"Me deben 200 millones de dólares"

Air Europa: “Todo preparado para salir” de Venezuela si hay conflicto


R. R. | Bogotá | 10 de febrero de 2019 Deja un comentario


TEMAS RELACIONADOS: , , ,


El presidente de Globalia, Pepe Hidalgo, ha cifrado este viernes en 200 millones de dólares (176 millones de euros) la cantidad que Venezuela debe al grupo turístico, importe ya reclamado al país, en el que ha reconocido que le gustaría seguir operando aunque en caso de conflicto la compañía estaría preparada para salir (Golpe de Expedia a Venezuela: deja de vender boletos de avión).

“Me deben 200 millones de dólares y lo único que quiero es que me lo paguen. No me gustaría que hubiera un conflicto, me gustaría seguir operando allí como las compañías francesas o americanas siguen haciendo, pero si sucede tenemos todo preparado para salir”, ha afirmado el empresario en una entrevista en el Canal 24 de TVE.

Hidalgo ha señalado que Air Europa lleva casi 250 personas por sentido en su ruta Madrid-Caracas y que la compañía “no va a renunciar a una operación que es importante para la empresa” en un mercado que es ahora mismo “una incógnita”, ha dicho, con dos bandos políticos que quieren gobernar. “Yo me lavo las manos, no quiero opinar”, ha apuntado, para insistir en que le gustaría seguir operando en Venezuela.

Hidalgo ha recordado que Air Europa incorporará siete nuevos aviones y abrirá de ocho a diez destinos en Europa y otros cuatro o cinco en Centroamérica y Sudamérica, siguiendo la línea de crecimiento de los últimos años, lo que supondrá incorporar a 1.000 trabajadores. De cara a 2019 prevé un crecimiento del 10% de beneficios.

El sindicato de pilotos (Sepla) y tripulantes de cabina (Sitcpla), entre tanto, han denunciado a Air Europa ante Inspección de Trabajo ante la negativa de la compañía de suspender la pernoctación de sus empleados en Caracas. “La compañía ha dicho que ha valorado la situación y que a su juicio no hay motivos para suspender las pernoctas, pero sabemos que hay pilotos que vuelan con miedo”, ha indicado el Sepla (Air Europa: los pilotos exigen no tener que dormir en Caracas).

Las demás aerolíneas han evitado que sus empleados duerman en el país para sortear que sus tripulantes se vean envueltos en posibles disturbios que se den en Venezuela. No obstante, Air Europa todavía no ha modificado la programación de sus vuelos a Venezuela, poniendo así en riesgo la seguridad de sus tripulantes, que se ven obligados a dormir allí hasta tres noches seguidas, según asegura el sindicato de pilotos.

Asimismo, Sepla y Sitcpla han indicado que están en contacto con otros sindicatos para realizar todas aquellas acciones administrativas que fuercen a la compañía cancelar las pernoctaciones y exigen a la división aérea de Globalia que busquen otras alternativas puesto que ahora mismo no hay medios para poder garantizar su seguridad e integridad físicas. Para el colectivo, dormir en Santo Domingo (República Dominicana) sería una de las opciones más viables, según informa merca2.

El Ministerio de Asuntos Exteriores español desaconseja viajar al país salvo en caso de “extrema necesidad” y advierte que el aeropuerto de Maiquetía (Caracas) “es una zona de alto riesgo debido a la proliferación de robos en sus inmediaciones”. Globalia ha confirmado que explicará este asunto en el plan estratégico que la aerolínea está preparando para argumentar su pacto con Maduro, como ya informó preferente.com (Air Europa maquina un plan para argumentar su pacto con Maduro).

El turismo venezolano se deshilacha aún más con la salida de Expedia y Orbitz que han decidido dejar de ofrecer vuelos hacia el país debido a la convulsión social que padece. La conexión aérea hacia Venezuela viene en baja desde el 2013 cuando aerolíneas importantes a nivel mundial como Avianca, Delta Airlines, United Airlines y la misma Aeroméxico tomaron la decisión de dejar de viajar ahí, como reveló REPORTUR.mx.

