Solo el precio impide cerrar el acuerdo

Crisis de Norwegian: la matriz de Iberia puja por rescatarla


R. R. | Buenos Aires | 23 de diciembre de 2018 4 comentarios


TEMAS RELACIONADOS: , , , , , ,


El próximo dos de enero Norwegian tiene que hacer frente a desembolsos financieros importantes para los que, según diversas fuentes, no cuenta con liquidez, como han venido revelando diversos medios como el periódico turístico líder de España, preferente.com, así otras prestigiosas publicaciones como Forbes.

El Corriere della Sera de Milán, el periódico más importante de Italia, también asegura que IAG, la matriz de Iberia y de British Airways y Norwegian prácticamente han llegado al final de sus negociaciones para que la primera incorpore a Norwegian a su cartera de aerolíneas, excepto en lo que hace referencia al precio.

Según estas noticias, el precio que ofrece IAG estaría en torno a la valoración bursátil de Norwegian, que es de unos mil millones de euros, catorce veces menos que la valoración de IAG. El ratio entre las dos compañías indica la naturaleza de la operación.

El motivo por el que no hay aún acuerdo es debido a que el comprador no quiere pagar más, pues espera que el tiempo juegue en su favor y, segundo, porque los vendedores quieren más dinero, esperando que en el último momento algo ocurra en su favor.

La publicación italiana indica que únicamente puede haber dos compañías en Europa interesadas en comprar Norwegian: una es IAG, para quien se trataría de un excelente complemento a su estrategia (poniendo en duda el futuro de Level), y Lufthansa, que también tiene el músculo financiero para acometer una aventura así.

Sin embargo, Lufthansa, a quien se le conoce su interés por Alitalia, no parece haberse interesado por Norwegian, probablemente porque la noruega no opera en mercados que la afecten directamente. En cambio, para IAG sobran razones para intentar el control de Norwegian: sus vuelos a Sudamérica afectan la posición de Iberia; su base en Gatwick cuestiona el liderazgo de British Airways y, finalmente, sus operaciones en Irlanda atacan la base de negocio de Aer Lingus, otra de las aerolíneas del conglomerado.

Los observadores hacen notar cómo los primeros vuelos de Level se dirigían fundamentalmente contra Norwegian. De hecho, Barcelona fue la primera de sus bases. Sin embargo, la segunda oleada de operaciones se plantea en París y dirigida sobre todo a Air France, dejando en un segundo plano a Norwegian.

Como reveló REPORTUR.com.ar, Norwegian Air Shuttle, con un ambicioso plan de desembarco en la Argentina, tuvo que lanzar hace unos meses una ampliación de capital luego de que se disparase la desconfianza de los inversores tras anunciar que en el primer trimestre de este año sus pérdidas serían aún mayores de lo esperado  (Norwegian pierde en 18 meses la mitad de su capital en contraste con Ryanair).

Norwegian está sufriendo constantes desplomes bursátiles que parecen no tener fin luego de presentar recurrentes pérdidas en sus resultados anuales y trimestrales, unido todo ello a que baja la ocupación de sus aviones, y a que sus ratios de deuda están muy por encima del resto de sus competidores europeos (La deuda de Norwegian, muy superior a la de sus rivales).

La desconfianza de los inversores sobre Norwegian, junto a los citados motivos, se fundamenta también en el recelo sobre su estrategia, que es considerada como demasiado dispar –vuelos transatlántico de pasillo único, ofensiva por mercados inconexos, entrada en la Argentina, low cost de largo radio– y poco sostenible para una aerolínea con aún escaso músculo (Récords de ocupación de Iberia, Ryanair y Vueling, y desplome de Norwegian).

Junto a todo ello, Norwegian afronta también que su avión estrella, el Boeing 787 Dreamliner, está siendo llamado a revisiones por problemas en sus motores Rolls-Royce, a lo que se une el repunte del petróleo en los últimos tiempos, que ya ronda los 70 dólares por barril de Brent (Ryanair señala a las 4 que sufrirán con el petróleo: TAP, Flybe, LOT y Norwegian).

Karl Johan Molnes, jefe de Análisis de Norne Securities, un fondo noruego que gestiona activos valorados en 50.000 millones de dólares, asegura que “Norwegian es un pozo sin fondo”, y esperan que “lo que deben hacer es acabar con su apuesta por la larga distancia, ahora que la aerolínea va a invertir en Argentina, donde nadie gana dinero” (Analistas esperan que Norwegian tenga que retirarse de Argentina).

El jefe de Análisis de Norne Securities, como recoge Business Insider, descarta los motivos por los que Norwegian justificó las abultadas pérdidas, y a su entender estas se debieron a que no obtuvo permiso para volar a Estados Unidos con tripulaciones asiáticas, y porque debe atraer a más pasajeros de negocios si quiere ganar dinero.


País

Sector

Acepto la política de protección de datos - Ver

Comentarios

Ordenar:   nuevos | antiguos | más valorados

Norwegian invirtió en en Argentina donde nadie gana dinero? Por eso las aerolíneas europeas como KLM, Iberia, LEVEL, Edelweiss, Air Europa aumentaron sus frecuencias hacia Buenos Aires, por eso American Airlines aumento sus frecuencias y agregó 2 vuelos nuevos, sin contar el nuevo vuelo directo a LAX, un poco desinformado.

Comentar…No entendiste el articulo. No se gana en cabotaje y vuelos regionales. Las Low cost recien empezaron y hasta ahora no se ha emostrado que las LCC han tenido ganacias.

Desinformado…Todas las compañías que citas vuelan hacia Argentina no operan vuelos domésticos ,que es lo que la noticia hace referencia, a los tres aviones rematriculados 737 800 que tiene Norwegian en base Buenos Aires.

Esa es la cuestión Latinoamérica no es un mercado interesante para nadie, y menos para vuelos Low Cost. No hay clase media, no hay estabilidad, no hay seriedad y en cambio mucha corrupción. Es un error entrar en esos mercados. En Europa hay problemas pero son ricos. Y los mercados emergentes son los de Asía, la India, China, Corea, Japón, donde hay mucha más clase media que en Bolivia, Brasil, o Chile, que la tiene, pero cuanta, que población tiene Chile y cual tiene Vietnam o Indonesia…
Miren lo que ha pasado en Brasil, como está Argentina o Peru… Uruguay, Paraguay o Ecuador no cuentan en la economía mundial.