Tribuna

Los Defensores de AMLO III


Sergio González Rubiera | 25 de mayo de 2020 4 comentarios


TEMAS RELACIONADOS: ,


En últimos días le he dedicado sendos espacios a los defensores de AMLO, haciendo clara referencia a sus fobias. En la primera entrega me refería a su injustificado reclamo acerca de que en el pasado no se criticaba a presidentes y clase política con la misma dureza con que se hace ahora, lo cuál es falso de toda falsedad y está debidamente demostrado. Se le ha criticado a todos y mucho, sólo que este ha merecido más, por mucho.

En el segundo aporte me referí a la segmentación de los defensores y sus perfiles, clasificándolos en tres grupos, siendo los llamados “chairos”, uno de ellos.

(ambas entregas están en mi muro de Facebook).

En esta ocasión quisiera dirigir mis reflexiones, hacia el punto que quizá podría ser uno de los temas centrales tanto de la critica hacia el presidente y la 4T, como de la defensa que de ellos hacen, sus fervientes e incansables seguidores, el combate a la corrupción.

Es altamente probable que la frase más repetida por López Obrador desde que estaba en campaña y hasta el día de hoy, sea “acabar con la corrupción”, como también altamente probable sea que entre otras cosas por ello ganara las elecciones. Lo ha dicho hasta el cansancio en cuanto foro ha podido. No diría que en todos los tonos y de todas las formas, como se acostumbra, porque él solo tiene un tono y una forma, esa aburrida y soporífera que sólo sus feligreses soportan y aplauden; pero vamos, que el combate a la corrupción ha sido una de sus banderas.

Y es esa misma bandera, la que quizá genera, tanta animadversión entre otras cosas, tanto rechazo, tanto coraje y tanta crítica por decir lo menos; por la enorme carga de incongruencia y falsedad que contiene el discurso.

Vamos a ver, no hay mexicano alguno que no esté en favor de la lucha contra la corrupción. Bueno, me excedí sin duda en semejante afirmación. Hay muchos mexicanos que lamentablemente se han visto favorecidos con la corrupción y que sin duda les beneficia el Statu Quo. Pero, aún con ese lastre, el grueso de la población estamos por un estado de cosas en el que la corrupción no exista, en el que se favorezca la honestidad, la equidad, la transparencia y por supuesto estamos porque se persiga y se castigue a los corruptos.  Todos estamos sin duda en favor de que se investiguen los casos de corrupción escandalosa de sexenios anteriores; que se abran expedientes de investigación contra ex presidentes, ex gobernadores, secretarios de estado, líderes sindicales, funcionarios importantes y también los de poca monta y por supuesto también empresarios coludidos.  En contra estamos de fortunas mal habidas, de riqueza inexplicable, de abusos y mal tratos de todo tipo y en general los mexicanos estaríamos complacidos y agradecidos si tuviéramos un presidente de la República y un gabinete comprometidos en verdad con semejante causa.

Lo que ocurre en los hechos es que López Obrador ha mentido; ha mentido descaradamente a todos los mexicanos y en especial a quienes creen en él ciegamente, porque no ha existido en su gobierno atisbo alguno de intenciones siquiera de combatir a la corrupción, y no solo ello, sino que la misma se ha permitido, se ha solapado y se ha evidenciado en su gobierno.

Sus fervientes seguidores, al leer este tipo de criticas se electrizan, se les ponen los pelos de punta y no pueden creer que se le juzgue al ídolo que en su discurso ha criticado con firmeza a todos los gobiernos anteriores, al neoliberalismo corrupto, a los conservadores, a los reaccionarios, a la “mafia del poder” …  

Pero es que una cosa es criticar duramente en el discurso, una cosa es señalar desde el micrófono y la plaza pública, y otra muy distinta es gobernar y actuar. Demostrar no solo con hechos y acciones sino con políticas públicas de combate a la corrupción e impunidad.

Un presidente que en verdad quisiera combatir la corrupción y “barrer las escaleras de arriba para abajo”, como decía en su campaña, hablaría menos y actuaría más.

¿Cómo?…

Si en verdad AMLO quisiera combatir la corrupción, ya se hubiera referido de manera seria al Sistema Nacional Anticorrupción y a su homologación con las leyes estatales en la materia. El sistema esta compuesto por una serie de leyes que deberían revisarse, perfeccionarse, acatarse, publicarse y ser debidamente socializadas. Esto no se ha hecho.

Si el presidente en verdad quisiera combatir la corrupción y hacerse notar por ello, ya deberíamos haber sabido de cientos de expedientes abiertos por esos motivos en estados y municipios. Hay miles y miles de casos de corrupción en todo el país; licitaciones a modo, compras con sobreprecios, sobornos de todo tipo en la industria de la construcción; peritos, coyotes, inspectores, directores de esto y aquello que se venden todos los días, en todas partes al mejor postor.

Se negocia y se mercadea a diario en todos los municipios del país con licencias de conducir; licencias de construcción, permisos de operación, licencias de funcionamiento. Se ofrecen jugosas “propinas”, “diezmos”, “apoyos” a funcionarios de todos niveles a cambio de contratos, concesiones y favores.

No es necesario hablar de los grandes escándalos como el del hijo del corruptazo Manuel Bartlett, y de otros para saber que en México la corrupción existe a todos los niveles, por todas partes y a toda hora y que AMLO y su mal llamada 4T, no han hecho absolutamente nada por combatirla.

