En París, Londres, Frankfurt, Munich...

Lista- Los aeropuertos más lejanos de las ciudades deseadas


R. R. | Bogotá | 5 de enero de 2020 1 comentario


TEMAS RELACIONADOS: , , ,


Para nosotros que lo conocemos, hay una pequeña diferencia entre aterrizar o despegar de Barcelona El Prat o de Barcelona Girona, como publicita la inefable Ryanair. Se trata nada menos de que Gerona no es Barcelona, es Gerona, otra provincia, otra ciudad, otro mundo. Pero para el marketing de Ryanair, da lo mismo. Sin embargo, el caso de Gerona no es el más grave porque apenas se encuentra a ochenta kilómetros de distancia de lo que buscamos.

Tampoco sólo hay que contar la distancia en kilómetros sino en horas de viaje. Cualquier inocente que llegue a Londres Gatwick y quiera hacer el viaje hasta el centro de ciudad en coche, se va a encontrar con la desagradable sorpresa de que, siguiendo la ruta normal, o sea la autopista que pasa por delante del aeropuerto y que lleva al centro de la ciudad, probablemente necesite dos horas porque apenas hay unos pocos kilómetros de autopista y el resto es la A23, una calle totalmente saturada de coches, en la que se avanza de semáforo en semáforo a la velocidad de una tortuga.

Pero quedémonos con la distancia física entre aeropuerto y ciudad, y en ese sentido nos debemos de olvidar de Londres, pese a que London Luton (el aeropuerto de Aena) está a 50 kilómetros; London Southend a 60 y London Stansted a 58. Ni siquiera remarcaremos aquí Orio al Serio, o Bérgamo, en las proximidades de Milán, a 52 kilómetros de la capital. No, los casos más graves no son esos.

 

ESTOCOLMO VÄSTERÅS: 103 KILÓMETROS. A 103 kilómetros al oeste de Estocolmo, la capital sueca, se encuentra el aeropuerto de Estocolmo Västerås. Obviamente, allí vuela Ryanair, que no quiere pisar Arlanda, el aeropuerto oficial, por sus precios, que se encuentra a 42 kilómetros, lo cual no es tampoco una bicoca.

Pero Västerås, que no es Estocolmo, sino que está en otra provincia, Vastmanland, requiere nada menos que 70 minutos en automóvil desde la terminal de llegadas para llegar al centro de la capital sueca. Desde allí hay vuelos a España y Londres.

Västerås en sí misma tiene su interés, aunque más modesto que el de Estocolmo. Se trata de una ciudad industrial, junto al lago Mälaren. En esa ribera del lado hay bastantes paisajes bonitos. La ciudad tiene, además, una universidad, la de Mälardalen (con aproximadamente unos 16.000 estudiantes). El lago, el más grande de Escandinavia, tiene un puerto de ocio y comercial. La gran novedad en Västerås se llama Skrapan, que es un edificio de 24 pisos.

 

OSLO-TORP:109 KILÓMETROS. El aeropuerto de Torp, al suroeste de Oslo, está tan, tan alejado, que hasta Ryanair ha preferido siempre volar a Rygge, que se encuentra sólo a 60 kilómetros y que tampoco es el primero de la ciudad, al que sí vuelan las compañías normales.

Pero, como Torp es muy, muy barato, la irlandesa conserva desde allí muchos vuelos, como a Canarias o a Alicante. Para un noruego, el gustazo del sol canario en invierno bien debe justificar este viaje interminable hasta Torp. El tren tarda 1 hora y 45 minutos en llegar a Oslo, lo que evidentemente compite con el tiempo que necesita el avión para llegar allí. Un caso extremo de distancia.

Recientemente, Ryanair ha dejado Rygge y vuela o a Oslo Gardermoen, el oficial, el que usa SAS, o a Torp. En realidad, si somos rigurosos, el aeropuerto se llama Sandefjord, y fue construido en los años 50 por la OTAN por razones puramente militares.

