Lo decidirá en agosto

Norwegian anuncia que evalúa retirarse de Argentina


R. R. | Buenos Aires | 13 de mayo de 2019 Deja un comentario


TEMAS RELACIONADOS: , , ,


Geir Kalsen, el director financiero de Norwegian Air tiene objetivos claros: sanear la compañía. Y para ello amenaza con no detenerse ante nada y parece que ante nadie. Hace unos días, presentó algunos datos de la compañía en Oslo. Preguntado por la prensa, no se fue por las ramas: “Si nuestro proyecto en Argentina no se corresponde con lo esperado, estamos preparados para retirarnos”, dijo.

Al día siguiente, el director general, Bjorn Kjos dijo que mantenía su compromiso con Argentina, pero pocos creen al segundo, conociendo la situación de la empresa y las pocas posibilidades que tiene de mantener las pérdidas en Argentina, según recogió preferente.com.

El director financiero no tuvo contemplaciones en la explicación: dijo que el proyecto en Argentina a día de hoy no está yendo bien. Que es temporada baja y que la economía argentina está pasando por un mal momento, pero que dejarán junio y julio a ver cómo evolucionan las cosas pero que si para agosto no hay signos de mejora, cerrarán.

Agosto es el peor mes del año en Argentina porque es pleno invierno y dificulta una aerolínea sobrevivir a la situación, mientras el problema no es de Norwegian, pues FlyBondi, la primera de las aerolíneas que se instaló en el país aprovechando la apertura propuesta por el gobierno de Macri, tenía pensado acabar este año con 10 aviones, aunque puede tener que reducir su previsión.

FlyBondi aplica estrictamente el modelo de Ryanair, volando únicamente a aeropuertos baratos, con escaso uso, buscando pasajeros que nunca han subido a un avión más que aquellos ya iniciados. Las cosas no parece que le vayan especialmente mal pero sólo opera con 5 aviones y no tiene planes en estos momentos de ampliar su flota en 2019. El problema, dicen en FlyBondi, está en que la economía argentina no está para muchos lujos.

Norwegian, igual que en Europa, nace dirigida a un segmento no estrictamente del coste más bajo: sus aviones, sus plantillas, incluso los aeropuertos desde los que opera son de más nivel que los de FlyBondi.

La prensa peronista, anti Macri, ya se ha lanzado sobre Norwegian, no tanto criticando a la compañía como burlándose del proyecto de Macri de ofrecer vuelos baratos para la mayor parte de la sociedad. Además de hacerse eco de las palabras del director financiero, han hecho mucho ruido con la retirada de un avión de los cuatro destinados a Argentina y que ha sido devuelto a Europa para ayudar a paliar la crisis de los 737 Max (Norwegian se da un respiro: gana pasajeros gracias a la huelga de SAS).

Norwegian había anunciado unas pérdidas netas de 155 millones de euros en el primer trimestre de 2019, algo superiores a las del conjunto de 2018, que fueron de 150 millones, mientras también de enero a marzo de este año la ocupación de sus aviones se ha desplomado desde hasta el 81 por ciento, 3,5 puntos menos que el 84,5 por ciento del primer trimestre de 2018.

Según comprobó REPORTUR.com.ar, estas pérdidas récord del primer trimestre quemultiplican por 31 el resultado negativo de 5 millones de euros del mismo período de hace un año, según el balance publicado por la aerolínea.

La pérdida neta de explotación (ebit) se redujo un 34 % interanual hasta los 152 millones de euros. El beneficio antes de intereses, impuestos, depreciación, amortización y alquileres (ebitdar) ascendió a 9 millones de euros, frente a una pérdida de 92 millones de euros de hace un año.

En el primer trimestre de 2019, Norwegian facturó 830 millones de euros, un 14 % más interanual, gracias al impulso de las rutas intercontinentales y al aumento del tráfico en los países nórdicos.

La ‘low cost’ noruega ha calculado en 52 millones de euros el coste de la crisis de los Boeing 737 Max, de los que tiene 18 unidades. Norwegian “está evaluando el impacto financiero de inmovilizar los Boeing 737 Max 8”, señaló en su balance la aerolínea, que ha mantenido “reuniones productivas” con el gigante estadounidense en las que se ha discutido “cómo maniobrar entre las dificultades que la situación está causando”.

“Estoy satisfecho con los desarrollos positivos de este trimestre, a pesar de los problemas con el MAX. Hemos tomado una serie de iniciativas para mejorar la rentabilidad, al reducir los costes e incrementar los ingresos: optimizando nuestra estructura de bases operativas y red de rutas, para de este modo agilizar la operación; desinvirtiendo en aeronaves; posponiendo las entregas de otras aeronaves; y, no menos importante, implementando nuestro programa interno de reducción de costes”, ha señalado Bjorn Kjos, consejero delegado de Norwegian (Norwegian: Bjorn Kjos designa a su delfín, Geir Karlsen).

