Fin de semana de análisis en reportur

Cartagena concentra la expansión de las cadenas hoteleras españolas


Sergio Santos | 21 de enero de 2017 Deja un comentario


TEMAS RELACIONADOS:


Algunas de las grandes cadenas españolas han elegido entrar en Colombia a través de Cartagena, sumándose así a otras hoteleras locales y a otros grupos verticales vacacionales americanos, deseosos todos ellos de beneficiarse del completo producto turístico del caribeño. Meliá, Iberostar y BlueBay ultiman su entrada en la ciudad caribeña donde Barceló, NH y Celuisma ya tienen presencia, como desgrana esta sección Fin de semana de análisis en REPORTUR.

Cartagena de Indias ofrece un casco histórico como pocos en Latinoamérica y es a la vez un destino de playa, tanto de un modo vertical con altos edificios como de un modo más horizontal y de resorts, lo que ha llevado a que la ciudad sea uno de los más importantes centros de congresos en la región.

Los grupos españoles valoran cada vez más a Colombia ya que es un mercado creciente para sus hoteles en el Caribe, y a modo de marketing consideran fundamental posicionarse en el país con sus marcas para aumentar el reconocimiento, mientras no dejan de abrirse nuevos vuelos a Cancún, Punta Cana y Cuba desde Bogotá.

Cartagena es el principal destino del país, abarrotado por colombianos en las fechas vacacionales clave, y proyecta iniciar en 2018 la ampliación de su aeropuerto para que en el 2022 la infraestructura esté en capacidad de recibir más de 8 millones de pasajeros anuales, tras la llegada de grandes cadenas como Marriott, Hyatt o Hilton.

LOS PROYECTOS. Meliá abrirá en unos meses en Cartagena con un hotel ‘adults only’ de 154 habitaciones, desarrollado por Karmairí, a 15 minutos del centro histórico y a diez minutos del aeropuerto, muy cerca también del campo de golf Karibana, con lo que según su CEO, Gabriel Escarrer Jaume, aterrizarán en “un nuevo destino vacacional de referencia turística internacional”, reforzando además su cartera de marcas en el país, en “un mercado emergente prioritario para el grupo”.

Denis Ebrill, vicepresidente de Expansión en las Américas de Meliá, dijo que tras su proyecto en Cartagena que supone el primero con la marca Meliá en Colombia, el segundo destino del país “probablemente sería Bogotá, pero sería un hotel de negocios”.

Iberostar, de su lado, compró hace cuatro años en la zona más vertical de Bocagrande un terreno para levantar un hotel de 450 habitaciones, aunque de momento tiene el proyecto paralizado, mientras BlueBay, por su parte, también ha anunciado su intención de abrir en el destino tras desplazarse su CEO Ramón Hernández a la ciudad y reunirse con autoridades locales y desarrolladores.

Cartagena

En cambio, Luis Riu descartó en una entrevista con Preferente el pasado enero su entrada Cartagena, aunque dijo “es muy bonito, la playa no es mucha cosa, pero también los americanos les tienen como miedo, con lo que pasó en el Hilton Cartagena hace muchos años, y les quedó como el miedo este de lo del terrorismo”

En el caso de Globalia, su presidente, Juan José Hidalgo, dueño de la aerolínea Air Europa y la cadena hotelera Be Live, declaró el pasado febrero que estaban “negociando con la gente de Cartagena, Barranquilla y Santa Marta” abrir una ruta para 2017 con dos frecuencias semanales entre Madrid y Cartagena. “Si se consuma que volemos dos veces a Cartagena intentaríamos posicionarnos en un hotel”, añadió.

Otro gran grupo turístico vertical con un plan a punto para el destino es Apple Leisure Group, que con su hotelera AMResorts ya tiene un proyecto avanzado y para el que ha contratado a una ejecutiva de la mayor cadena en Cartagena, Decameron, también con el fin de darse a conocer en el mercado local, donde buscan asimismo presencia en el negocio emisor.

También la joven cadena hotelera mexicana AlSol, perteneciente al Holding Pricetravel, del que es dueño Lorenzo Vargas, analiza abrir en Cartagena el que sería su sexto establecimiento.

REALIDADES.  Para los españoles, no obstante, Cartagena no es una desconocida, pues sobre todo un grupo hotelero nacional tiene presencia histórica en el destino. Celuisma, propiedad del asturiano Celso Fernández, cuya marca en el alojamiento es desde hace poco Faranda, cuenta con tres establecimientos en el destino y el más emblemático de la ciudad, el Hotel Caribe.

El también ex accionista de Air Madrid cuenta con otros dos establecimientos más pequeños en el casco histórico de Cartagena, mientras NH suma dos hoteles en el destino gracias a la compra hace dos años de la cadena local Royal, de igual modo que Barceló se estrenó en el país gracias a la adquisición de Occidental, que operaba un hotel junto a la cadena Estelar en la zona de mayor desarrollo de resorts.

A Barceló le interesa seguir gestionando hoteles en el mercado colombiano, tanto en el vacacional con sus nuevas marcas, Royal Hideaway, Barceló, Occidental y Allegro; como en el corporativo. “Nosotros en alguna época estuvimos mirando San Andrés, varios destinos, nos interesa y la multimarca nos da esa opción, de hoteles de diferentes características que podamos ponerlos dentro de una de las marcas que tenemos. Barceló es una compañía que le gustan las playas y siempre ha buscado playas vírgenes”, dijo a REPORTUR.co Fernando Gutiérrez, director Comercial para Suramérica de la cadena.

En el mercado colombiano ya está muy presentes algunas empresas turísticas españolas como Iberia, que hace un año eligió el país para abrir dos nuevos destinos como Cali y Medellín que se sumaban al de Bogotá, mientras Atrápalo afirma que el país cafetero ya es su principal mercado latino, sin olvidar que para Pullmantur, Cartagena es una asidua escala de sus cruceros.


País

Sector

Acepto la política de protección de datos - Ver

Comentarios


LA FIRMA


Sergio González Rubiera
Socio director de Acti Consultores

Sin visión y sin voluntad de Turismo…


OPINIONES ANTERIORES