park de Calviá, en Mallorca (España), que es un hotel totalmente especializado en la diversión de los niños y en el turismo familiar.

También en las Baleares hay otro ejemplos de hoteles-experiencia como el de The Pirates en Santa Ponça o más recientemente el de Joan Miró en Génova, muy cerca del museo del pintor, sin olvidar el enfoque de una pujante cadena como la de SOM Hotels, que busca aplicar la conceptualización en casi todos sus establecimientos ofreciendo una experiencia con mayor vínculo con la cultura local.

En Ibiza, el ejemplo más claro de producto hotelero de éxito al diferenciarse ha sido el de Ushuaïa, centrado en el cliente más joven y aficionado a la fiesta, como también en Magaluf cabría citar al BH del empresario de ocio nocturno Bartolomé Cursach, dueño de las principales discotecas de Mallorca.

Del lado de los touroperadores también cabe destacar las apuestas de los dos gigantes europeos. Tui, de su lado, está implantando el concepto Splash, que incluye a parques acuáticos dentro de sus resorts, mientras Thomas Cook está potenciando la línea Casa Cook, diferenciada del producto vacacional más estandarizado.

Los emisores explotan así su mejor conocimiento y mayor cercanía al cliente para poder ofrecerle un producto más cercano a sus preferencias. Hasta ahora, la hotelería vacacional había dado el paso de segmentarse en tipo de cliente, aunque sin apenas variar el concepto e infraestructura del establecimiento, sino simplemente concentrando la clientela en el producto de siempre. Así, una respuesta a Airbnb y a mejorar el tipo de turista puede pasar por lo conocido como posfordismo o mayor personalización del producto y del concepto.


País

Sector

Acepto la política de protección de datos - Ver

Comentarios (0) Deja un comentario

Escribe tu comentario