El Grupo Expedia, con sede en Bellevue, Washington, dijo que la compañía tomó la medida en pro del bienestar de los viajeros y en apego a las recientes advertencias emitidas por gobiernos extranjeros para no visitar Venezuela debido a la delincuencia y la agitación civil.

La semana pasada, las empresas Iberia, de España, y TAP, de Portugal, anunciaron que se añaden a la lista de aerolíneas que evitarán el país gobernado por Nicolás Maduro. Air Europa, de la familia Hidalgo, aún sigue con la operación hacia Venezuela, pero sus pilotos han pedido no pernoctar en Caracas (Como Iberia, tripulación de TAP no pernoctará en Venezuela).

Javier Hidalgo elevó hace poco al 17% su participación en el grupo tras adquirir a Unicaja un 7% del capital del grupo turístico, lo que le convierte en el segundo accionista de la compañía sólo por detrás de su padre y presidente de la compañía, Pepe Hidalgo (Globalia confirma: el CEO Javier Hidalgo ya tiene el 17% del grupo).

El CEO de Globalia quiere aumentar las rutas de Air Europa y duplicar el número de hoteles bajo la marca Be Live, por lo que impulsa un plan estratégico con nuevas rutas a Chile, México, Argentina y Panamá, y más frecuencias con Uruguay, Paraguay y Bolivia, además ampliar el número de establecimientos hoteleros desde los 35 actuales a cerca de 70.

Sin embargo, su hermana María José Hidalgo, directora general de Air Europa, ha exigido mayor concreción respecto a cómo va a financiar el grupo este ambicioso plan, lo cual ha provocado un retraso continuado de la aprobación de la nueva hoja de ruta por parte del consejo de administración, según elconfidencial (Matriz de Air Europa nombra al CEO de Altadis director general).

Los grupos turísticos sigue con los dos ojos la crisis en Venezuela, en especial Globalia, luego de los últimos acuerdos alcanzados por el grupo español de los Hidalgo con el régimen de Nicolas Maduro, que ha quedado comprometido después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, haya reconocido al líder opositor, Juan Guaidó, como presidente interino, de igual forma que han hecho varias nacionales iberoamericanas como Brasil, Argentina, Colombia o Chile.

En octubre, el vicepresidente del área económica del Gobierno venezolano, Tareck El Aissami, había informado que la república ha alcanzado un acuerdo con la compañía Air Europa para “fortalecer el turismo de motor enmarcado en la Agenda económica bolivariana”, según medios venezolano(Air Europa: alianza estratégica con el régimen de Venezuela).

El Asissami dijo que la alianza consistía en una “inversión importante en el área de hoteles, y una alianza estratégica y comercial con nuestra principal aerolínea Conviasa”. El régimen venezolano ha explicado que logró una alianza con la línea aérea española Air Europa, que incluye respaldar operaciones con la criptomoneda petro, impulsada por el gobierno venezolano para combatir las sanciones impuestas al país por los Estados Unidos (Air Europa e Iberia, obligadas a usar criptodivisa venezolana).

El acuerdo con Air Europa también incluía una alianza con “operadores turísticos globales, principalmente europeos y una inversión de la administración en algunos de los aeropuertos internacionales de Venezuela”, dijo. El Aissami detalló que el acuerdo con la compañía europea se realizó en el contexto del programa de recuperación, crecimiento y prosperidad económica de Venezuela.

En noviembre, el director de Alianzas de Air Europa, Imanol Pérez, había anunciado que la compañía aérea de Globalia aumentaría, a partir del 1 de diciembre, sus frecuencias semanales entre Madrid y Caracas. Así, pasará a operar de tres a cuatro vuelos por semana hacia Venezuela evidenciando su apoyo al ‘plan Maduro’ que el grupo de los Hidalgo respaldó hace unos días para incrementar y desarrollar el turismo en el país latinoamericano (Hidalgo: un aliado para poder relanzar el ‘plan Maduro’).


País

Sector

Acepto la política de protección de datos - Ver

Comentarios