Fin de semana de análisis en reportur

Trump y también los políticos mexicanos amenazan al Turismo

Sectur sobre impacto de Trump: “Preparémonos para lo peor”
De la Madrid: Turismo enfrentará “retos difíciles” por Trump
Se hunde 50% venta de agencias mexicanas a EU tras ganar Trump
Dueño de Iberostar y Almundo: en 2016 Trump buscó hoteles en Cuba
Hoteleras españolas ven a Trump manteniendo la apertura en Cuba
Santos: “El triunfo de Trump no afectará nuestra relación turística”

R. R. | 14 de enero de 2017 Deja un comentario


TEMAS RELACIONADOS:


La victoria electoral de Donald Trump convulsionó a buena parte de la industria turística que se encontraba en el último día de WTM en Londres. Era un factor más de inestabilidad e incertidumbre que se sumaba a otro sorprendente resultado como fue el triunfo del ‘Brexit’ o el rechazo al acuerdo con las FARC en Colombia, como desgrana esta sección Fin de semana de análisis en REPORTUR.

Así, los políticos al frente de las naciones más poderosas amenazan el crecimiento de los flujos turísticos, con todo el potencial que podría. Para las hoteleras vacacionales es igualmente preocupante la actitud que están tomando las nuevas autoridades estatales y regionales en México de subir impuestos al Turismo mientras le reducen las partidas presupuestarias para promoción.

Estos meses ha triunfado electoralmente el ciudadano menos formado, con visiones cortas de miras, sin entendimiento de la economía ni del funcionamiento del mundo. La América profunda se han impuesto a los votantes urbanos. Han ganado quienes abogan por cerrarse más al exterior, con mayor aislamiento y proteccionismo, y con creciente rechazo al inmigrante y al extranjero.

Los discursos poco integradores amenazan con imponer una cultura menos amigable al trato entre gentes de diferentes orígenes. Las grandes potencias se dirigen hacia un escenario desconocido y ello espanta la inversión y la seguridad. Los políticos carecen de planes claros, las monedas se devalúan y la financiación se encarece. El consumidor teme así viajar, mientras la inquietud se apodera también de las empresas.

TRUMP. Estados Unidos tendrá desde la próxima semana a un presidente que por su temperamento siempre será imprevisible. El mundo tendrá que acostumbrarse a vivir con la incertidumbre de qué cara ofrecerá el líder del mundo libre. Un magnate ahora político con unas prodigiosas dotes de comercial, bastante hortera y bocazas, aunque con enorme empatía e inteligencia. Y un hotelero con poco éxito y poco querido por sus colegas de gremio.

La arrogancia de Donald Trump puede tener sus peores efectos a largo plazo, pues en un principio, en el ámbito económico, puede incentivar el consumo al bajar impuestos. A nivel político, puede crecer el antiamericanismo en el mundo, y por tanto perder fuerza la defensa de los sistemas democráticos y los mercados libres. La impulsividad del magnate hace temer por reacciones que puedan desencadenar un conflicto bélico que legitimen el endurecimiento de los permisos migratorios y los visados.

donald-trump-peña-nieto

Para los intereses turísticos, los efectos más directos e inmediatos de una presidencia de Trump pueden situarse en México y Cuba. El país azteca sigue conmocionado por el victoria electoral de quien prometió un muro en la frontera. En la mayor de las Antillas, puede revertirse el proceso de apertura, aunque también puede servir a los españoles para reforzarse como los inversores más fiables y leales a la isla.

Las agencias de viajes mexicanas ya han constatado un inmediato efecto a la victoria electoral de Trump, pues en la semana de los comicios apenas vendieron ante la conmoción del consumidor. En Cancún, las autoridades locales reconocieron que el resultado electoral podría tener un impacto turístico a corto plazo. El Gobierno federal mexicano fue más contundente y su departamento de Turismo afirmó: “Preparémonos para lo peor”.

El lobby aéreo latino, ALTA, en su revista, reconoce que la llegada de Donald Trump a la presidencia podría afectar la relación aérea con Cuba, que recientemente se estableció tras 50 años, y que había llevado a las principales aerolíneas estadounidenses a aterrizar en la isla. También en el negocio aéreo, Emirates teme que el magnate pueda perjudicar a los gigantes del Golfo dentro de su visión proteccionista de la economía.

IMPUESTOS. A todo ello, las elecciones de este año en puntos clave del Caribe como en el estado mexicano Quintana Roo, donde se ubican Cancún y Riviera Maya, o como en República Dominicana, ha llevado que el aterrizaje en el poder de los nuevos Gobiernos hayan estado marcados por que los responsables de Hacienda hayan apuntado a los hoteleros para alertarles de una importante subida de impuestos.

Algunas declaraciones han tenido un tono claramente populista y han sido poco sensibles con quienes han sido decisivos en desarrollar las economías locales. El secretario de Finanzas de Quintana Roo llegó a llamar “evasores” y “defraudadores fiscales” a los hoteleros. Ello provocó un hondo malestar por el hecho de generalizar y estigmatizar a todo un gremio.

En Quintana Roo el nuevo Gobierno propone en su paquete presupuestal dos impuestos al sector turístico, pese a haber prometido lo contrario. Un tributo sería a los participantes de juegos y concursos, el cual se impondría directamente al cliente de casinos y sitios de apuestas. El otro gravamen solo se aplicaría para el municipio de Solidaridad, donde se encuentra la Riviera Maya, y se cobraría a los hoteleros, de 20 pesos mexicanos por cada cuarto-noche, es decir, alrededor de un dólar.

En el Pacífico mexicano, las autoridades también han emprendido unas medidas similares. Han elegido al Turismo como fuente principal de recaudación, y en Baja California Sur, donde se ubica Los Cabos, aprobaron un impuesto al turista extranjerode 350 pesos, equivalente a 15 dólares, a pesar de los argumentos que el sector empresarial en su contra.

Todo ello, en suma, ha puesto en el punto de mira al Sector que ha sido el determinante para sacar de la crisis a los países más turísticos. Ahora es vista como la industria idóneo para recaudar. Consecuentemente, la inversión se verá constreñida también por un panorama mundial que con los cambios políticos deja más sombras que luces para el futuro de un Sector que con apoyo institucional podría crecer mucho más y generar más riqueza para todos.


Acepto la política de protección de datos - Ver

Comentarios


LA FIRMA


Sergio González Rubiera
Socio director de Acti consultores

Los Defensores de AMLO III


OPINIONES ANTERIORES