Fin de semana de análisis en REPORTUR

Revolución: las cadenas lanzan varias marcas bajo un mismo hotel


M. Llibre | 6 de julio de 2019 Deja un comentario


TEMAS RELACIONADOS:


Marriott daba un paso para la revolución de las marcas hoteleras al anunciar hace unas semanas que abría en Nashville su primer hotel con tres marcas distintas bajo un mismo techo en un edificio de 21 plantas, acondicionado en tres partes para los estándares diferentes de las marcas Residence Inn, Sprinhill Suites y AC, como recoge esta sección Fin de semana de análisis en REPORTUR.

La mayor hotelera mundial ya dispone de unos 100 hoteles donde combina dos marcas en un mismo establecimiento, pero dio un paso más en su estrategia al contar en un solo edificio con 209 habitaciones que se venden como AC Nashville Downtown; 136 como Residence Inn Nashville Downtown Convention Center, y 125 como Springhill Suites.

“Juntar estas tres marcas ayudará a los viajeros a encontrar su estancia perfecta, tanto si está en Nashville para explorar la cultura musical, acudir a una reunión de negocios, o atender a una convención, e incluso si quiere pasar un tiempo de descanso con su familia”, declaró el jefe de Expansión de Marriott, Eric Jacobs.

Esta innovación de Marriott supone dar un paso más en la constante reinvención que está viviendo el concepto hotelero en los últimos años, con una segmentación y personalización más acusada, y con la adaptación del alojamiento a nuevos soportes como las viviendas, e incluso la entrada de cadenas en el negocio de los cruceros o los aviones.

Según ha podido saber Preferente, hay cadenas españolas que también ultiman anunciar que abrirán hoteles en Sudamérica compartiendo el edificio con otra marca hotelera, mientras incluso agencias de viajes nacionales meditan estrenar plantas de un establecimiento con su propia marca.

La idea impulsada por Marriott abre un camino a que las cadenas, cada vez más multimarcas, puedan tener menos límites a la hora de incorporar hoteles o de incluso poder readaptarlos al tamaño de cada demanda, en el citado contexto por parte de la demanda de buscar mayor personalización y segmentación.

Hasta ahora, las grandes cadenas venían renombrando sus productos dentro de un mismo complejo con distintas marcas según la calidad del establecimiento, como especialmente ocurre en el vacacional, pero rara vez se daba en un mismo edificio en un alojamiento urbano.

Precisamente, el negocio hotelero de ciudad es el que más ha tendido a mezclarse con el vacacional con el conocido concepto ‘Bleisure’, al que ahora se le abre una vía donde poder mezclar una faceta más profesional con una enseña propia, combinada con una más de disfrute con una marca exclusiva.

Este sendero permite también a las cadenas darles un mayor aprovechamiento a sus activos, con la capacidad de poder reinventarlos asumiendo un menor riesgo al hacerlo solo con una parte de ellos, al tiempo que les permite introducir también nuevos conceptos como el de los apartamentos bajo un mismo techo que su hotel.

Precisamente, uno de los hoteles más emblemáticos de la Castellana contempla en una próxima reforma dar cabida a un espacio donde los apartamentos se alternen con las clásicas habitaciones de hotel, siguiendo con los gustos de los clientes y permitiendo adaptar el volumen de la oferta al de la demanda en cada nicho.

Uno de los hoteleros en seguir este camino es Antonio Catalán, que desembarca en los pisos turísticos de lujo, aunque bajo un nuevo paradigma, con apartamentos ligados a hoteles Autograph de modo que la recepción de los alojamientos turísticos sea el hotel. 

“Nosotros llevamos a cabo un planteamiento nuevo, que los pisos turísticos formen parte del hotel. Es decir, que sean los apartamentos del hotel”, declaró el ejecutivo en en una entrevista realizada por Susana Griso en el programa de Antena 3 Espejo Público.

Tras la venta del total de la marca AC a la estadounidense Marriott, seguirá invirtiendo y ampliando el abanico de productos apostando por los apartamentos en edificios completos, “con los que pretendemos captar a un cliente joven que viaja con niños o a parejas que prefieren alojarse en pisos completos”, dijo Catalán en una entrevista a El Economista.

“Desde la recepción les acompañarán a su apartamento y tendrán servicios asociados al mismo. Nuestro objetivo es darle un aire distinto a los apartamentos turísticos y que el cliente sienta que está en un hotel”, apuntó Catalán. La compañía ya tiene avanzados cinco proyectos en Sevilla, de los que tres ya están acabados y suman unos 45 apartamentos, y otros dos que se están terminando.

“Esperamos que estos apartamentos puedan estar operativos entre octubre y noviembre”, ha declarado el ejecutivo, que asegura que tienen otro proyecto en Granada con 24 pisos, donde la compañía tiene el Autograph Hotel Palacio de Santa Paula, en el 31 de Gran Vía de Colón.

Además del Autograph de Sevilla, la empresa está abriendo otro en Valencia, y está “empezado un AC en Santa Cruz de Tenerife y estamos haciendo otro hotel en el centro de Cartagena y en Andorra”, ha revelado Catalán, quien aseguró que el ritmo de crecimiento de la compañía gracias a Marriott es muy alto.

“Ir de la mano de Marriott es una ventaja absoluta para nosotros y cada vez más Marriott tiene claro que su negocio es ser una gestora de marcas y una central de reservas que apuesta por las franquicias”, concluyó el empresario navarro.


Acepto la política de protección de datos - Ver

Comentarios


LA FIRMA


Álvaro Alcocer
Analista aéreo de REPORTUR

Emirates y el liberalismo


OPINIONES ANTERIORES