 

MEMMINGEN (MÜNCHEN-WEST): 114 KILÓMETROS. Memmingen tiene de Munich lo que Berlín de París. Vamos, que hay un mundo en medio. Lo cual no quiere decir que Memmingen y su área no tengan interés. Pero simplemente está, en autobús, a 1 hora 20 minutos desde la estación central de Munich. Un invento de Ryanair, por supuesto, que opera desde allí las rutas para Francia, Alemania, Italia y Bélgica. Sin embargo, déjenme que les diga que hay mil cosas de interés en Memmingen.

En primer lugar, el mismo aeropuerto tiene la curiosa historia de ser el punto de nacimiento y desarrollo de los famosos Zeppelin, que desaparecieron después de la famosa catástrofe de Nueva York. Memmingen está a tiro de piedra del lago Constanza, del es ribereña también Suiza y Austria. Toda la zona, aunque no tiene nada que ver con Munich, sí valen un viaje y una visita turística.

 

LONDON-ASHFORD: 122 KILÓMETROS. Este aeropuerto tiene como denominación oficial London Ashford. El nombre London parece que se refiere a la capital, que se encuentra a 122 kilómetros. Realmente los vecinos de la zona lo conocen como aeropuerto de Lydd, más cerca de Francia (64 kilómetros a través del Canal de la Mancha) que de Londres.

Ninguna aerolínea comercial opera desde allí porque el aeropuerto está en una zona conquistada al mar, que carece prácticamente de habitantes. No es posible llegar en transporte público. Existe ocasionalmente un vuelo comercial a Francia, en aviones de pocos pasajeros, para pasar el día. Nada de interés. Eso sí, los propietarios quieren convertirlo en un aeropuerto al uso, lo cual les va a exigir muchos esfuerzos porque la terminal no tiene nada. Muy, muy cerca, hay una central nuclear, que tampoco es que sea un gran atractivo.

 

FRANKFURT-HAHN: 124 KILÓMETROS. Es un absoluto escándalo que alguien llame Frankfurt a Hahn. Hahn es Hahn, o sea nada, en un lugar de Alemania no demasiado interesante, pero que en cualquier caso no es Frankfurt. Si usted vuela hasta este aeropuerto, ha de saber que después necesitará más de una hora y media en bus o en coche para llegar a Frankfurt.

Lo curioso de Hahn es que tampoco en ninguno de los otros sentidos hay nada de importancia. Hacia el este, con el tiempo, se llega a Frankfurt. Al oeste, se llega al Sarre o a Luxemburgo, pero en las cercanías más próximas no hay nada relevante, salvo el paisaje intensamente agrícola de la región.
Las aerolíneas de bajo costo Ryanair y Wizz Air salen de Frankfurt-Hahn.

 

PARIS-VATRY: 156 KILÓMETROS. París tiene dos grandes aeropuertos, Orly y Charles de Gaulle. Y tiene uno low-cost, desde donde vuela sobre todo Ryanair, en Beauvais, a 80 kilómetros al norte. Pues nada, Paris-Vatry está al doble de distancia porque, simplemente, no es París. Está casi en la frontera con Alemania, de tan lejos que se sitúa. Allí es donde Norwegian dejó su avión 737Max que llevaba desde Málaga a Suecia cuando Alemania le denegó el permiso para entrar en su país.

Sin embargo, el aeropuerto está estratégicamente cerca de Disneyland Paris, por la razón bien sencilla de que Disneyland Paris, a pesar de su nombre, no está realmente en París. Desde Vatry opera Ryanair, aunque hay que decir la verdad que no lo vende como París, e Iberia, con su filial Air Nostrum.


Acepto la política de protección de datos - Ver

Comentarios

Ordenar:   nuevos | antiguos | más valorados

Sin embargo, ¿¿¿el aeropuerto está estratégicamente cerca de Disneyland Paris???


LA FIRMA


Sergio González Rubiera
Socio director de Acti Consultores

Cómo, cuándo y por qué debería caer AMLO y la 4T


OPINIONES ANTERIORES