se hunde en bolsa ante sus grandes pérdidas

La crisis de Thomas Cook alerta a los hoteleros del Caribe


R. R. | Cancún | 21 de mayo de 2019 Deja un comentario


TEMAS RELACIONADOS: , , ,


La crisis de Thomas Cook, asociada a Transat, tiene en alerta a los hoteleros del Caribe ya que el gigante británico es uno de los mayores emisores de Europa hacia las playas de los distintos destinos de la zona –como Cancún, Punta Cana o Cuba–, donde opera también con su flota aérea desde los principales mercados del Viejo Continente.

El valor bursátil de Thomas Cook ha caído un 40% a partir de un valor que ya era marginal y los analistas apuestan por el grupo chino Fosun, que ya posee un 18% de Thomas Cook, como el fondo que tiene más probabilidades de comprar al grupo británico (Thomas Cook negocia su venta parcial o total).

El touroperador ha admitido que han tenido que tomar una serie de medidas para fortalecer su posición financiera. No obstante, el desplome de sus acciones ha situado a Thomas Cook en el punto de mira y un posible objetivo para que otras empresas se queden con el grupo británico.

Fosun es el mejor candidato para tomar el control de Thomas Cook, sobre todo “una vez que la compañía haya vendido su aerolínea, puesto que se habrá eliminado un obstáculo importante para el grupo chino”, ha indicado Neil Wilson, analista de mercados en Markets.com, según indica en proactiveinvestors.

Asimismo, Wilson ha indicado que las negociaciones entre ambas compañías podrían darse en un futuro cercano y más ahora que la deuda neta ha aumentado hasta los 1.250 millones de libras, siendo ésta una de las mayores preocupaciones de Thomas Cook.

Además, la adquisición de Thomas Cook por parte de Fonsun supondría un gran crecimiento para la división turística del grupo chino, Fosun Tourism Group, propietaria de la cadena hotelera gala Club Med y del complejo de lujo Atlantis Sanya.

Thomas Cook ha obtenido un respaldo financiero de 300 millones de libras para proporcionar liquidez adicional a la temporada de invierno 2019/20, pero este flujo de dinero está sujeto a la venta de su aerolínea.

En este sentido, cabe destacar que el Grupo Lufthansa ha lanzado una oferta no vinculante sobre Condor, aerolínea del touroperador británico Thomas Cook, aunque su intención es la adquirir todas las aerolíneas del grupo, que el mayorista ha puesto en venta (Lufthansa quiere comprar las aerolíneas de Thomas Cook).

Todos los medios de comunicación de los países en los que opera, Gran Bretaña, Alemania, Escandinavia y Holanda, dedican gran espacio a la crisis de Thomas Cook (Thomas Cook se despeña en Bolsa tras advertir Citigroup que puede quebrar).

Esta crisis genera una segunda consecuencia: los compradores de viajes temen que el tour operador no pueda sobrevivir el verano, razón por la cual es previsible que las ventas vuelvan a resentirse. Por su parte, la gravedad del problema convierte en complicada la ejecución de la venta de la aerolínea, que se encontraba a punto de una decisión.

Thomas Cook tuvo la suerte de que, además de Lufthansa, también Virgin Airlines anunció que tenía interés en la compañía, aunque sólo en su rama transoceánica. Thomas Cook tiene 101 aviones en su compañía aérea con bases en Escandinavia, Alemania con la marca Condor, Gran Bretaña y Mallorca, donde hace dos años abrió una sociedad con aviones adscritos a ella.

Ahora la compañía está prácticamente en manos de los analistas bursátiles, que no tienen ningún optimismo sobre la capacidad de la dirección para sacar a la aerolínea del agujero. Ahora mismo, todos los movimientos en torno al capital son especulativos, dado que se da por hecho que la compañía no tiene valor.

Varios inversores han admitido que está adquiriendo posiciones en el mercado de bonos de Thomas Cook, obviamente también sin valor, porque esperan que la compañía canjee bonos por acciones. El dato realmente negativo de sus resultados es que la deuda, ya descontrolada, ha aumentado en los últimos seis meses en 360 millones de libras, lo que supone prácticamente el cincuenta por ciento del valor estimado de la aerolínea, si se vendiera ahora.

