fin de semana de análisis en reportur

Se acerca una mega OTA que incluya la oferta de Airbnb

La última hora transforma el revenue management
La fórmula de las OTAs para aún más dominio: vender experiencias
Dos hoteleras que no quieren saber nada de las agencias online
Batallando a Booking y Expedia: las OTAs crean grupos verticales
El creciente oligopolio lleva a las OTAs latinas a ponerse a la venta

Pedro José Cacho | 4 de noviembre de 2017 Deja un comentario


TEMAS RELACIONADOS:


airbnb-agencias-de-viajes

Ha sido sorpresivamente Joon, la low cost de Air France, la que ha nacido con la novedad de que se ha aliado a Airbnb a través de su portal Experiences, así como a otras OTAs como Waynabox o Travelcar, marcando un camino en la industria que parece irreversible de ‘proveedor-agencia online’ que incluye en su oferta a las viviendas, como desgrana esta sección Fin de semana de análisis en REPORTUR.

Joon ha sido pionera en incluir la oferta de alojamiento de Airbnb en su faceta de OTA, adelantándose a lo esperado por el sector, de una mega agencia online o consolidador que incluya alguno de los servicios turísticos y de transporte que impulsa la mal llamada economía colaborativa.

La irrupción de Uber parece imparable también en los destinos turísticos, pese a las resistencias de taxistas en lugares tan dispares pero tan conocidos como Cancún y Londres, ya que los viajeros los prefieren cada vez más en lugar del transporte tradicional del taxi.

Airbnb para el alojamiento, Uber para el transporte, y guías aficionados conforman un triunvirato nacido al calor de los ecosistemas digitales impulsados por los ‘smartphones’ que están ya plenamente presentes en la rutina de millones de turistas pero que hasta ahora ninguna gran agencia ha agrupado.

Precisamente, las únicas en querer agregar todas las posibilidades de consumo que permite y obliga un viaje han sido las tres grandes agencias que están afianzándose como gigantes globales: Booking.com, Expedia y la citada Airbnb, también potenciando sus productos de experiencias además de los restaurantes.

La informalidad que es una realidad en el alojamiento aún no tiene la misma cuota en los transfers desde el aeropuerto ni en las excursiones, pero ambas actividades demuestran bastante potencial de convertirse en las siguientes víctimas de negocios que aprovechan los huecos legislativos.

Expertos de primera fila del Sector esperan que antes o después acabe surgiendo una mega OTA que integra a todos estos servicios hoy incipientes en su enfoque turístico, y que además también las grandes online acaben aglutinándolos en medio del proceso en la que los tradicionales proveedores minoristas hacen cada vez más de intermediarios.

De toda la cadena turística, solo el transporte aéreo quedaría fuera de este enfoque que algunos llaman ‘mentalidad millenial’, pero el low cost, sobre todo el de las nuevas aerolíneas de largo radio, está buscando cubrir este hueco cultural, hasta el punto como se ha visto con Joon de ser pionero en integrar a los Airbnb en sus portales.

Ryanair con su web es otro ejemplo y quizás el más significativo de aerolínea metida a agencia —“Queremos ser el Amazon de los viajes”, han dicho de un modo muy gráfico—, que muestra como el negocio de la intermediación se encamina a unas pocas marcas que vendan todo independientemente de cuál sea su negocio central.

El extremo de esta visión se aprecia en de nuevo la propia Joon, que llega a definirse como “una marca de moda, un bar con vistas, una cadena de entretenimiento, un asistente personal” y una aerolínea que “también vuela”.

 

Los metabuscadores desplazan a Google

Con la única excepción de Priceline entre las grandes agencias mundiales, las OTAs se inclinan cada vez más por aumentar sus inversiones en marketing en metabuscadores en lugar de en Google porque están viendo que les da más retorno que aparecer en un lugar privilegiado del poderoso buscador.

Expedia es el ejemplo más claro, al estar desviando gran parte de sus presupuestos a Trivago, que es de su propiedad y donde considera tener un retorno más directo. A su vez, Expedia también está incrementando su gasto en Tripadvisor, con la que asimismo guarda un vínculo histórico. Del lado del otro gigante online mundial que está alumbrándose en China, Ctrip, el grueso de sus inversiones publicitarias se concentran en Baidu, conocido como el Google chino.

 

OTAs con macrociudades como sede

El peso de las agencias online como los líderes de la intermediación mundial se refrenda en las macrociudades que ya les acogen como sede o que proyectan en las urbes donde tienen sus oficinas centrales. Ctrip es el ejemplo más asombroso con unos abismales cuarteles generales en Shanghai, de varios edificios de corte futurista donde trabajan decenas de miles de personas. Expedia, de su lado, proyecta también un campus gigante en Seattle, que también tendrá un diseño muy vanguardista, en una mudanza con un coste cuantificado en cerca del mil millones de dólares.


País

Sector

Acepto la política de protección de datos - Ver

Comentarios (0) Deja un comentario

Escribe tu comentario