fin de semana de análisis en reportur

La industria turística ve incertidumbres para el 2018

El terrorismo islámico pone como objetivo al turismo vacacional
Las agencias en línea no temen a ciberataques como el WannaCry

M. Ramos | 19 de agosto de 2017 2 comentarios


TEMAS RELACIONADOS:


EYE-Banner-640x150

El director general de Palladium Hotel Group, Abel Matutes Prats, fue el primero del Sector en referirse durante la pasada Fitur a una serie de incertidumbres en el sector turístico que atenazarían de cara a 2018, todo lo contrario a lo que está siendo este 2017, como desgrana esta sección Fin de semana de análisis en REPORTUR.

Matutes apuntó entonces que  2018 “ahora mismo presenta una serie de incertidumbres para el turismo”, y entre estas inquietudes citó en concreto el Brexit, pero a ellas se les han unido otras como el terrorismo creciente en toda Europa así como la ofensiva de los hackers con sus ciberataques.

España y el Caribevive estos días los momentos más gloriosos de su historia turística, con un lleno récord en casi todos sus alojamientos y a unos precios desorbitados, aunque ello tiene otra cara que son las mayores dificultades para fidelizar ya que el viajero se encuentra ante bajada de la calidad derivada de la saturación inevitable de los destinos.

El ‘boom’ que registra España ahora es fruto de haberse alineado los planetas con el desplome de casi todos sus competidores vacacionales en el Mediterráneo con la sensación instalada de inseguridad en el Magreb, a lo que se ha unido que los rivales urbanos europeos también sufren enormes desplomes a causa de la sucesión de atentados en París o Londres.

Las ciudades y las playas españolas están llenas como nunca, pero eso también las pone más en la mira del terrorismo yihadismo, cuyas intenciones sobre el país han quedado claras con las últimas detenciones en Madrid y Melilla, donde han descubierto documentación para perpetrar atentados inminentes en lugares icónicos, además de por supuesto del reciente atentado en Barcelona.

POLÍTICAS. Pero Matutes junior centró su motivación para ser pesimista en el contexto político, en unos augurios que sorprendieron y que recordaron a los que también sombraron de Juan Roig en 2011, con su célebre frase de que ese año tenía “una cosa buena: será mejor que 2012”, y el tiempo le doy claramente la razón.

El delfín de Palladium citó al Brexit, cuya ejecución está planteando muchas incertidumbres por el modo de acometerla, lo que a su vez conlleva un marco de inestabilidad que no favorece la confianza económica en un mercado que es el que más turistas envía hacia España.

El terremoto en el orden mundial que está suponiendo el tono radical de Donald Trump emerge también como un foco de incertidumbre con un claro impacto para el Turismo, como su consentido veto sobre Qatar o como con el aborto del desembarco en Cuba de las cadenas estadounidenses.

El proteccionismo de Trump crea temor en los hoteleros españoles con presencia en el Caribe, pues se teme que quiera estimular a sus compatriotas a vacacionar en su país, en Florida por ejemplo, y que se pueda incluso un impuesto para quien lo hiciera en el exterior, en un momento en el que los resorts caribeños ya notan una bajada de clientes estadounidenses.

ESPAÑA. En España el panorama a medio plazo no es más halagüeño, pues se aventura una fuerte inestabilidad en los próximos años de legislatura, tras la victoria de Pedro Sánchez en las primarias del PSOE, y su inclinación a hacer seguidismo de Podemos y poner en cuestión cada medida del Gobierno con tal de ganarse a la extrema izquierda.

Mariano Rajoy quedará así sin apenas margen para implantar nuevas reformas estructurales que permitieran prolongar y acentuar el crecimiento económico de los últimos años, en los que tuvo que ver también el endeudamiento y deficit permitido a España, así como la fuerte bajada del petróleo.

El actual ejecutivo está dando síntomas de decepción al Sector por su falta de iniciativa y ritmo para acometer las medidas que demanda la industria, cuya prioridad han dejado claro por activa y por pasiva que pasa porque desde las instituciones se fije un modelo, el de la calidad frente a la calidad, sobre el cuál hacer girar todas las políticas.

El Gobierno ha tomado nota de ello y ha preferido usar el eufemismo de ‘turista cosmopolita’ como eufemismo, pero hasta ahora las medidas adoptadas han sido tremendamente tímidas y las promesas no han ido acompañadas de hechos en lo que se refiere a la regulación de la oferta ilegal que canaliza Airbnb.

DESMADRE. El modelo turístico español da este verano más muestras que nunca de dirigirse hacia el camino equivocado, con multitud de vídeos en internet de peleas callejeras en los principales destinos del país, con enromes borracheras y desfases, con un comportamiento incívico como seña, ante las aceras repletas de jóvenes sin camiseta.

El alquiler turístico está disparado ante la falta de regulación de las autoridades, lo que está provocando todo ello a que la turismofobia esté en máximos, hasta el punto de que por ejemplo en Barcelona eso ya se haya convertido en la primera preocupación ciudadana por encima incluso del paro, cuando hace tres años el asunto apenas ni aparecía entre los rankings.

Los residentes están padeciendo enormemente los precios desorbitados en los que se han situado los alquileres en las localidades más turísticas, teniendo más munición que el lleno para oponerse al Turismo, con el terrible efecto para la satisfacción del viajero y sus posibilidades de repetir.

La falta de modelo y de rumbo para la industria es responsabilidad por encima de todo del Gobierno del PP, que lleva desde 2011 en el poder y que su labor turística está siendo un despropósito, pero también la industria tiene su gran parte de culpa por no saber organizarse ni tener un lobby fuerte que haga ver a las autoridades las medidas imprescindibles, y que logre convencerles para que las apliquen, así como con toda la ciudadanía.