Con esos resultados tan negativos, los analistas consideran que es difícil pensar en la supervivencia de Thomas Cook, que cumple estos días los 175 años de antigüedad, aunque su propiedad ha variado notablemente en ese tiempo (Thomas Cook se desinfla y rebaja por tercera vez sus beneficios)

Ernst & Young había concluido tras auditar las cuentas de Thomas Cook del semestre cerrado en marzo,  que “el desenlace de la revisión estratégica y las nuevas condiciones de financiación es incierta. Esto crea dudas significativas en la capacidad de la compañía para seguir operando”, reveló Expansión.

En el citado periodo, la empresa perdió 1.890 millones de euros ante el declive de los viajes organizados y el estrechamiento de márgenes en el turismo hacia España, multiplicando por 6,6 veces los ‘números rojos’ de 283 millones de euros del mismo periodo del anterior ejercicio. La deuda neta se situó en 1.247 millones de libras (Thomas Cook pierde 183 millones de euros en un 2018 aciago).

“Los primeros seis meses de este año se han caracterizado por un entorno de consumo incierto en todos los nuestros mercados. La prolongada ola de calor del verano pasado y los altos precios en Canarias redujeron las reservas, y el ‘Brexit’ ha llevado a muchos clientes en Reino Unido a retrasar sus planes de vacaciones para este verano”, ha afirmado el consejero delegado de Thomas Cook, Peter Fankhauser, quien ha iniciado la venta de Thomas Cook Airlines con el objetivo de ganar “flexibilidad financiera”, reduciendo deuda (Thomas Cook negocia su venta parcial o total).

El traspaso de estas filiales, con bases en Reino Unido, Alemania y Mallorca, permitiría al grupo ingresar unos 600 millones de libras. Según Fankhauser, se han recibido “múltiples ofertas” . En espera de esta operación, los bancos han dado 300 millones de libras de liquidez temporal a la empresa, hasta 2022.

Entre los interesados iniciales por todo o por partes del negocio de transporte de pasajeros de Thomas Cook figuran Lufthansa que está interesada en Condor; Virgin Atlantic quiere las rutas del turoperador británico con Cancún (México) y el sur de Estados Unidos. Indigo, que participa en Wizzair, podría buscar especialmente el negocio de Thomas Cook en los aeropuertos británicos  (Thomas Cook quiere vender su aerolínea para bajar deuda).

Los analistas creen que el proceso de desguace del histórico conglomerado no se acabará ahí y también será atractivo fuera de la Unión Europea”, señala James Ainley, analista de Citi. Fosun International, que ya es socio de Thomas Cook con el 17% del capital, es el favorito en ese escenario a lanzar una oferta pública de adquisición (opa) por el resto de la compañía, según el citado diario.

Daniel Roeska, analista de Bernstein Research, señala que “firmas estadounidenses de capital riesgo podrían estar interesadas. Blackstone por ejemplo, tiene una amplia red de hoteles en España que podría tener buenas sinergias con el touroperador de Thomas Cook”. Tras las compras de Hispania y otros activos, Blackstone tiene ahora mismo 62 hoteles en España, con 18.000 habitaciones. Una compra o alianza con Thomas Cook, además de suministrarle clientes para esos establecimientos, aumentaría su cartera hotelera, ya que este grupo cuenta con algunos complejos turísticos en Baleares, Canarias y Andalucía.

El valor de Thomas Cook en la Bolsa de Londres ha caído un 85% en el último año, situándose en unos 350 millones de libras. Este jueves tras conocerse los resultados y la auditoría demoledora de Ernst & Young las acciones se desploman un 15% adicional.


País

Sector

Acepto la política de protección de datos - Ver

Comentarios


LA FIRMA


Álvaro Alcocer
Analista aéreo de REPORTUR

El pasillo único


OPINIONES ANTERIORES