fin de semana de análisis en reportur

Los cracks del deporte coinciden en hacerse también hoteleros

Banqueros y billionarios se atragantan como hoteleros

A. Bulla/M. Llibre | 12 de agosto de 2017 Deja un comentario


TEMAS RELACIONADOS:


El irrepetible duelo entre Leo Messi y Cristiano Ronaldo ha traído una era dorada al futbol español con sus dos equipos más señeros, el Real Madrid y el Barcelona, copando estos años los principales títulos internacionales, mientras sus millonarios astros han coincidido en estar bajo la lupa de Hacienda y también en elegir el sector hotelero para sus inversiones, como desgrana esta sección Fin de semana de análisis en REPORTUR.

Los dos fenómenos del balón se han unido a otros futbolistas que anteriormente ya decidieron invertir en hoteles, pero también a un crack del deporte sin parangón como Rafa Nadal, el primer tenista de todos los tiempos en ganar diez veces el mismo Grand Slam, tras su histórico triunfo este junio en la arcilla de Roland Garros de París, confirmándole aún más como el mejor deportista que ha dado nunca España.

Este momento histórico que vive el deporte español, con sus figuras y clubes en lo más alto, coincide con la también época récord que registra el turismo en nuestras fronteras, desencadenada hace un lustro con la primavera Árabe que sacó del mercado a los competidores turísticos del Magreb y que se ha acrecentado con el hundimiento en el campo urbano de capitales como París y Londres a raíz del terrorismo yihadista.

Rafa Nadal, Cristiano Ronaldo o Leo Messi han elegido la hotelería como el Sector donde centrar una parte importante de su patrimonio, y en algunos casos con miras a dedicarse con algo más de tiempo una vez vean terminadas sus carreras, que en principio deberían estar ya por edad en el inicio de su ocaso pero que estos titanes están demostrando una vez más su capacidad para seguir desafiando a la naturaleza.

RAZONES. Los elevados componentes de glamour y la rentabilidad que generan los hoteles, son algunas de las razones que están detrás de las millonarias inversiones de Leo Messi y Cristiano Ronaldo en activos hoteleros, según analistas consultados por Preferente.

“Creo que los hoteles tienen un elemento de distinción o glamour que no tienen otro tipo de activos inmobiliarios, además de que generan siempre notoriedad para el comprador, si son buenos hoteles en buenas ubicaciones”, asegura Jorge Ruiz, National Director Hotels de CBRE.

Para Bruno Hallé, socio director de Magma Hospitality Consulting, Messi y Ronaldo se han interesado por establecimientos con un elevado “componente de glamour, de fiesta y de noche, que cuentan además con los llamados Rooftops o azoteas con piscinas, zona de copas, etc. Son hoteles de diseño, de tendencia, que es lo que también gusta”.

La rentabilidad económica de los activos hoteleros es otra de las razones por las que este tipo de inversores se sienten atraídos por éstos. “Hoy por hoy, la rentabilidad que te pueden dar los fondos no inmobiliarios está alrededor del 2% y el 3%, mientras que la rentabilidad del sector hotelero está entre un 5 % o 5,5%, en función de donde estén situados”, asegura Hallé.

Las inversiones realizadas por estos astros del fútbol van de la mano de prestigiosas cadenas hoteleras como Pestana, en el caso de CR7, y Majestic en el caso de Messi, las cuales gestionarán los activos. “Lo van a dejar en manos de profesionales. Otra cosa es que tuviésemos gente fuera del sector gestionando los hoteles”, asegura Hallé, refiriéndose que son operaciones que recibe de buen agrado el sector.

rafa-nadal-cristiano-ronaldo-messi

RESILENCIA. Para Inmaculada Ranera, directora general de Christie & Co España y Portugal, las inversiones de Messi y Ronaldo, así como las de otros deportistas, en el sector hotelero, “son un síntoma del que el sector hotelero es muy resiliente en España, que ha superado bien la crisis, y que se va recuperando de forma muy positiva”.

Asimismo, explica que “ese interés por las figuras del deporte en invertir parte de su dinero en el sector hotelero, al que consideran un sector que les da la rentabilidad esperada, era algo que ya sucedía antes de la crisis y nos alegramos de volver a ver este fenómeno”.

Con Ranera coincide Diego Navarro, senior manager en el área de Deal Advisory de KPMG en España, quien asegura que son inversiones que se han venido haciendo los últimos 20 años, pues “tradicionalmente los futbolistas siempre han tenido, dentro de su estrategia de inversión, una parte de su patrimonio destinada  al inmobiliario”.

