Los jóvenes se van a asia al cobrar mucho más

Escasez de pilotos: llega a México el problema que alarma al Turismo


R. R. | Ciudad de México | 2 de marzo de 2018 1 comentario


TEMAS RELACIONADOS: , , , , , , , , , , , , , , ,


México, al igual que el resto de los países, afronta un grave problema en la aviación comercial que alarma a toda la industria turística: el déficit creciente de pilotos experimentados. Aeroméxico lanzó en diciembre una convocatoria para atraer cien nuevos pilotos de afuera, pero sólo 50 pilotos tomaron las cartas que se pusieron en la mesa (Amenaza para el turismo español: no hay pilotos).

Aeroméxico cuenta con una plantilla de mil 200 pilotos en la troncal que se jubilan a los 60 años. Ya pidió extender a los 65 años su jubilación. Con esta negociación que mantiene en curso con el sindicato de pilotos, Aeroméxico equipararía la edad de retiro de esos mil 200 pilotos con los cerca de 800 que posee en su alimentadora Connect, que se jubilan a los 65 años.

Los pilotos de Volaris, Interjet y VivaAerobús son jóvenes que están esperando alcanzar las dos mil 500 horas para irse a China, Japón, Vietnam, Emiratos Árabes y de Sudamérica, donde los sueldos son mucho mayores. El crecimiento de la industria de la aviación mexicana no es proporcional al crecimiento de los sueldos de sus pilotos, como reveló Dinero en Imagen.

Las aerolíneas chinas están pagando hasta 18.000 euros al mes a los pilotos, y las Emirates o Qatar también andan por ahí, de modo que son muchos los que están prefiriendo quedarse en estas zonas dada la diferencia de sueldo entre Europa y los mercados emergentes, que están viviendo una expansión en el mundo aéreo sin precedentes, y carecen de pilotos.

La flota en México aumentó 38% en los últimos seis años, pasando de 257 a 355 aeronaves, pero los salarios en el sector se han depauperado y tienden a precarizarse más, mientras en el 2020 con un superaeropuerto, el Nuevo Aeropuerto Internacional de Ciudad de México (NAICM) y un montón de aviones megamodernos.

Pero para cuando el NAIM sea una realidad, Aeroméxico, que dirige Andrés Conesa; Volaris, que comanda Enrique Beltranena; Interjet, que capitanea José Luis Garza, VivaAerobús, que conduce Juan Carlos Zuazua, y Aeromar, que recién asumió Dieter Holtz, habrán aumentado sus flotas, como ha venido revelando REPORTUR.mx (Golpe a Aeroméxico y Volaris ante posibles “prácticas monopolísticas”).

Grupo Aeroméxico, propiedad de Eduardo Tricio y Valentín Díez Morodo, cerró 2017 con una flota de 132 aviones, de los cuales 73 son de su troncal y 59 de su alimentadora Connect. Interjet, con 70 aparatos, sumará 74 más; Volaris, con 78, está adquiriendo 55, y VivaAerobús, con 24, añadirá 52.


País

Sector

Acepto la política de protección de datos - Ver

Comentarios

Ordenar:   nuevos | antiguos | más valorados

No es correcta la información que se presenta en este artículo, primero hay que mencionar que las cifras de los supuestos incrementos de flotas de las aerolineas no son tal como se mencionan ya que la gran mayoría son para reemplaza aeronaves que han concluido su ciclo de vida útil, por ejemplo Aeromexico retiró de su flota los ERJ-145 así como los B-767, al mismo tiempo va a reemplazar los B-737 por B-737 Neo, por su parte Volaris e Interjet solo van a sustituir por aviones propios los A-320 y A-321 que tenía arrendados mientras que VivaAerobus va a reemplazar sus obsoletos B-737 por modernos A-320. Por otra parte, en los últimos años ha habido un boom en el crecimiento del número de centros de formación de pilotos aviadores pues parece que está de moda estudiar esa carrera; de hecho no existe tal déficit de pilotos en México. Al igual que el resto de campos laborales en este país la industria de la aviación esta dejando sin empleo a la mayoría de profesionistas que han gastado en una carrera cuyos costos rondan el millón de pesos y un promedio de tres años debido principalmente al excesivo tiempo de espera en los engorrosos trámites burocráticos para la obtención de título y cédula profesionales, así como de la propia licencia. Por su parte, las convocatorias de reclutamiento de las aerolíneas estan estancadas, en la actualidad ninguna de ellas está contratando y generalmente estos procesos de contratación se limitan, en el mejor de los casos, a uno por año y se deja sin oportunidad a la mayoría de los pilotos. En el caso de la convocatoria del año pasado en Aeroméxico en realidad fueron 150 plazas las que se requeria cubrir y participaron en el proceso mas de 400 pilotos y las plazas se cubrieron por ex pilotos de Mexicana y familiares de los miembros del sindicato de pilotos aviadores, caso similar al del campo de la aviación ejecutiva (privada), sector en el que prácticamente ni siquiera existe un proceso de selección propiamente dicho ya que ahi se da la oportunidad solo a familiares y amigos de los pilotos que ya se encuentran laborando en alguna de estas empresas sin que siquiera exista un proceso de selección para reclutar a los candidatos mas cualificados, pues en este sector se elige practicamente por “dedazo” como se dice coloquialmente, situación que tal vez en parte pueda explicar el por què del creciente número de accidentes que se ha presentado con aviones privados en los últimos años y que en no pocos casos han derivado en escandalos vinculados a la falta de capacitación de los pilotos involucrados. Es cierto, en la actualidad la industria aérea en México atraviesa por una crisis pero de ninguna manera se debe a un supuesto “déficit” en el número de pilotos, tal vez haya que analizar a fondo la situación y buscar las razones correctas, y también buscar las preguntas correctas, una de ellas sería ¿a que se debe tanta insistencia por parte de autoridades y medios de comunicación para achacar la crisis al supuesto “déficit” de pilotos?, ¿será acaso que, debido a presiones externas, se está preparando a la opinión pública para que acepte una posible modificación a la legislación vigente y sea mas fácil hacerles aceptar que personal extranjero pueda formar parte de la tripulación en aeronaves con matrícula mexicana, ya que nosotros “no nos damos abasto”? Ojalá no sea asi pues esto definitivamente llevaría a la destrucción de una de las industrias clave para el desarrollo de nuestro país con consecuencias nefastas para México.