TriBUNA

Exploración y Explotación


Christian N. Kremers | 31 de mayo de 2018 Deja un comentario


TEMAS RELACIONADOS: , , ,


Hoy más que nunca las empresas y las personas debemos de estar en “modo aprendizaje constante”. Los continuos desarrollos digitales y los nuevos modelos de negocio asociados a ellos nos obligan como gestores a estar alerta a los cambios y poder adaptarnos a ellos e incluso aprovecharlos para obtener ventajas competitivas. Pero para ser una empresa líder y exitosa, sin importar el sector, no basta solo con asumir un papel pasivo de adopción ante las transformaciones sino que debemos de jugar un papel proactivo en el campo de la innovación y la investigación.

Esto es lo que podríamos calificar como la “exploración”.

La exploración tiene, sin duda, un foco mucho más a medio y largo plazo pero es vital para estar pensando y desarrollando los siguientes productos y/o servicios que van a contribuir a que la curva de vida de la empresa o de un producto/servicio en específico no entre en declive sino en otra rentable era de crecimiento.

La exploración requiere de inversión en innovación y desarrollo, una organización flexible que se sienta a gusto con el cambio. Generalmente son empresas muy horizontales en su cadena de mando en las que se fomenta el “empowerment” de las personas y se premia la toma de decisiones. El foco de estas empresas suele estar puesto en 2 aspectos, por un lado están muy enfocadas hacia afuera de la empresa, hacia los clientes y hacia el mercado de cara a estar muy alerta de las últimas tendencias e innovaciones y por otro lado suelen tener un foco claro hacia el crecimiento futuro.

Al mismo tiempo muchas empresas exitosas están tremendamente inmersas en su día a día operativo, sacando adelante los números del “budget”, lidiando con clientes, liderando equipos, resolviendo problemas, abriendo y cerrando oficinas, teniendo reuniones, etc. Esto es lo que podríamos llamar la “explotación”.

Esta vorágine cotidiana a menudo impide a las empresas enfocarse en el mediano-largo plazo.

Sin embargo la explotación es importantísima ya que si no estamos enfocados en sacar adelante los aspectos cotidianos de la empresa e incluso nos enfocamos en mejorar día a día ciertas rutinas y procesos no seremos exitosos en la entrega de resultados de cada Q. Lo cierto es que si queremos evitar que se enciendan todas las alarmas y focos rojos, es importante no entregar 2 o 3 Q´s seguidos por debajo de presupuesto…

Las empresas con un claro foco en la explotación del negocio suelen tener objetivos y una visión más a corto plazo, buscan constantemente eficientizar los procesos y premian la disciplina. En la explotación es más importante tener directrices claras y estandarizadas y no se le suele dar mucha importancia al  “empowerment” del individuo sino a que más bien se ciña al proceso óptimo establecido. En estas empresas el foco suele estar puesto hacia dentro de la empresa y hacia la productividad, buscando maximizar los recursos existentes.

En definitiva las empresas que se enfocan más hacia la exploración o hacia la explotación tienen culturas organizativas muy distintas, casi pareciera que son opuestas, incompatibles. Pero como empresa, ¿nos podemos permitir el lujo de solo estar enfocados en uno de los lados?

Pareciera imposible poder estar enfocando los recursos de la empresa en el corto plazo para sacar los mejores números posibles, maximizando los recursos y al mismo tiempo insistir activamente en ser una empresa innovadora con la mirada puesta en el futuro y estar en constante evolución. Cuantas veces hemos oído lo de “no se puede estar en misa y repicando”.

A priori pareciera cierto que las culturas de la explotación y la exploración son incompatibles en una misma empresa, sin embargo, en un estudio el “Instituto Henderson de la escuela de negocios IMD en Suiza”, identificaron que existe un pequeño número de empresas visionarias en el mundo, concretamente un 2% que hacen ambas cosas muy bien.

Estas empresas han sabido crear ambas culturas en una y son tremendamente exitosas tanto en la exploración como en la explotación.

Fijémonos en Amazon por ejemplo, son capaces de entregar, son fiables, tienen un excelente servicio, ya son rentables y al mismo tiempo están constantemente innovando. Innovan incluso en campos ajenos a su actual “core”.

Otro ejemplo claro es Zara en donde han logrado no solo tener una cadena de suministro que supera a la de todo el sector de la moda y el “retail”, satisfaciendo las demandas y deseos de sus clientes diariamente sino que son capaces de pensar y desarrollar constantemente mejor que nadie en su industria en que sigue y cual es el siguiente paso.

El último ejemplo claro sería Toyota. El “Toyota´s way” está reconocido mundialmente al lograr una enorme eficiencia en sus plantas en las que fueron los primeros en desarrollar metodologías “kanban” y “just in time” y al mismo tiempo son un ejemplo de innovación en la industria automotriz y fuera de ella.

Evidentemente son empresas que cuentan con muchísimos recursos económicos a su disposición pero hay otras que también los tienen y no han sabido integrar ambas culturas en la misma empresa. El secreto es tener prácticamente 2 empresas en 1 y que al mismo tiempo sean capaces de retroalimentarse, apoyarse y beneficiarse mutuamente dejando que cada parte tenga su propia cultura adaptada a la naturaleza de su foco.

Jim Collins lo describe muy bien en su libro “Build to last” en el que menciona que las empresas visionarias no se dejan oprimir por “la tiranía de la ó”. La tiranía de la ó es la idea racional que tenemos los seres humanos que las cosas tienen que ser o A ó B pero no ambas:

.- O hacemos cambios ó tenemos estabilidad

.- O somos creativos y autónomos ó somos consistentes y controlamos

.- O somos “low cost” ó vendemos calidad

.- O somos conservadores ó somos audaces y oportunistas

.- O somos idealista (“values-driven”) ó somos pragmáticos (“profit-driven”)

.- O creamos riqueza para los accionistas ó nos enfocamos en hacer el bien en el Mundo

En vez de estar oprimidos por la “tiranía de la ó” las empresas visionarias se liberan aplicando la “la genialidad de la y”, la habilidad de abrazar ambos extremos de diferentes dimensiones al mismo tiempo. En vez de elegir entre hacer A ó B encuentran la manera de hacer ambas cosas, A y B:

.- Propósito mas allá de los beneficios y foco pragmático en los beneficios

.- Conservadurismo alrededor del “core” y decisiones audaces y arriesgadas

.- Control ideológico y autonomía operacional

.- Visión futurista y filosófica y una excelente ejecución operacional diaria

.- La organización alineada a la ideología “core” y la organización adaptada al entorno

No se refiere a un mero balance ya que el balance implica posicionarse en el medio, mitad y mitad, 50-50. Una empresa visionaria no busca el balance entre el corto y el largo plazo, lo que busca es hacerlo muy bien en el corto y muy bien en el largo plazo.

Puede sonar algo irracional, raro, difícil quizás. Sin ninguna duda, pero como dijo F. Scott Fitzgerald “La prueba de un intelecto de primer orden es la capacidad de mantener dos ideas opuestas en la mente al mismo tiempo y quedarse con la capacidad de funcionar.”

La conclusión es que no se trata de Exploración ó Explotación sino de Exploración y Explotación en paralelo y ser una empresa excelente en ambos planos.


País

Sector

Acepto la política de protección de datos - Ver

Comentarios