Navarro también pone el acento en la buena racha del sector turístico en España, que motiva, en parte, este tipo de inversiones. “El crecimiento de todos los indicadores que afectan al turismo y la obvia mejora de los resultados de prácticamente todas las cadenas hoteleras hacen evidente que se diversifique la cartera inmobiliaria hacia el sector hotelero”.

Finalmente, asegura que contar con la imagen de un deportista de élite en el negocio hotelero, podría ser un buen gancho para publicitar la marca. “Alguna cadena, con buen criterio, al hacer partícipe al deportista del negocio hotelero, lo utiliza como estrategia de marketing para potenciar su imagen de marca a nivel mundial”.

Precisamente, con el gancho de la marca intentó el PSG el pasado verano seducir al futbolista culé Neymar, y el dueño del equipo, el jeque qatarí  Nasser Al-Khelaif, le propuso ponerle su nombre a su nueva cadena de hoteles del empresario del Golfo, además de un porcentaje de ganancias de los inmuebles.

OTROS CASOS. Además de Messi y Cristiano, otros jugadores del Real Madrid y Barcelona ultiman crear una socimi que cotice en Bolsa y que invierta en hoteles, y que está siendo lanzada por el grupo financiero Solventis, que no sólo estará formada por estrellas actuales de la Liga, sino también por futbolistas de competiciones extranjeras, tenistas o deportistas retirados.

De entre otros ex futbolistas con incursiones hoteleras cabe citar el proyecto Bahía Tropical de Almuñécar que cuenta como accionistas a Luis Enrique, Amavisca, Aguilera, Roberto Ríos, Abelardo o Caminero, o al Villaitana de la costa levantina donde participaron Emilio Butragueño, Míchel, Manu Sarabia, Martín Vázquez, Jorge Martínez Aspar o Emilio Sánchez Vicario, además del periodista Matías Prats, el torero Vicente Barrera y el empresario Emilio Aragón.

Un ejemplo más destacado es el del exfutbolista granadino del Atlético Javier Martin, que es el dueño de la cadena Urban Dreams, que ya suma un hotel en Granada y otro en Torrox, emplazamientos que tienen a jugadores de elite como hoteleros y se suman a Lisboa y Madeira a los Pestana CR7, que busca abrir en Madrid, Ibiza y Nueva York, y Sitges con Messi, además de Cozumel, donde el actual seleccionador español, Julen Lopetegui, es socio junto a Nadal de un hotel que explota AMResorts.

 

Un hotel en el Bernabéu

Ante la proyección turística inigualable que el fútbol aporta a España, el Real Madrid ha querido aprovechar la espectacular reforma de su estadio para hacer un hotel en el nuevo Santiago Bernabéu, un proyecto que ya ha sido aprobado por el Ayuntamiento y que se prevé que esté listo en unos tres años. Sus lujosas instalaciones estarán integradas en el templo blanco, pero no albergará muchas habitaciones. Además, tendrá una terraza en el lateral del Paseo de la Castellana, acceso al tour del Bernabéu y, desde algunas estancias, vistas al terreno de juego.

 

Los grandes, con Nadal

Rafa Nadal demostró desde joven su vocación de hotelero y su última inversión ha sido en Cala Millor, en un hotel que gestiona Iberostar, que se suma a sus dos hoteles en México, en la isla de Cozumel, junto a Cancún, que opera la cadena estadounidense AMResorts, que lidera Alex Zozaya y quien es muy amigo del padre del tenista, Sebastián Nadal.

La relación de Rafa Nadal y los grandes hoteleros españoles y mallorquines es muy estrecha, pues además de con Iberostar —que patrocina la gorra de su entrenador y tío Toni—, también ha colaborado con con el Grupo Piñero promocionando sus villas en La Romana, con el Grupo Barceló como blogero y “Viajero Barceló”.

También está aliado a Abel Matutes hijo, con quien es socio en restaurantes y edificios, además de compartir jornadas de golf con Gabriel Escarrer, y conferencias solidarias con Amuda Goueli. Tanto Escarrer como los Barceló han llegado a desplazarse para verle jugar, como en Sevilla para su primera Copa Davis, mientras con los Fluxá mantiene una excelente sintonía.


País

Sector

Acepto la política de protección de datos - Ver

Comentarios (0) Deja un comentario

Escribe tu comentario