irá despacio ante la quiebra de Avianca Brasil

Air Europa opta por una low cost para Brasil, con “nuevos salarios”


R. R. | Buenos Aires | 7 de junio de 2019 Deja un comentario


TEMAS RELACIONADOS: , , ,


El presidente de Globalia, Pepe Hidalgo, considera que la nueva compañía con la que el grupo prevé iniciar sus operaciones en Brasil debe ser de bajo coste y ha advertido del riesgo que supone empezar con un plan demasiado ambicioso, que “en el medio camino te obligue a tener que pararte” (Air Europa: nueva marca en Brasil y apunta al puente Río-Sao Paulo).

En su opinión, el modelo de bajo coste “tiene bonanzas, al incorporar a pilotos y tripulantes jóvenes, aunque vengan de rebote de otras compañías, con nuevos salarios y empleo local”, al tiempo que defiende que el modelo low cost es el mejor para el inicio de sus operaciones en el mercado brasileño.

De momento, la compañía ha conseguido la licencia para operar vuelos nacionales y ahora “se necesita crear la nueva infraestructura con un nuevo nombre, nuevos aviones y nuevo personal”, a partir de un análisis de las posibles rutas, ha explicado Hidalgo, que ha viajado estos días a Ciudad de Panamá y Medellín para inaugurar de las rutas a ambas ciudades.

“Hay que hacer las cosas con seguridad y también se debe analizar qué ha llevado a una compañía muy bien implantada en el mercado brasileño como Avianca Brasil a la quiebra y nosotros no podemos cometer ese error”. “Tenemos que hacer las cosas tranquilas, como yo he hecho en mi vida, poco a poco y con pasos seguros y sentido común”.

Globalia se ha convertido en la primera compañía de capital 100 % extranjero en obtener una licencia para operar vuelos internos en Brasil, después de que el país aprobara la concesión de explotación de servicio regular de pasajeros al grupo español, ya que se necesita “un tercero en discordia”, según Hidalgo, como recogió lavanguardia.

La elección sobre si operar con aviones de Embraer o realizar un pedido específico de aparatos más grandes como los A320 o los 737 MAX más modernos, ante la incertidumbre de cuándo podrán volver a volar, está “todavía bastante verde” en este momento y lo decidirá el consejero delegado del grupo, Javier Hidalgo.

Globalia prevé iniciar a principios de 2020 las operaciones de vuelos internos de su filial Air Europa en Brasil, y trabaja en una nueva enseña cuyo nombre aún no ha desvelado con el fin de hacerse un hueco en el mayor corredor aéreo del país y que conecta sus dos mayores ciudades de Rio de Janeiro y Sao Paulo, la segunda con más tráfico de Latinoamérica, como reveló REPORTUR.com.ar (Ranking – 8 rutas latinas entre las 100 de más tráfico aéreo mundial).

El CEO de Globalia, Javier Hidalgo, asegura que el puente aéreo entre Rio y Sao Paulo es una “ruta obvia” entre las que aspira a operar la futura aerolínea con que volará en Brasil, según desveló al diario local Valor Económico, luego convertirse en la primera compañía con capital 100% extranjero en obtener la licencia necesaria para hacerlo.

La ruta entre las dos grandes urbes brasileñas concentra cuatro millones de pasajeros cada año y tradicionalmente ha sido el mayor corredor de toda Latinoamérica, hasta que el pasado año fue desbancado por la ruta entre Ciudad de México y Cancún Según reveló elindependiente, actualmente en el gran puente aéreo de Brasil sólo compiten  Gol y Latam, después de que el colapso de Avianca Brasil haya eliminado a unos de los rivales de la ruta.

Brasil limitaba hasta el pasado diciembre al 20% la participación máxima de empresas extranjeras en el capital de aerolíneas brasileñas. Globalia se ha convertido en la primera compañía extranjera en conseguir la licencia para vuelos internos, pero otros grupos han mostrado su interés en seguir sus pasos, como la escandinava Norwegian (que ya opera vuelos domésticos en Argentina) y las chilenas Sky Airlines y JetSmart.

Air Europa, el buque insignia del grupo turístico español, opera actualmente 18 vuelos semanales con sus tres rutas desde Madrid a Sao Paulo, Salvador de Bahia y Recife. Según reconoció Javier Hidalgo, que la semana pasada estuvo presentando los planes de la compañía al presidente Jair Bolsonaro, la aerolínea pretende elevar sus operaciones intercontinentales hasta los 25 o 30 vuelos semanales el próximo año en los destinos en que ya está presente y quizá sumar también vuelos a Fortaleza.

En paralelo, los planes de Globalia también contemplan su desembarco en el negocio hotelero mediante la gestión de establecimientos propiedad de terceros, que es el modelo que desarrolla en la mayoría de los hoteles que explota a través de su marca Be Live Hotels en Caribe y Europa (Globalia lanzó Air Europa Cargo para el transporte de mercancías en las bodegas de los aviones).