Ya ni hablemos del “LonganizaGate”, porque es nimio y quizá ya todos se olvidaron, ni hablemos de los corruptos famosos que le rodean en el gabinete; pero que tal si hacemos mención del escándalo que debería suponer el que se estén haciendo compras de gobierno y asignaciones directas sin licitación y que cada día se escucha más. Y si acaso no fuera verdad, ya podrían haberlo acallado con TRANSPARENCIA, palabra que aterra a los gobiernos y en especial a la 4T, conformada por personajes provenientes de lo más obscuro y rancio de otros partidos, por cierto, tan criticados. 

Los defensores de AMLO, acusan que no se señale a los anteriores, pero por alguna razón se les nubla la vista o el entendimiento para atestiguar lo que acontece hoy, durante la gestión del gobierno de la supuesta transformación.

Y en más de lo mismo, si se habría de acabar con la corrupción en este sexenio y no se perdonaría ningún hecho delictivo, porque no existen expedientes de investigación en contra de los protagonistas de la administración anterior, de hecho, tristemente célebre por corrupta.

Donde están los detenidos y los expedientes por el supuesto combate al Huachicol ?… ¿Dónde?

Y después de liberar vergonzosamente al hijo del Chapo Guzmán, y demostrar abiertamente quien manda, ¿donde están las investigaciones posteriores?  ¿Cuál el seguimiento del caso?…

Por qué, el Gobierno de AMLO, no se ha acercado en esta administración a las organizaciones de la sociedad civil que persiguen la corrupción y buscan la Transparencia?

Si este era el gobierno del combate a la corrupción, ya debería existir una agenda seria de trabajo con cronogramas, líderes, enlaces con las ONG´s, metas específicas y por supuesto tendría que existir un discurso serio al respecto. 

De que sirve venir cada mañana a repetir como un zombie, estúpidamente, que se va a acabar con la corrupción, si no hay programas, no hay responsables, no hay expedientes. Para qué ?…  es un simple discurso vacío, cada día menos creíble.

Hay otras muchas razones por las que cada día se acrecienta y se endurece la critica al presidente, a quien ya se le ve angustiado y molesto al respecto, y a ello nos seguiremos refiriendo sin duda, pero por hoy, el tema es que HA MENTIDO, en su falso discurso de acabar con la corrupción. Es MENTIRA, lo increíble es que aún hay quienes le creen..  a ver hasta cuando…

Al Buen Entendedor…

Acepto la política de protección de datos - Ver

Comentarios

Ordenar:   nuevos | antiguos | más valorados

Es que ALMO es el ejemplo personificado de ” DIME DE QUE PRESUMES Y TE DIRÉ DE QUE CARECES ” presume de honesto cuando al dia a dia demuestra que está siendo mas corrupto que sus antecesores y conste que los otros también son unas fichas , pero este se está pasando 5 pueblos puesto que diario hay nuevos escándalos de corrupción empezando por sus hijos , pero bueno hay ciegos que NO QUIEREN VER unos porque les conviene ya que se están beneficiando de sus corruptelas y otros porque solo quieren estirar la mano para cobrar sus $3600 pesos y les dejo esta frase para el que lo quiera entender

“Si quieres derrotar a la corrupción, debes estar listo para enviar a la carcel a tus amigos y familiares”

Lee Kuan Yew

Obvio que AMLO NO LO HACE

Diatriba sin sentido de un odiador espumando por la boca. Si estas tan seguro de las afirmaciones que haces en tus columnas, entonces porque no lo haces realidad y aportas la EVIDENCIA que sustente tus dichos?
Donde esta la evidencia que tienes contra BARTLETT???
La realidad es que no hay huachicol eso significa $85,000,millones de pesos por año, que ahora el pueblo si recibe.
Las finanzas ahí van. Estamos construyendo la primer refinería en 35 años, el nuevo Aeropuerto Internacional de México País, un Tren Maya, en medio de la peor pandemia que ha visto el mundo en 100 años y todo esto sin pedir dinero prestado y las reservas del país crecen $279 millones de dólares por mes.
De nada.

Hay que saber separar la paja del trigo, lo público es público y lo privado es privado, si un negocio requiere de ayuda de fondos públicos para salir adelante no es un buen negocio, en lo personal nunca y bajo ningún gobierno recibí algún tipo de apoyo y aquí sigo, si estoy de acuerdo o no con la actual administración, si estoy de acuerdo con el actual Papa es algo personal y mal haría en utilizar un espacio del sector que me dedico a plasmar mis opiniones personales, si Reportur fuera un espacio político adelante pero por respeto a los lectores estos temas son como los calzoncillos, de carácter estrictamente personal.

Ni siquiera termine de leer tu escrito, es obvio que tiene una linea en contra de AMLO. Deberia de dedicarse a lo suyo, que es el turismo. AMLO esta combatiendo la corrupcion como nadie. Y por eso hay mucha resistencia de los grupos que se beneficiaron por decadas. L a mafia del poder!!! Y quieren regresar, por lo poco que dejaron. NO mas!!


LA FIRMA


Sergio González Rubiera
Socio director de Acti Consultores

Cómo, cuándo y por qué debería caer AMLO y la 4T


OPINIONES ANTERIORES