SOBRECALENTADO. Todo este panorama ha llevado a que los inversores extranjeros que hace dos años estaban dispuestos a todo con tal de comprar hoteles ahora cada vez más abunden los casos en los que creen que los precios están ahora demasiado por encima de su valor real, con los propietarios subiéndose demasiado arriba de la parra.

Los grandes grupos turísticos están esperando su momento para ampliar su presencia en el vacacional español, pero también están dando prioridad a expandirse en destinos lejanos donde además los destinos tengan buen tiempo todos los días del año y donde la temporada no se concentre en un tercio de los doce meses.

La falta de planes para remodelar destinos, ampliarlos y subir su calidad está sentando las bases para una fuga inversora hacia otros puntos con mejores perspectivas y apoyos gubernamentales, además de un desvío de turistas a poco que se estabilice la inestabilidad en el Magreb y los competidores retornen al mercado con precios de derribo y productos nuevos.

“La inestabilidad política y económica que ha reinado en las naciones al norte del continente vecino ha jugado a nuestro favor esta última década, sin embargo, se espera que la situación se regularice en los próximos años impactando de modo negativo sobre nuestra economía”, declara César Chiva, profesor de la Facultad de Turismo y Comercio en la Universidad Complutense de Madrid.

INSEGURIDAD. Pero el gran riesgo que amenaza al Sector de cara al año que viene es la vulnerabilidad que presentan los tiempos actuales, donde las guerras se han trasladado de los campos definidos entre militares hasta las calles con civiles como objetivo, y con unas rutinas totalmente dependientes de la tecnología, los ordenadores y los móviles.

El pasado 15 de mayo un ciberataque mundial evidenciaba esta vulnerabilidad, con el virus WannaCry afectando a miles de multinacionales y empresas de forma coordinada, después de que en los últimos tiempos se hayan ido sucediendo extorsiones a empresas turísticas que han preferido silenciarlo.

El último gigante en sufrir un golpe informático fue British Airways, hasta el punto que tuvo que paralizar todos sus vuelos durante casi dos días, aunque la versión oficial apuntara a un fallo eléctrico que afectó a la tecnología estructural de la aerolínea hermana de Iberia.

El terrorismo de hoy tiene en el mundo cibernético un campo de actuación y otro en las aceras de las calles más concurridas de Occidente, con el fin de generar pánico y alterar las rutinas de los ciudadanos, de modo que este cóctel sirve para que enfatizar la fragilidad de la bonanza turística actual y la necesidad apremiante que desde las autoridades empiecen a tomar al menos alguna medida de calado para poner las bases de un futuro más sostenible para los intereses generales del país.

LIQUIDEZ. Las grandes cadenas vacacionales, no obstante, afrontan un bendito problema de exceso de liquidez tras el encadenamiento de años de bonanza y récords turísticos, siendo los más claros ejemplos de ello las millonarias inversiones de Riu para acometer la mayor compra hotelera de la historia de Madrid, o la de Lopesan entrando en una constructora de las seis grandes como Sacyr.

La consejera delegada de la cadena hotelera Riu, Carmen Riu, manifestó que la reciente adquisición del Edificio España no sabe si ha sido “un acto de confianza o de locura”,

al decidir invertir entre 380 y 400 millones de euros en la compra y reforma para instalar el primer hotel en España de su línea urbana, gracias a ser la cadena española más rentable y una de las mayores del mundo también en beneficios.

Gracias a apenas estar endeudada Riu también está acometiendo desde el último lustro una ambiciosa expansión mundial con fortísimas inversiones que arrancaron desde que compró un terreno en Times Square para desembarcar en Nueva York, que les siguieron sus proyectos en Mauricio, Sri Lanka, Maldivas o Dubai.

Otras grandes cadenas están obteniendo liquidez de vender sus inmuebles pero mantener las gestiones de los hoteles para así financiar tanto sus expansiones como su entrada en otros sectores, caso de Lopesan, que ha sorprendido por invertir 30 millones para entrar en Sacyr con el 2,4 por ciento de su capital, a fin de diversificar siguiendo lo que ya hizo a una escala mucho menor apoyando el proyecto periodístico de El Español.

Otro que ha recibido una enorme suma de liquidez ha sido Iberostar, tras la venta por 550 millones de su paquete en ACS, con cuyos fondos prevé ampliar su presencia en Cuba, mientras otras cadenas como Meliá o Barceló han decidido destinar lo recabado en estos años de bonanza a reducir deuda, acelerar sus expansiones, y sobre todo a renovar sus hoteles, que hoy día se colocan entre los más punteros allá donde están.


País

Sector

Acepto la política de protección de datos - Ver

Comentarios (2) Deja un comentario

  1. El paisa dice:
    20 de septiembre de 2017 a las 15:25

    Fonatur y catastro de municipio de Loreto BCS. Se unen para despojar a propietarios del predio particular en la marina de puerto Escondido Loreto. 799 has. En litigio y con el certificado de libertad de gravamen——— predio conocido con el nombre de chuenque tripui. No existe la certeza legal para ese desarrollo de BCS. Corrupción e impunidad en tierras de loreto




    0



    0
  2. DESARROLLADOR dice:
    26 de septiembre de 2017 a las 20:39

    NO SE INVRTIRA EN LORETO SI NO EXISTE CERTEZA JURIDICA POR PARTE DE FONATUR EN PREDIO QUE MENCIONAN EN LA MENTADA MARINA DE PUERTO ESCONDIDO BC




    0



    0

Escribe tu comentario