Unos planes con los que Globalia acabará concentrando una inversión milmillonaria en Brasil. Según desveló el propio ministro de Turismo de Brasil, Álvaro Antônio, las inversiones totales del grupo turístico español rondarán los 5.000 millones de reales (unos 1.150 millones de euros al cambio actual) tanto para la compra de aviones como para su expansión hotelera.

El grupo turístico Globalia logró un beneficio neto de 48,7 millones de euros en 2018, lo que supone prácticamente triplicar los 16,3 millones que logró un año antes, apoyada en mayores ingresos y en el crecimiento de Air Europa, que lanzó ese año Air Europa Cargo para el transporte de mercancías en las bodegas de los aviones.

Con estos datos, la compañía encadena dos ejercicios seguidos en positivo tras las pérdidas de 17,8 millones de 2016. Por su parte, el resultado bruto de explotación (ebitda) alcanzó los 166,8 millones de euros, el 63 % más que en el ejercicio precedente, según datos de la compañía fundada y presidida por Juan José Hidalgo.

A cierre del ejercicio, los ingresos consolidados del grupo se situaron en 3.850,2 millones de euros, lo que arroja un incremento del 4,3 % y la mayor cifra desde 2014. Más de la mitad de los ingresos, el 52 % del total, correspondió a la división aérea, negocio que el grupo opera con la aerolínea Air Europa. A continuación, con el 29 %, se situó la división minorista.

Por su parte, el negocio mayorista concentró el 9 % de los ingresos, la división hotelera el 5 %, la división de handling -servicios de asistencia en tierra- el 4 % y el resto de negocios el 1 % restante. España supuso el 62 % de los ingresos del grupo, siendo América el segundo mercado para el conglomerado turístico con el 26 %, y el resto de Europa el tercero, con un 11 % de la facturación. El 1 % restante se repartió en otras zonas geográficas.

El grupo va a incorporar otros 18 Boeing 787-9 entre 2019 y 2022 que sustituirán a los actuales Airbus 330-200/300. En cuanto a la división hotelera Be Live, que suma 32 establecimientos, la cifra de negocio superó los 132 millones, aportó al ebitda 13,3 millones y logró un nivel medio de ocupación superior al 78 %.

Air Europa, propiedad del español Pepe Hidalgo, también ha reforzado su presencia en Centroamérica tras aliarse con Copa Airlines para poner a disposición de sus pasajeros la posibilidad de viajar en código compartido con Copa a Costa Rica, Nicaragua, El Salvador y Guatemala (Air Europa se alía con Copa Airlines para reforzar su presencia en Centroamérica).

En Venezuela, Air Europa mantiene un acuerdo con el gobierno bolivariano para mantener sus enlaces aéreos con Madrid y un plan para fortalecer el turismo de motor enmarcado en la Agenda económica bolivariana (Air Europa: alianza estratégica con el régimen de Venezuela).

El hermano de Pepe Hidalgo, Juan Antonio, que también está de uñas con esta rama de la familia, ha puesto a la venta por 136,5 millones de euros el 9,1% del capital de Globalia (matriz de Air Europa), una cifra que su hermano no está dispuesto a pagar, según asegura, y que parece difícil que pueda colocar en el mercado cuando la familia tiene el 85% de las acciones.

El precio que pide Juan Antonio por su paquete de Globalia supondría valorar al grupo turístico en alrededor de 1.500 millones de euros, casi 1.700 millones de dólares, según los cálculos de REPORTUR.com.ar, aunque los últimos cambios accionariales valoraban el capital en menos de 500 millones de euros de un grupo con unos 200 millones de euros retenidos en Venezuela.

Pepe Hidalgo anunció asimismo que Miguel Ángel Sánchez, actual director financiero de Globalia, será el nuevo director general del grupo tras los fallidos nombramientos de Juan Arrizabalaga y Pedro Serrahima, según informa este lunes El País, quienes estuvieron en el cargo alrededor de seis meses y un año, respectivamente (Globalia: Miguel Ángel Sánchez será el director general).

En unas declaraciones al diario, Hidalgo dice que apuesta por Sánchez por ser un hombre de la casa y afirma que a los dos anteriores directores generales, que no llegaron a estar ni a un año al frente del grupo, “se les hizo muy grande” dirigir Globalia (Arrizabalaga solo aguanta 6 meses al frente de Globalia).

En la actualidad Miguel Ángel Sánchez es el director financiero de Globalia y persona de la máxima confianza de María José Hidalgo. Sánchez, según ha trascendido, fue uno de los directivos que más cuestionó las previsiones económicas incluidas en el Plan 2019-2023 que había impulsado el propio Javier Hidalgo.

En sus declaraciones a El País, Pepe Hidalgo reconoce que la gestión del Grupo Globalia “es muy complicada porque la he hecho a mi manera”. El fundador del grupo turístico asegura que Javier Hidalgo es el que tiene el poder en la compañía frente a sus dos hermanas, María José y Cristina.

