retrasó su presentación del plan estratégico

Meliá tendrá deuda en dólares y no busca más de 3 socios inmobiliarios


R. R. | Cancún | 5 de junio de 2017 Deja un comentario


TEMAS RELACIONADOS: , , , ,


Gabriel Escarrer, vicepresidente y consejero delegado de Meliá, desgranó a Expansión que el plan para su hotelera pasa por mantenerse con sus socios inmobiliarios actuales, como Starwood Capital, el fondo norteamericano Avenue Capital y el fondo británico London Regional, mientras analiza que las nuevas emisiones de deuda sean en dólares.

Meliá apuesta así por potenciar las alianzas que actualmente mantiene con Starwood, el fondo norteamericano Avenue Capital y el fondo británico London Regional. “Nuestra política pasa por reforzar aún más los acuerdos que tenemos. Nuestros socios son triple A tanto  en solvencia como en capacidad. Quizá podríamos abrir el abanico a uno más pero la intención no es tener muchos socios, sino trabajar estrechamente con tres o cuatro”, detalló Escarrer.

“Se analizarán nuevas alternativas de terceros, así como llevar algunos de nuestros hoteles a estas joint venture siempre que la gestión la sigamos manteniendo nosotros y con una implicación en el equity”, abundó el CEO de Meliá, cuya cadena, presente en 43 países, cuenta con 375 hoteles y casi 100.000 habitaciones.

Para diversificar riesgos, la compañía analizará, además, volver a recurrir al mercado de capitales “siempre que las condiciones lo permitan”. “Creo en la diversificación. No me gusta tener todos los recursos en deuda bancaria tradicional. Si se plantea [nuevas emisiones] sería en monedas alternativas al euro. Más del 50% de los ingresos del grupo vienen generados en dólares y lo más natural es disponer de deuda en la misma divisa”. El directivo subraya, no obstante, la “buena situación financiera” de la compañía, que ha permitido “ser más generoso con el accionista”.

Meliá tenía previsto anunciar su plan estratégico 2016-2018 el pasado año, pero decidió restrasar la presentación ante la incertidumbre política que vivía España en esos momentos. “El actual modelo de negocio gestor nos ayuda a poder sopesar mejor las próximas crisis. Cada vez es más importante para nosotros el flujo de honorarios recurrentes que viene de terceras propiedades”, detalló.

La deuda neta de Meliá se redujo a diciembre de 2016 en 226 millones respecto a diciembre de 2015 –junto con una reducción del tipo de interés medio de 90 puntos básicos-, hasta situarse en 542 millones a final del año pasado gracias a la amortización del bono convertible y a la evolución del flujo de caja. Con ello, situó la ratio de deuda financiera neta respecto al Ebitda en su nivel histórico más bajo, 1,9 veces, y quedando por debajo de la banda fijada por la hotelera (entre 2,5 y 3 veces).

A diciembre de 2013, como comprobó REPORTUR.mx, la deuda neta de Meliá rondaba los 1.000 millones de euros, con lo que desde entonces logró en estos tres años que se rebajase a la mitad, luego de concentrarse desde ese año en reducir su nivel de endeudamiento, para lo cual optó por fórmulas como la venta de activos, la emisión de bonos convertibles y la mejora del flujo de caja (Meliá reduce su deuda un 31% en nueve meses hasta 500 MDD).


Acepto la política de protección de datos - Ver

Comentarios


LA FIRMA


Sergio González Rubiera
Socio de Acti Consultores

Necesaria una Campaña de Promoción


OPINIONES ANTERIORES