Diego Romero Sedas de H10 tomo el mando de Acluvaq

Gente ajena al turismo daña a la industria con sus medidas: Acluvaq

Amenaza nueva ley del consumidor a tiempos compartidos: Amdetur
Cancún y Riviera Maya, bajo nivel de quejas en tiempo compartido: Profeco

Arturo Medina Galindo | Cancún | 10 de marzo de 2016 3 comentarios


TEMAS RELACIONADOS: , , , , , , , , ,


acluvaqromero

Con más de 23 años en la industria del tiempo compartido, prácticamente ha conocido todos los campos. Diego Romero Sedas, actualmente director de proyecto de H10 Premium, ha tomado el mando en la Asociación de Clubes Vacacionales de Quintana Roo (Acluvaq), con grandes retos para su gestión.

Romero Sedas nació en la Ciudad de México y empezó en el área de los tiempos compartidos como promotor, luego vendedor, trabajó 8 años en RCI, empresa que fomenta los intercambios entre afiliados al sistema, y con esta empresa llegó a Cancún en el año 2000 para coordinar desde Quintana Roo, México, República Dominicana y Belice.

Uno de sus clientes, Original Resorts, observó el talento que tenía para la gestión, y fue invitado por Patricia de la Peña para formar parte de su equipo como director de producto, por casi 5 años.

Fue en 2008 cuando es fichado por Circle One By Blue Bay, en donde se convierte en director del proyecto, que encabezó por 6 años, hasta que hace casi 2 años fue invitado por H10 Premium para encabezar su proyecto en el Caribe mexicano en donde cuenta con 2 propiedades y una en construcción que debe abrir a finales de este año con 974 habitaciones.

Toda esta experiencia debe ayudar a los desarrollos que ofrecen tiempo compartido, al hacer el lobbying necesario para evitar que entre en vigor una ley que pretende darle 30 días a los compradores para arrepentirse y cancelar su compra de club vacacional.

Sin duda, asegura Romero que esto ayudará a aumentar las ventas, pero también las cancelaciones. Si los clientes saben del margen tan amplio seguro dirán sí, simplemente para pensarlo mejor: “la emoción puede pasar y cancelar en el día 29, nosotros vendemos emociones y es peligroso que desaparezca”.

“Desgraciadamente -dijo Romero en entrevista exclusiva con REPORTUR.mx-, no sé a quien se le ocurrió, gente que no está en el negocio y que solo ve la parte negativa”, explica Romero, que los que realmente afectan a la industria son las salas que se abren en un fin de semana y luego se van, desaparecen, por ello esta ley a ellos no les importa, no existen, no hay a quien multar, en cambio los establecidas tendríamos que rendir cuentas a esta ley arbitraría.

Ya REPORTUR.mx presentó la postura de Amdetur a través de su presidente Jorge Herrera Rivadeneyra, que esta ley podría meter en graves problemas al sector, incluso podría desaparecer como en Europa. (Amenaza nueva ley del consumidor a tiempos compartidos: Amdetur)

En referencia a las leyes ambientales el nuevo líder de los tiempos compartidos dijo que las empresas del gremio han demostrado como sí se pueden hacer las cosas bien, hay propuestas diferentes, no hay que encasillarnos, porque todos nos alimentamos de ellas, se requiere de leyes que regulen todo, pero con lógica y conciencia. “Yo no soy partidario de conflictos pero no hay lógica, dónde quedó la seguridad de la inversión”, dijo.


Acepto la política de protección de datos - Ver

Comentarios

Ordenar:   nuevos | antiguos | más valorados

Con el respeto que me merece Diego y los años que tiene dedicados al negocio del “tiempo compartido”, creo que mis mas de 60 años dedicados a todas las fases del turismo (con excepción al tiempos compartidos), me permiten comentar sobre su opinión mencionada arriba sobre la necesidad de hacer un lobbying para evitar que entre en vigor una ley que pretende darle 30 días a los compradores para arrepentirse y cancelar su compra de club vacacional. Dije antes que nunca me dediqué al negocio del tiempo compartido, pero eso no quiere decir que no sepa como funciona. Imagínense: El “opc” atrajo al turista (Diego dice qy le convence de “disfrutar un delicioso desayuno gratis” — o si los turistas están en “all inclusive”, les ofrece un paseo gratis a alguna de las tantas bellezas que hay en nuestros destinos de playa.
A continuación, les cae el “liner”, que los convence

digo, … el “liner” convence al turista de entregarle su tarjeta de crédito, sin la cual el “opc” no podía haber concretado la invitación al desayuno u ofrecer el tour gratis, e inicia el estira y afloja para que el turista firme el contrato — que no sé si ya esté sancionado por la Profeco. Entra el “closer” que mete toda la presión psicológica necesaria para que el cliente firme y listo!
Sin embargo, cuando el turista llega al hotel, él, o su esposa dicen “no debimos haber firmado el contrato” — y se dan mil razones para no haberlo hecho — dándose cuenta de que sucumbieron a las buenas (o malas) artes del “closer”.
Los Consulados de México han recibido muchas quejas de clientes que quieren renunciar al contrato, pero éste pudo haber sido firmado con una empresa en Timbuktú imposible de demandar, y sus cláusulas de rescisión son leoninas. Es por esto que el Legislador quiere dar al comprador hasta 30 dias para desistirse de la compra del tiempo compartido sin cargo, con lo que yo, en lo personal, concuerdo.
NOTA: En el último párrafo en el que inicio este comentario arriba dice “(Diego dice qy..) Quise decir (Diego dice que fue promotor, que son conocidos en el mundillo turístico como “opc´s” de cuya labor promotora hay mucha tela de donde cortar).

Las leyes en México son muy débiles en cuanto a regulación de venta de tiempos compartidos se refiere. Los desarrolladores se han aprovechado para hacer fraude a sus clientes. En qué consiste: Te invitan a una presentación del tiempo compartido donde te prometen las estrellas. Una vez que utilizas el tiempo compartido te das cuenta de que muchas cosas que te prometieron no son verdaderas y te sientes defraudado, para cuando sucede eso, ya pasaron los 5 días que tienes para cancelar el contrato. Para que realmente conozcas el funcionamiento de todas las reglas de un tiempo compartido te puede llevar hasta 2 años. ¿Por que será que tienen miedo los desarrolladores a que se modifique la ley y se amplíe el plazo para cancelar?. Cuando un servicio es bueno, asi tengas 40 años para cancelar tu contrato, el socio no lo hará. No recomiendo adquirir un tiempo compartido. Infórmate en https://antifiestamericana.wordpress.com y comparte


LA FIRMA


Sergio González Rubiera
Socio de Acti Consultores

Necesaria una Campaña de Promoción


OPINIONES ANTERIORES