“El problema es que Globalia es una gran empresa gestionada como una pyme, indican fuentes próximas a la organización, donde gestión y propiedad están inseparablemente unidas, reina la política del palo y la zanahoria entre el personal y la falta de protocolos organizativos. Es una empresa chapada a la antigua”, señala el diario español.

Hidalgo, sobre la búsqueda de socio para Halcón Viajes, reconoce la intención, “más que de vender, que ahora no hablamos de vender nada, es de crear una joint venture”, pues la idea del grupo es dedicar todos los recursos a Air Europa y en su cadena hotelera Be Live, con cerca de una treintena de resorts en España, Portugal, Marruecos y el Caribe (Globalia: así la ve cada periódico).

Pero para El País, se trata de “unos hoteles que tampoco han dado muchas alegrías en 2018, por lo que los expertos recomiendan desprenderse de la propiedad para ocuparse solo de la gestión”, sumándose así a la visión crítica de los periódicos más reconocidos españoles sobre Globalia, especialmente los dos más prestigiosos económicos, El Confidencial y Expansión.

Los grandes periódicos económicos españoles han dado estos días sus distintas versiones sobre Globalia a raíz de la confirmación por parte del grupo de lo adelantado en junio por preferente.com de que 2018 iba a ser su mejor año de la historia y de la compra del CEO Javier Hidalgo del 17% del capital, que unos ven una vía “para allanar la entrada de un inversor”, mientras otros recalcan “las disputas entre hermanos”.

Javier Hidalgo se adentró asimismo en el mundo inmobiliario con el proyecto X Tower Cancún de Bondi Beach, empresa liderada por JHG Investments del accionista y consejero delegado de Globalia, y Grupo Atento Inversiones de Rosauro Varo, según revelaron en una nota remitida a REPORTUR.mx (El dueño de Air Europa abre torre de viviendas lujosas en Cancún).

Igualmente, Globalia está intentando revivir las ventas del Melody Maker en Cancún, su primer hotel en Cancún tras años fuera del destino y el gran proyecto personal del CEO del grupo español, Javier Hidalgo, que está teniendo unas ocupaciones muy por debajo de lo esperado (Globalia: fracasa el arranque de su primer hotel en Cancún).

El ex presidente del gobierno de España, José Luis Rodríguez Zapatero, según reveló El Mundo, hace gestiones en favor de Globalia, propietario de Air Europa, para que cobre los 200 millones de dólares de deuda que no le abona Venezuela, y  logró que Nicolás Maduro recibiera el pasado año al presidente de Globalia, Pepe Hidalgo.

En este encuentro, Zapatero habría logrado que Maduro que se comprometiera a liquidar la deuda a cambio de una alianza estratégica con Air Europa, pero la proclamación de Juan Guaidó paralizó los planes, aunque en Globalia niegan cualquier tipo de relación contractual o petición de pago por parte de Zapatero por su ayuda.

Pepe Hidalgo cifraba hace unas semanas en 200 millones de dólares la cantidad que Venezuela debe al grupo turístico, importe ya reclamado al país, en el que ha reconocido que le gustaría seguir operando aunque en caso de conflicto la compañía estaría preparada para salir (Golpe de Expedia a Venezuela: deja de vender boletos de avión).

“Me deben 200 millones de dólares y lo único que quiero es que me lo paguen. No me gustaría que hubiera un conflicto, me gustaría seguir operando allí como las compañías francesas o americanas siguen haciendo, pero si sucede tenemos todo preparado para salir”, afirmó el presidente de Globalia

Según el think tank Capa, Air Europa, de Globalia, ha incrementado del 21% al 25% su cuota de mercado entre España y Latinoamérica entre 2013 y 2018, mientras que Iberia ha pasado del 45% al 40% en el mismo periodo. En 2017, Air France-KLM y Air Europa transportaron 5,71 millones de pasajeros entre Europa y América Latina (Iberia: 40% de cuota España-Latam y Air Europa sube al 25%).

No obstante, hace unas semanas, el Tribunal Superior de Justicia de Baleares (TSJB) ratificaba la multa de casi dos millones de euros que la delegación del Gobierno en Palma impuso, en junio del 2016, a Air Europa por contratar fraudulentamente a 138 tripulantes de cabina extracomunitarios para sus vuelos entre Madrid y Latinoamérica (Globalia, condenada a pagar 22,7 millones y una multa de 7,6).

El pasado agosto también que supo que Globalia, propietario de Air Europa y Halcón Viajes, debía pagar casi 17 millones de euros tras la enésima inspección de la Agencia Tributaria a dos sociedades del grupo –Globalia Travel Club Spain, conocida como Travelplan, e Iberotours–, según figura en las actas de conformidad que han firmado admitiendo los hechos, a partir de la investigación paralela de los inspectores fiscales (Globalia: Algunas divisiones “aportan beneficios y otras tienen problemas”).


Acepto la política de protección de datos - Ver

Comentarios


LA FIRMA


Álvaro Alcocer
Analista aéreo de REPORTUR

Talento aéreo sin capital en España


OPINIONES ANTERIORES