También revela un descenso en Cuba

Meliá constata menos ocupación en México por sargazo y los warnings


A. S. | Cancún | 1 de marzo de 2019 Deja un comentario


TEMAS RELACIONADOS: , , ,


El RevPAR en dólares (propiedad, alquiler y gestión) de Meliá para sus hoteles en América cayó un 5,4 por ciento interanual en el cuarto trimestre del 2018 “por el impacto negativo en nuestras operaciones de los cierres debido a reformas en Meliá Caribe Tropical (Repúbica Dominicana) y Meliá Coco Beach (Puerto Rico), así como por los problemas de sargazo (algas) y advertencias de viaje que afectaron a algunos destinos de México”.

“Los ingresos por comisiones (en USD) aumentaron un +3,6% en el 4T 2018 frente al mismo periodo del año anterior debido a la recuperación mostrada por el USD frente al EUR durante el periodo”, agregó la cadena española, que es la mayor del mundo a nivel vacacional y la tercera europea, según pudo constatar REPORTUR.mx.

La caída del RevPAR obedeció principalmente “por caídas en las tasas de ocupación. Por país, el RevPAR (en USD y en base comparable) se redujo ligeramente en México por la caída en el número de visitantes debido a los arriba mencionados factores, principalmente en el segmento MICE y algunas áreas como Playa del Carmen, así como por el impacto negativo de ciertos fuegos que tuvieron lugar en California y que impactaron a las tasas de ocupación dado el retroceso sufrido por la demanda de individuos de alto poder adquisitivo para nuestros hoteles situados en Los Cabos. Sin embargo, en el lado positivo, nos gustaría destacar la mejora significativa del Paradisus Cancún gracias a la fuerte demanda de grupos durante octubre y noviembre”.

“En la República Dominicana, el RevPAR cayó un 25,0% en el 4T 2018 frente al mismo periodo del año anterior principalmente por la caída en las tasas de ocupación resultante del cierre parcial del Meliá Caribe Tropical y las diferentes reformas que le afectaron, las cuales redujeron la demanda en todos los segmentos. Sin embargo, como resultado de la apertura a mediados de diciembre de nuestro nuevo resort Grand Reserve at Paradisus Palma Real, el cual se convertirá en nuestro nuevo hotel de referencia en el país, esperamos recuperar y compensar parcialmente algunos de los problemas que hemos tenido en la región”, explicó la cadena (Vídeo – Meliá desvela su estrategia y su emotiva historia desde el primer hotel de Escarrer).

Sobre las perspectivas de la cadena, de cara al primer trimestre de 2019, “la temporada alta para nuestros hoteles situados en América, somos cautos y esperamos una ligera caída de RevPAR (en USD), motivada por la caída en la demanda del segmento MICE por las advertencias de viaje del año pasado, principalmente en áreas como Cancún y Playa del Carmen, así como por el impacto de algunos hoteles en ramp up como el Grand Reserve at Paradisus Palma Real o los dos hoteles en los que se ha reconvertido el Meliá Caribe Tropical tras su reforma y posterior reposicionamiento y que sin duda reforzarán nuestra posición en los segmentos tanto de familias, como de solo adultos”.

Sobre los proyectos, destacaron que “en el último trimestre del año incorporamos 1 hotel a nuestra cartera en América, el Grand Reserve at Paradisus Palma Real (República Dominicana, propiedad, 432 habitaciones), dentro del cual 288 habitaciones serán destinadas a nuestro negocio hotelero y las restantes a nuestro nuevo producto de tiempo compartido The Circle, y hemos reabierto el Meliá Caribe Tropical reconvertido en 2 hoteles diferentes y separados: Caribe Beach for Everyone (611 habitaciones) y Punta Cana Beach Adults Only (544 habitaciones), que reforzarán nuestra posición de liderazgo en segmentos superiores dentro del país”.

“De cara al futuro, esperamos incorporar y desarrollar nuevos hoteles en destinos con alto potencial de crecimiento, como el Paradisus Playa Mujeres (México, gestión, 498 habitaciones) que comenzará a operar en el 2S 2019, y con dinámicas de mercado positivas, así como en lugares emblemáticos que nos permitan seguir penetrando en los segmentos superiores y de lujo ofreciendo experiencias inolvidables y únicas a nuestros huéspedes”, agregaron (Hoteleros confirman a México como la plaza caribeña más difícil).

En Cuba, el RevPAR en USD (gestión) de Meliá “cayó un 6,8% en el 4T 2018 frente al mismo periodo del año anterior, a pesar del incremento significativo en las tasas de ocupación, ya que los precios se vieron negativamente impactados por los descuentos ofrecidos en otros destinos del Caribe que se vieron afectados por diversos factores”.

“Nuestras Operaciones en Cuba cerraron el último trimestre del año registrando unos resultados mixtos que estuvieron ligeramente por debajo de nuestras expectativas, aunque fuimos testigos de una recuperación de la actividad turística en el país, todo ello a pesar de que este todavía se vio afectado por algunos problemas que limitaron su crecimiento, tales como las nuevas restricciones de viaje impuestas por el Gobierno de los Estados Unidos y la ligera caída en el número de visitantes procedentes de algunos mercados emisores”, explicaron (Meliá abre en Cuba “el padre de todos los hoteles de Varadero”).

