Fin de semana de Análisis en reportur

Hoteleros lo que temen son a unas OTAs que a su vez temen a Airbnb

Batallando a Booking y Expedia: las OTAs crean grupos verticales
El ‘boom’ de OTAs latinas copará la batalla turística durante 2016

Pedro José Cacho | 27 de febrero de 2016 Deja un comentario


TEMAS RELACIONADOS:


Los ejecutivos hoteleros que participaron hace unos meses en un foro en Hong Kong reconocieron que la llamada economía colaborativa, que incluye a fenómenos como Airbnb, es una fuerza que debe reconocerse, pero remarcaron que su impacto es aún menor que el de las OTAs, como desgrana este medio en su sección Fin de semana de análisis en REPORTUR.

Aunque admitieron el efecto de Airbnb con el aumento de la oferta alojativa que ha traído, y su consecuente menor demanda y menores precios, consideraron que es mayor el golpe a sus cuentas que está suponiendo tener que pagar comisiones cercanas al 20 por ciento a las dos mayores agencias online del planeta, Booking.com y Expedia.

La irrupción de Airbnb y sus citados efectos ha bajado algún punto porcentual la demanda y también otros puntos porcentuales los precios, pero a distancia aún del citado porcentaje que vienen cobrando las dos gigantes OTAs (Batallando a Booking y Expedia: las OTAs crean grupos verticales).

Ante ello, por ejemplo AccorHotels lanzó una única aplicación de reservas Accor.com para todos sus hoteles, que en dos meses consiguió 4 millones de descargas y que permite gestionar reservas de 6.000 hoteles independientes para los clientes de su red.

“La idea es decir a los clientes que tienen la tarjeta de fidelidad del grupo que no vale la pena usar Booking.com etc., sino que utilicen nuestra web o aplicación para todos sus destinos”, dice el CEO de Accor en América Latina, Patrick Mendes, en declaraciones a americaeconomia.

Según Patrick Mendes, los 6.000 hoteles independientes sumados a los 4.000 hoteles del grupo permiten cubrir las 300 ciudades del mundo, que representan casi el 90% de las necesidades del turista mundial.

Por lo tanto, sería las agencias de viajes online las que ahora tendrían más motivos para preocuparse con la irrupción de Airbnb, y de esta opinión son parte los analistas de Morgan Stanley, como difundieron en una nueva nota de investigación recogida por elfinanciero.

ota-airbnb-booking

Según el documento, basado en una encuesta que abarcó a unos 4 mil viajeros en lo que a la plataforma para rentar alojamiento Airbnb se refiere, empresas como Expedia y Priceline tienen más que perder que los hoteles por tres motivos, según el grupo de analistas de ese banco encabezados por Brian Nowak.

El primero, que Airbnb se orienta más hacia los viajes de recreo que de negocios, lo cual lo pone en una competencia más directa con las agencias de viajes en línea que los hoteles que reciben una porción significativa de sus reservas de viajeros de negocios.

Según las conclusiones de su encuesta, sólo 42 por ciento de los clientes de Airbnb pasan por alto los hoteles tradicionales y la gran mayoría de los huéspedes de Airbnb permanece entre tres y cinco noches.

En segundo lugar, que Airbnb también atrae clientes de categorías no hoteleras, pues el 36 por ciento de los clientes de la empresa están llegando desde los “bed and breakfasts” en tanto 31 por ciento están utilizando Airbnb en vez de alojarse con amigos y familiares.

En tercer lugar, la absorción de la demanda hotelera por parte de Airbnb afecta más a las agencias de viajes que a los hoteles, pues Morgan Stanley considera que los hoteles comenzarían a trabajar directamente con la empresa, lo que a continuación afectaría más a las agencias de viaje en línea que a los hoteles. De hecho, existe una diferencia muy grande entre lo que cobra Airbnb a los huéspedes y lo que cobran éstas a los hoteles, señala el banco.

Según la empresa, las agencias cobran actualmente entre 12 y 18 por ciento sobre las transacciones, en tanto Airbnb cobra 3 por ciento. Por ende, Airbnb podría aumentar el monto que cobra y todavía representar un factor positivo neto para los hoteles.

Aunque Airbnb ofreciera a los hoteles una tasa por comisión tres veces más alta que la tarifa estándar, sería positivo para los hoteles, llevando posiblemente a bajar los costos de compra promedio de los clientes y dándoles más apalancamiento frente a las agencias de viajes en línea. De más está decir que esto sería un factor negativo adicional para el sector de las agencias.

“Creemos que los inversores sobreestiman la amenaza que representa Airbnb para los hoteles… pero subestiman la amenaza para las agencias de viaje en línea”, concluye Morgan Stanley.


Acepto la política de protección de datos - Ver

Comentarios


LA FIRMA


Jaime Prida
Vicepresidente HSMAI: Capítulo México

Vacuna COVID-19 no es la panacea del mundo


OPINIONES ANTERIORES