Entrevista al CEO de Meliá

Escarrer destaca que sus 4 hoteles de lujo más nuevos están en Caribe


Juan Mestre | 20 de abril de 2019 Deja un comentario


TEMAS RELACIONADOS: , , , , , , , , , , , , ,


Gabriel Escarrer, en una entrevista con la revista Preferente que recoge REPORTUR.mx acusa a las administraciones públicas de pecar de miopía a la hora de afrontar políticas para favorecer la actividad turística.El CEO de Meliá denuncia el abandono de algunos destinos, la ausencia de un ministerio específico de turismo, y que la política turística también esté supeditada a las ideologías.

 

P.: ¿Ser presidente de Exceltur le permitirá reivindicar con más fuerza todas las quejas del Sector turístico?

G.E: Desde mi responsabilidad al frente de una de las primeras empresas del país, creo que es mi obligación contribuir, con mi experiencia y mi capacidad de influencia, a la mejora de nuestro sector. Por ello asumo la Presidencia rotatoria de Exceltur con gran ilusión y con toda la humildad, para poner mi granito de arena a este gran proyecto que ya cuenta con dos décadas al servicio de la excelencia turística. Creo que todos los presidentes de Exceltur han dejado una impronta muy positiva, y especialmente, me gustaría ensalzar la labor de mi antecesor en el cargo, Jose Maria González, presidente de Europcar.

 

P.: Las empresas que forman parte de Exceltur facturan entre todas 30.000 millones de euros, ¿será suficiente para que los gobiernos hagan caso de una vez a las reivindicaciones del sector?

G.E.: Desgraciadamente, mientras el turismo vaya razonablemente bien, no creo que los gobiernos lo incluyan en su agenda como una prioridad. Voluntarismo ha existido siempre, mire si no la sucesión de planes estratégicos que, bajo diversas denominaciones, han ido elaborando con mayor o menor ambición, y mayor o menor acierto: Plan Horizonte 2020, Plan Nacional Integral de Turismo, etc., pero a la hora de materializar esta voluntad, no ha habido continuidad, ni prioridad política o presupuestaria, ni coordinación inter-administrativa, etc.

 

P.: Pero en cambio los políticos siempre hablan de mejorar zonas turísticas, de modernización de la planta hotelera…

G.E.: Mire, un ejemplo lo tenemos en la reconversión de los destinos maduros en España, que está presente en todos los planes estratégicos de turismo y donde, sin embargo, las actuaciones han sido escasas y sin un foco de país. Las actuaciones más relevantes las hemos protagonizado las empresas, como ha sido el caso de Meliá en el reposicionamiento de Magaluf, en Mallorca, con una inversión de más de 200 millones de euros, con cierta colaboración de la Administración. Resulta paradójico que, mientras este tipo de proyectos no reciben apoyo financiero alguno, en las Islas Baleares haya fondos recaudados por la llamada “Tasa Turística” que se destinan a la construcción de vivienda social o de sedes de organismos dependientes de la Administración.

 

P.: No acaba de entenderse que leyes que en Baleares impulsaban la inversión hotelera se hayan suprimido…

G.E.: Así es. A nivel de Govern tenemos ejemplos de lo que no se debe hacer, como la eliminación de los incentivos que los anteriores gobernantes habían incluido en la Ley General de Turismo, y gracias a los cuales los empresarios invertimos, solo en reformas hoteleras en Mallorca en los últimos tres años, más de 1.100 millones de euros. O cuestionar la seguridad jurídica, tan importante para los inversores, como sucedió con la incertidumbre creada en la reciente Feria de Londres por la filtración de la posible prohibición (o casi) por el Ejecutivo balear, de la fórmula del “todo incluido”, que paralizó las ventas de un segmento tan relevante, y en un año especialmente sensible. O con medidas que atentan directamente contra nuestra competitividad, como la de prohibir la inclusión de una tercera persona, a partir de 12 años de edad, en una habitación, que excluye a un perfil de cliente familiar con un hijo que no quiere, o no puede, comprar una segunda habitación para su hijo.

 

P.: ¿Le preocupa la apatía de algunos políticos ante los episodios de turismofobia que se siguen repitiendo?

G.E.: Nos preocupa y mucho. En Londres, una feria que, por lo temprano de su celebración, y por tratarse de un mercado emisor muy aficionado a las compras tempranas o “early-birds”, constituye siempre un primer termómetro de cómo será la temporada, muchos tour operadores nos confesaron que la percepción extendida en UK es que Baleares no quiere, o no necesita, más turistas en temporada alta, y esto no es cierto, especialmente en un año tan complejo como este en que otros mercados como el alemán están eligiendo cada vez más destinos como Turquía o Egipto.

 

P: ¿Cree que la administración española tiene algún plan ante la posible aplicación de un Brexit duro?

G.E: Si le soy sincero, no creo que, más allá de unas líneas generales, haya alguien que tenga un plan definido y concreto sobre los pasos a dar y las medidas a adoptar ante el caos que, según parece, sería un Brexit sin acuerdo. En el caso de Meliá hemos analizado los diversos escenarios y planteado una batería de acciones que se deberían desarrollar en función de las condiciones en que se salga, pero evidentemente hay muchas incertidumbres y falta de visibilidad.

 

P.: ¿Cuáles son los planes de su grupo para el año 2019?

G.E.: En 2018 hemos culminado nuestro último Plan Estratégico, con un balance satisfactorio, y estamos trabajando en un nuevo Plan conforme a nuestra “visión 2020”, donde pondremos un foco especial en fortalecer el liderazgo que ostentamos en el segmento vacacional y de ocio urbano, (que denominamos bleisure, business + leisure) , avanzar en la transformación digital, y en sostenibilidad. En este marco, tenemos más de 50 aperturas de hoteles previstas para 2019 y 2020, con un esfuerzo especial en el área del Mediterraneo y Emea, Asia Pacifico, y el Caribe, donde en 2018 hemos abierto cuatro grandes hoteles de lujo: el Paradisus Los Cayos en Cuba, The Grand reserve at Paradisus Palma Real y los Meliá Punta Cana Beach y Meliá Caribe Beach, en República Dominicana.

 

P.: ¿Llegarán este año a los 400 hoteles?

G.E.: Probablemente sí, aunque ese nunca ha sido nuestro objetivo principal, pues para nosotros, el número de hoteles debe estar siempre supeditado a nuestra estrategia, a su rentabilidad y aportación de valor y reputación, al interés de los distintos mercados, etc.

 

P.: ¿La gran apuesta del Grupo Meliá sigue siendo Asia? ¿Qué planes tiene para los próximos meses?

G.E.: Asia es el gran mercado del futuro, y un mercado en el que nuestra Compañía tiene una ventaja competitiva al tener ya una presencia significativa (llegaremos a los 60 hoteles en 2020) y una curva de aprendizaje de más de 30 años en el continente.


País

Sector

Acepto la política de protección de datos - Ver

Comentarios


LA FIRMA


Sergio González Rubiera
Socio director de Acti Consultores

Sin visión y sin voluntad de Turismo…


OPINIONES ANTERIORES