fin de semana de análisis en REPORTUR

“Be Green”: la sostenibilidad empieza por no limpiar la habitación del hotel


J. M. | 31 de agosto de 2019 Deja un comentario


TEMAS RELACIONADOS:


Técnicamente se conoce como “Be Green” y es una oferta que hacen algunos hoteles (muy pocos en la actualidad) para reducir el impacto medioambiental en sus propios establecimientos turísticos. Consiste en que los clientes renuncien voluntariamente a la limpieza diaria de sus habitaciones a cambio de descuentos en las consumiciones de los bares, como recoge esta sección Fin de semana de análisis en REPORTUR.

El Grupo Meliá lleva cinco años aplicando esta acción de sostenibilidad en uno de sus hoteles de Tenerife, el Gran Meliá Palacio de Isora, pero los sindicatos cuestionan la medida, que también se realiza en el hotel Regency Country Club, que compensa a los clientes con un 15% de descuento en su restaurante por cada día que renuncien a su servicio de limpieza.

Dicen sus detractores que esta iniciativa (de momento solo los sindicatos la han criticado) va en contra del turismo de calidad y que perjudica al personal que limpia las habitaciones, las conocidas popularmente como las “kellys”. Meliá lo niega tajantemente y no entiende la polémica.

La apuesta por la sostenibilidad medioambiental en los hoteles es cada vez mayor, pero hay medidas que generan polémica, aunque en este caso se produzca con cinco años de retraso. Meliá comenzó a aplicar en 2014 lo que en la empresa hotelera se llama “opción Green Choice”, a la que suelen acogerse entre 15 y 20 clientes diarios, y que forma parte de la operativa diaria del departamento de pisos del hotel Gran Meliá Palacio de Isora.

LAS “KELLYS”. Comisiones Obreras sostiene que la carga de trabajo de las “kellys” aumenta ya que cuando una habitación no se limpia durante días acumula más suciedad, lo que se traduce en un mayor esfuerzo para las empleadas de limpieza.

El sindicato explica que en las habitaciones de hotel se llevan a cabo dos tipos de limpieza: la normal del día a día y la que se hace cuando la habitación cambia de huésped, que se realiza más a fondo para recibir al nuevo cliente. Por ello, dice Comisiones Obreras, las camareras necesitan más tiempo por habitación ante la acumulación de suciedad.

Para Meliá esta medida no es otra que sensibilizar “a los clientes de la importancia de la conservación de los recursos naturales”, tal y como recoge una auditoría realizada por Earthchek para la primera cadena hotelera española.

Esta auditoría valora de forma positiva “como acción para fomentar la participación entre los huéspedes en nuestros programas y acciones de sostenibilidad ambiental”. Meliá destaca que el programa “Green Choice” no genera ninguna sobrecarga de trabajo y rechaza categóricamente que en las habitaciones se produzca una especial acumulación de suciedad salvo en aquellos clientes predispuestos a ello, algo que la cadena asegura que “afortunadamente no es habitual entre nuestros clientes”.

Meliá sostiene que los clientes que optan por el “Green Choice”, lejos de gastar menos, llegan a consumir más en los hoteles, aunque su habitación no esté tan limpia. Sin embargo, Comisiones Obreras no entiende que “los hoteleros estén todo el día llorando porque tienen que abaratar los precios para que los turistas venga a Canarias y que con esta medida lo único que consiguen es reducir su facturación”, una acusación que la cadena ha negado. Tampoco se prescinde de personal de limpieza de habitaciones, dejan claro desde el grupo que dirige Gabriel Escarrer.

DESPROPÓSITO. Comisiones entiende que sería un “auténtico despropósito, una vuelta de tuerca más a la precariedad laboral” las medidas adoptadas por aquellos hoteles que permitan a sus clientes que renuncien a la limpieza de la habitación. Dicen que eso provocará que el hotelero puede llegar a plantearse despedir a camareras de pisos para abaratar costes. También Meliá rechaza esta acusación y recuerda que desde que aplicó el “Green Choice” no se ha prescindido de ninguna de camarera de pisos.

Lavar las toallas y sábanas antes de que sea usada la habitación por un nuevo cliente es una de las medidas que se incluye en el documento “Modelo de sostenbilidad hotelera” del Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital. También se propone que, si es posible, las toallas no se laven todos los días, que el cliente asuma que es importante renunciar a la limpieza diaria para consumir menos recursos.

El documento señala: “Es recomendable concienciar al cliente e indicarle mediante recepción, cartelería en la habitación, etc. que sólo se efectuarán recambios de sábanas y toallas en caso de que el cliente lo indique (por ejemplo, dejando la ropa de cama y las toallas en un determinado lugar si se desea su recambio). Siempre es positivo comunicarle al cliente que este sistema se lleva a cabo con el fin de optimizar los recursos de lavandería y contribuir a la sostenibilidad y al ahorro energético y de agua”.

Además, el “Modelo de Sostenbilidad Hotelera” plantea que “las tareas de limpieza son un aspecto muy importante cuando se atiende a la generación de residuos en un hotel, ya que se suelen emplear sustancias especialmente tóxicas y generadoras de residuos peligrosos. Para revertir esta situación las empresas han de sustituir siempre que sea posible las sustancias tóxicas y peligrosas por métodos inocuos”.

Se pide expresamente que se ofrezca “a los clientes la oportunidad de implicarse en las acciones de medioambiente, de manera que cuando utilicen las instalaciones del hotel colaboren en las tareas medioambientales tales como la minimización de residuos y vertidos”.

Reducir la necesidad de limpieza de los equipos, y por tanto la generación de residuos y vertidos, concienciar a los trabajadores de la limpieza para que minimicen el consumo de agua en sus tareas habituales, y en la medida de lo posible introducir sistemas para la limpieza de las instalaciones industriales como barredoras, son otras de las iniciativas que se plantean para mejorar la sostenibilidad en los hoteles.


Acepto la política de protección de datos - Ver

Comentarios


LA FIRMA


Álvaro Alcocer
Analista aéreo de REPORTUR

Talento aéreo sin capital en España


OPINIONES ANTERIORES