2014: el gran año de México


Eduardo Suárez del Real Aguilera | 7 de enero de 2014 Deja un comentario


México ha cerrado el 2013 con una pirotecnia de números positivos del sector turístico brillando en el firmamento: “uno de los mejores años en la historia del turismo” según se señala en el análisis de los ocho primeros meses, recientemente publicado en el informe Panorama de la Actividad Turística en México que elabora el Consejo Nacional Empresarial Turístico (CNET) y la Universidad Anáhuac México-Norte.

Aumento  de 8,4% en el número de viajeros extranjeros que ingresaron por vía aérea; 7.9% de incremento en el gasto de visitantes internacionales;  “el turismo de internación, que significa alrededor del 80 por ciento de los ingresos por visitantes internacionales, registró un significativo aumento del 8.9 por ciento y su gasto medio tuvo, también, un incremento del 6.8 por ciento, que se traduce en 50.9 dólares más, ubicándose en 794 dólares”…  y la Balanza Turística arroja un saldo positivo de 3 mil 682.4 millones de dólares, 11.1% superior al registrado en 2012.

Las divisas que generaron los turistas internacionales ascendieron a  11.153 millones de dólares, una de las mejores cifras alcanzadas desde que en 1980 el Banco de México da cuenta de ella, y que recorta distancias con los 13.369 millones de dólares que reportó la industria turística mexicana en el mítico 2008.

El 2014 parte con inmejorables expectativas y con eventos puntuales que pueden apuntalar un mayor crecimiento futuro y que en el presente significan un hito en la promoción turística exterior: el acontecimiento internacional más significativo para todo el sector, el Día Mundial del Turismo, se celebrará en México el 27 de septiembre con el apasionante tema de “El Turismo y el desarrollo de la comunidad”; del 5 al 8 de marzo, México será el país oficial invitado  de la  Internationale Tourismus-Börse Berlin (ITB); la Confederación de Organizaciones Turísticas de América Latina (COTAL), cuyo protagonismo para México ha recuperado Jorge Hernández, su nuevo presidente, celebrará aquí su congreso internacional; la gira internacional de los hermanos Roca, del Celler de Can Roca, empezará por México; en la capital del país la sintonía entre las directrices turísticas del gobierno federal y el local (Ruiz Massieu-Torruco), más allá de partidismos, compromete favorablemente la ejecución de importantes proyectos… en lo grande y en lo pequeño se confirma la idea de que 2014 presenta un buen equilibrio de promesas y certezas desde la línea de salida, pero el que sea “el gran año de México”, no deja de significar que también pueda ser, parafraseando el título de la película de Peter Weir, “El año que viviremos peligrosamente”, si el gobierno del país no enfrenta su reto más importante, el de buscar con urgencia ese retorno en bienestar social que pueda justificar algunas de sus recientes reformas constitucionales, siempre que ese retorno parta del propio resultado económico de las mismas (especialmente de la energética y la hacendaria) y no del espejismo de una saneada reserva monetaria.

Porque la paz y la seguridad son uno de los pilares de la industria del turismo, la enorme maquinaria turística mexicana perderá empuje y credibilidad si su gobierno no consigue que los impunes próceres del narcotráfico sigan contándose entre los hombres más poderosos del planeta (en el número 67, según el revelador ranking publicado en la revista Forbes del mes de noviembre).

La corrupción, a todos los niveles,  es el abono de  la inseguridad, y el país no está exento de ninguna de ambas. Ni está libre de las que se produce en las sociedades en las que la riqueza y la pobreza se polarizan hasta niveles insaciables. Será aquí donde en este 2014 el turismo, como motor de riqueza,  tendrá algo importante que decir y que pronunciar, con hechos y con contundencia,  si México quiere abandonar  el  dudoso privilegio de estar entre los 46 países con alto riesgo de convulsión social (al lado de otras naciones de la región como Guatemala, Honduras, Nicaragua, Haití, Filipinas, Brasil y Perú, u otras de ultramar como Etiopía, Albania, China, Irán y España) según el indicador  publicado recientemente por la revista británica The Economist.

En el contexto de lo que el Turismo debe aportar al desarrollo de la comunidad (tema del Día Mundial del Turismo que se celebrará en el país)  las cuantiosas fortalezas turísticas de México tienen en su horizonte la meta de poder minimizar las debilidades políticas e institucionales que puedan convertirlo en un polvorín: El Turismo enfrenta el reto de contribuir a aportar la paz que necesita para vivir.


    Acepto la política de protección de datos - Ver

    0 Comments
    Inline Feedbacks
    View all comments

    Noticias relacionadas








    Email Newsletters


      ESPAÑA


      INVERSIÓN HOTELERA

      LATINOAMÉRICA


      DOMINICANA

      Acepto la política de protección de datos. Ver