Opinión

Taxistas de Cancún, juez y parte


Joaquín Vizcaíno | 10 de agosto de 2015 Deja un comentario


TEMAS RELACIONADOS: , , , ,


Cancún es un destino turístico de primera línea, pero si hay algo que no funciona como debiera para los turistas es el sistema de transporte, que no pueden elegir libremente, debido a que quienes ejercen el monopolio del servicio de taxis, también lo quieren ejercer en la transportación turística y hasta en el transporte público.

Lo malo es que uno esperaría que se aplique la ley, pero hay pocas esperanzas, porque la ley está retorcida y en cada municipio de Quintana Roo se ejerce el monopolio del servicio de taxis a través de los sindicatos de propietarios de concesión, (placas) que por muchos años han sido otorgadas para pagar componendas políticas y como premios, a discreción casi siempre del gobernador en turno.

Una prueba de ello es que en el Congreso del Estado se legisló para bloquear cualquier posibilidad de que servicios de transporte conocidos en todos el mundo, como Uber o Cabifay, pueden llegar al destino.

Los taxistas de Cancún se sienten tan poderosos que se han dado el lujo de cerrar calles, bajar turistas de camiones de turismo para llevárselos en sus vehículos, y lo más reciente en pleno centro de la ciudad y en un sitio específicamente negociado para que los camiones de servicios de transporte público que llegan al mercado 28, el más popular para el turista que llega al centro dejaran pasaje y lo recogieran.

Como a ellos no les pareció, porque les quitan a los clientes, bloquearon la salida, bajaron a turistas y los subieron a sus vehículos con la concebida mala imagen del “destino número uno de Latinoamérica”, susto para los turistas y comprobación de que los taxistas son juez y parte y no hay quien los pueda poner en orden. Un ejemplo: del mercado 28 a la Zona Hotelera no pagas menos de 180 pesos, si te vas en el camión de transporte publico pagas $10.50, ¿cuál pagaría?, bueno, a los turistas no les dieron posibilidad de decidir.

Su actual dirigente, Eric Castillo, ha manejado que se prohíbe la entrada de Uber pero ellos ya tienen su propia aplicación, similar a la conocida mundialmente, Quiero Taxi, pero hay dos problemas, los turistas que llegan a Cancún no tienen idea que existen, y además si los llamaran en el aeropuerto no los dejarían subir porque no son placas federales. Y la otra y más importante es que después de un mes que se echó a andar la aplicación el servicio no funciona como debería.

Por lo menos, sé de 6 casos en los que se intentó llamar taxi a través de la aplicación, resultando imposible, terminando hablando al conmutador de Radio Taxis a la “antigüita”.

Aseguran que servirán al nivel de las mejores, que tendrán coches sin rótulo para el servicio, cobro por tarjeta, etc, etc. Pero por el momento todo se reduce a palabras. Y los turistas utilizan el servicios de transporte que les dejan usar y no el que ellos quieren, lo que no tiene ni la menor lógica.


Acepto la política de protección de datos - Ver

Comentarios