El descenso del RevPAR (en USD) obedeció “a caídas de precios, habiendo sido especialmente relevantes las registradas en áreas como La Habana, Cayo Largo y Holguín. En este sentido, las tasas de ocupación crecieron significativamente durante el último trimestre del año frente al mismo periodo del año anterior, particularmente en áreas como Cayo Santa María y Jardines del Rey, donde se registraron incrementos de doble dígito, aunque para alcanzar dichas mejoras en las tasas de ocupación, los precios sufrieron importantes retrocesos por los descuentos agresivos ofertados en el país destinados a recuperar parcialmente el impacto negativo que tuvimos durante la temporada alta del año, así como para compensar algunos de los anteriormente mencionados factores que afectaron a nuestras operaciones en el país”.

“Por último, nos gustaría mencionar que, en términos generales, todos los principales países emisores de Cuba registraron significativos avances en los últimos meses, incluyendo Canadá, España, Francia, Rusia e incluso el propio mercado doméstico cubano. Sin embargo, en el lado negativo, decir que el número de visitantes de Estados Unidos, por las restricciones anteriormente mencionadas, se redujo notoriamente, lo que afectó a los segmentos individual y de grupos, del mismo modo que aquellos visitantes procedentes de países como Argentina o Alemania se redujeron por la situación económica vivida en el primero y por la quiebra de Air Berlín en el caso del segundo, ya que redujo el número de rutas que conectaban ambas regiones”.

Respecto a las perspectivas para Cuba para el primer trimestre de 2019, la temporada alta, “esperamos que las presiones de precios continúen para mantener un cierto grado de competitividad del destino, particularmente en La Habana. Adicionalmente, nuestro hotel Sol Sirenas situado en Varadero permanecerá parcialmente cerrado, ya que estamos llevando a cabo una reforma y posterior reposicionamiento destinado a expandir sus instalaciones que durará varios meses, del mismo modo que la capacidad aérea desde Canadá se espera que caiga por los diversos problemas sufridos por Cubana de Aviación y el incremento de la demanda de algunos destinos del Caribe. Asimismo, las incertidumbres que rodean al Brexit se espera tengan un efecto negativo en los visitantes del Reino Unido, mientras que otros países, como Italia o los países nórdicos, se verán afectados por caídas en el número de rutas aéreas, del mismo modo que los visitantes procedentes de Argentina continuarán disminuyendo por los problemas sufridos en el país anteriormente mencionados”.

Sobre sus proyectos, “en el último trimestre del año, en concreto en diciembre, añadimos 1 hotel a nuestra cartera de Cuba, el Paradisus Los Cayos (Cayo Santa María, 802 habitaciones), un resort todo incluido que mejorará nuestra oferta en el segmento de lujo y reforzará nuestro liderazgo en el país. El hotel actualmente permanecerá parcialmente abierto, con 200 habitaciones disponibles, ya que las restantes se incorporarán en los próximos meses una vez hayan sido reformadas y adaptadas a las demandas de los segmentos superiores. Para el 1T 2019, la temporada alta, abriremos el Meliá Internacional (Varadero, gestión, 946 habitaciones), que pronto se convertirá en un hotel emblemático para los visitantes y que nos permitirá seguir beneficiándonos de las positivas dinámicas de mercado del país. De cara al futuro, continuaremos activamente evaluando nuevos proyectos con alto potencial de crecimiento para expandir nuestra oferta en el país, principalmente en segmentos superiores, ya que presentan un mayor grado de resistencia ante posibles cambios en el ciclo económico”.

Meliá Hotels había presentado este miércoles sus resultados anuales de 2018 con un crecimiento del 13 por ciento respecto al año anterior, y con la vista puesta en el futuro. La cadena que dirige Gabriel Escarrer prevé abrir 50 nuevos hoteles entre 2019 y 2020 (Meliá gana 140 millones en 2018 y prevé 50 aperturas hasta 2020).

La primera cadena vacacional del mundo obtuvo el pasado año 140,1 millones de beneficios, con una mejora del Ebitda sin plusvalías (+0,9%) pese al estancamiento de los ingresos (-3,7%). Durante el pasado ejercicio la cadena hotelera mallorquina consiguió un sólido crecimiento de sus canales B2C, y MeliaPro.

El balance estratégico de 2016-2018 contempla un crecimiento del 250% de incremento en el Beneficio por Acción, con 3 años con ratio deuda neta/Ebitda por debajo de las 2 veces. En este periodo se han incorporado 14.818 habitaciones, de las cuales el 76 por ciento son en gestión.

En la estrategia de expansión, Meliá se pone como objetivo el fortalecimiento de la presencia en Caribe y Sudeste Asiático, con 23 hoteles firmados y 20 aperturas en 2018, y más de 50 aperturas en los dos próximos años.

De cara a 2019, la cadena hotelera prevé una positiva evolución de las ciudades españolas, Reino Unido y Europa Occidental. “Los resultados de Meliá Hoteles en 2018 reflejan la solidez del modelo de negocio de la compañía”, ha asegurado Gabriel Escarrer.

Meliapro, la plataforma B2b de Meliá Hotels International, se está convirtiendo en un canal estratégico para la hotelera, ya que aumentó sus ventas un 34,7% en 2018 respecto al año anterior, arrasando con la venta directa a través de melia.com que incrementó un 9,7% sus ventas globales (Meliapro gana a la venta directa y crece un 35% en 2018).


País

Sector

Acepto la política de protección de datos - Ver

Comentarios