al ser un ámbito jurídico protegido por el estado cubano

Meliá explica por qué fracasarán demandas por Ley Helms Burton


R. R. | La Habana | 5 de septiembre de 2019 1 comentario


TEMAS RELACIONADOS: , , ,


El juzgado de Primera Instancia 24 de Palma ha archivado la demanda presentada por una familia cubana contra Meliá por explotar hoteles en Cuba en unos terrenos que les fueron expropiados durante la revolución castrista. El juzgado entiende que, aunque la hotelera sea una empresa con sede en Mallorca, no es competente para decidir sobre el fondo de la misma porque la actuación de la empresa española se ha producido en un ámbito jurídico protegido por el estado cubano.

Para Gabriel Escarrer, vicepresidente y CEO de Meliá, la importancia de esta resolución no radica únicamente en que se trata de la primera dictada por un Tribunal tras la plena activación de la Ley Helms Burton, sino sobre todo, en que según el derecho internacional y la propia legislación española, “los tribunales de otro país no pueden entrar a revisar la legalidad de una ley de Cuba del año 1960 o de los actos realizados por un Estado soberano en su ejecución”.

La resolución, según el diario Última Hora, apunta a que España no tiene competencia internacional para que sus tribunales resuelvan pleitos donde se ejerciten «acciones reales» sobre bienes inmuebles situados feura de su territorio nacional. Meliá había alegado en su oposición a la demanda la falta de jurisdicción que ahora se acepta y que puede ser recurrida ante la Audiencia Provincial.

La familia, que ejercía las acciones a través de la mercantil Santa Lucía Company, reclamaba por la explotación de unos terrenos que habían sido suyos en Playa Esmeralda en el que hay ahora dos hoteles (Sol Río de Luna y Mares y Paradisus Río de Oro), propiedad del estado cubano pero administrados por Meliá.

Meliá, asesorada por Garrigues, ha manifestado su total satisfacción por una resolución que, con absoluto respeto al derecho aplicable, inicia el camino de la necesaria clarificación de los límites reales que pretensiones extraterritoriales de este género pueden llegar a tener.

Como señala Juan Ignacio Pardo, Chief Legal & Compliance Officer del Grupo hotelero, «es evidente que la activación del Título III de la Ley Helms Burton, tras más de 20 años de suspensión por los sucesivos gobiernos norteamericanos, ha generado cierto grado de incertidumbre en ambos lados del Atlántico. Resoluciones judiciales de este calado nos ayudarán a todos a delimitar muy claramente lo que, al amparo de la normativa española y europea, puede o no hacerse. No todo vale en el mundo del Derecho, y reconforta ver cómo nuestros juzgados y tribunales, sin dejarse influenciar por el ruido mediático interesado, saben distinguir entre artificios procesales y los argumentos sólidamente fundados».

Para Gabriel Escarrer, vicepresidente y CEO de Meliá, la importancia de esta resolución no radica únicamente en que se trata de la primera dictada por un Tribunal tras la plena activación de la Ley Helms Burton, sino sobre todo, en que según el derecho internacional y la propia legislación española, “los tribunales de otro país no pueden entrar a revisar la legalidad de una ley de Cuba del año 1960 o de los actos realizados por un Estado soberano en su ejecución”.

Como ya declaró la hotelera el pasado mes de abril, el levantamiento de la suspensión del Título III de la Ley Helms Burton por parte de la Administración de Estados Unidos no afectará a la voluntad de Meliá Hotels International de seguir trabajando por el desarrollo sostenible de la industria turística en Cuba, país en el que opera legítima e impecablemente desde hace más de 30 años, asegura la compañía en un comunicado.

La resolución dictada por el Juzgado 24 de Palma puede ser recurrida en apelación, aunque dada su contundencia, que acepta la totalidad de los motivos plateados por Meliá, será difícil que dicha apelación prospere, según la cadena hotelera líder en España y con más habitaciones en Cuba.

El Ministerio de Industria, Comercio y Turismo había organizado, como reveló preferente.com, la creación de un grupo de seguimiento integrado por altos cargos de cada uno de los departamentos de Turismo, Exteriores y Justicia para defender a las turísticas españolas en Cuba ante el impacto de la Ley Helms-Burton (Boicot a las turísticas españolas en Cuba: comisión gubernamental para defenderlas).

El ministro de Turismo de Cuba, Manuel Marrero, alerto de que el recrudecimiento de las sanciones impuestas por el Gobierno de Estados Unidos contra la isla provocará un descenso del turismo del 10% a lo largo de 2019, según recogió REPORTUR.mx. La llegada de turistas a Cuba ha sufrido un descenso de un 23,6% interanual en julio. En junio, mes en que Washington prohibió la llegada de cruceros, aviones privado y yates a Cuba, el arribo de turistas cayó un 20%, según los datos de la Oficina de Estadísticas (Cuba: viajeros caen 24% en julio tras haber bajado el 20% en junio).


Acepto la política de protección de datos - Ver

Comentarios

Ordenar:   nuevos | antiguos | más valorados

Al parecer se está omitiendo el tema central de que dicha ley es emitida por EUA, y tiene efectos (y posibles sanciones) para la entidad extranjera que tenga intereses o actividades en EUA, y por lo cual más allá del dictamen (en este caso poco relevante) que emita España, lo que importa son las determinaciones que EUA pueda imponer afectando a la empresa extranjera (en este caso Melía). Por ejemplo, restringir sus actividades comerciales (como la promoción de sus bienes en territorio o hacia audiencia americana) o restringir el flujo de bienes, capitales, o personas a través del país, entre muchos otros. Ahí yace la verdadera esencia de lo que implica la ley y la resolución emitida por el Honorable Tribunal de Palma tiene para tal efecto poca o nula relevancia.
“The act extended the territorial application of the initial embargo to apply to foreign companies trading with Cuba, and penalized foreign companies allegedly “trafficking” in property formerly owned by U.S. citizens but confiscated by Cuba”
“any non-U.S. company that deals economically with Cuba can be subjected to legal action and that company’s leadership can be barred from entry into the United States. Sanctions may be applied to non-U.S. companies trading with Cuba. This means that internationally operating companies have to choose between Cuba and the U.S., which is a much larger market”


LA FIRMA


Álvaro Alcocer
Analista aéreo de REPORTUR

Talento aéreo sin capital en España


OPINIONES ANTERIORES