La ‘low cost’ comunicó este miércoles a la Bolsa de Oslo acuerdos con Boeing y Airbus  para aplazar la entrega y la compra de varios aviones en los próximos años, lo que supondrá una reducción de 2.680 millones de euros. Los resultados anunciados por Norwegian y su plan de reducción de costes y renegociación de pedidos han sido respondidos en la Bolsa de Oslo con un aumento de la cotización de hasta un 7,6%.  (Norwegian: Kjos se reúne con Boeing para cobrar la factura de los 737 Max).

La aerolínea noruega transportó a más de 8 millones de pasajeros, un 9 % más interanual, con un factor de carga del 81 %. La compañía señaló en su balance que su prioridad es volver a beneficios a través de iniciativas como un programa extenso de reducción de costes de 49 millones de euros este trimestre, una cartera de rutas optimizada y la venta de aviones (Citibank vaticina una fusión de IAG y Norwegian antes de 2025).

Norwegian asegura en su balance que su gran prioridad es la vuelta a la rentabilidad mediante una serie de medidas, que incluyen un extenso programa de reducción de costes, la optimización de la cartera de rutas y la venta de aeronaves. El programa interno de reducción de costes, #Focus2019, ha logrado reducciones de costes de 49 millones de euros durante el trimestre. La compañía recuerda que hace meses fortaleció su balance a través de una ampliación de capital de 312 millones de euros, lo que asegura una posición financiera más sólida.

La compañía asegura que está bien posicionada para seguir atrayendo nuevos clientes, especialmente en el mercado de larga distancia, donde el desarrollo es más fuerte que en el mercado de corta distancia (Norwegian es la aerolínea con el mayor riesgo crediticio).

Norwegian, en medio de una crisis de resultados y en incesante caída bursátil, comenzó a operar el vuelo que une Brasil con Inglaterra, abriendo, así, la segunda ruta internacional en la región, que ya cuenta con la que une Buenos Aires – Londres. La conexión Londres – Río de Janeiro tendrá una frecuencia de cuatro vuelos semanales.

En octubre, Norwegian Air Argentina comenzó a operar vuelos de cabotaje en el país con dos rutas de Buenos Aires a Mendoza y Córdoba y, más recientemente, estrenó las rutas hacia Salta, Iguazú, Bariloche y Neuquén. Como informó REPORTUR.com.ar, la aerolínea ya tiene más de 14 vuelos diarios y planea sumar vuelos regionales. (Norwegian ya suma en Argentina 14 vuelos diarios y 6 rutas)

La Dirección General de Aviación Civil española también concedió a Norwegian Air International siete frecuencias semanales para operar entre España y Perú, en un corredor que ahora cubren Iberia, con diez frecuencias semanales; Air Europa (Globalia), con siete semanales, y Plus Ultra, con permisos para cuatro.

Actualmente Norwegian opera cinco rutas a América: dos desde Madrid (Nueva York JFK y Los Ángeles) y tres desde Barcelona (Los Ángeles, Nueva York Newark y Oakland). A estas sumará el 2 de mayo la ruta entre Madrid y Boston y el 7 de junio la que unirá Barcelona y Chicago. Todas ellas operan con Boeing 787, de los que tres están basados en Barcelona (cuatro desde junio).

Bjørn H. Kise, el presidente de Norwegian, comunicaba hace unos días que dimite de su cargo, a la vez que la aerolínea ha iniciado un proceso de suspensión de contratos y reducción de jornada de sus trabajadores en Palma de Mallorca al no haber logrado un acuerdo con los sindicatos sobre su traslado a otras bases.

Norwegian afronta como uno de los máximos riesgos para su supervivencia la bajada de ingresos por la venta de billetes debido a que, ante la incertidumbre sobre la situación financiera, los clientes que tienen que hacer reservas para dentro de un tiempo se acaben decantando por otras aerolíneas con mayor fortaleza (Norwegian: grandes redes dejan de vender sus billetes).

Norwegian puede enfrentarse a un escenario de menores ventas, como ya se apreció en el desplome de la ocupación en los últimos meses, y además de ello se le une que los billetes que se venden son a un menor precio, con lo que el impacto en los ingresos y la liquidez es notable, ya que asimismo las aerolíneas rivales están bajando tarifas para acentuar la presión sobre la low cost noruega.

Norwegian no se ve favorecida tampoco por el clima de quiebras recientes de aerolíneas, ni porque logre generar confianza en el mercado, después de que grupos como IAG o Ryanair coincidieran en afirmar que la aerolínea se inventaba cosas, incluso en un momento en el que la matriz de Iberia era accionista de la noruega (Ryanair se suma a IAG en afirmar que Norwegian se inventa negociaciones de compra).

Intermundial, el broker de seguros por excelencia de las agencias de viajes, comunicó a los puntos de venta que la aseguradora que cubre la garantía de quiebra de proveedores ha excluido a Norwegian de esta cobertura. En el documento dirigido a las agencias, al que ha tenido acceso REPORTUR.com.ar, Intermundial explica que “esta exclusión afectará a todos los seguros con esta garantía que hayan sido contratados a partir de las 00:00h del día 21 de febrero de 2019”.

Esta decisión, en este caso de una de las mayores aseguradoras por quiebra de proveedores, se suma a la tomada por grandes redes de agencias españolas de no vender más billetes de Norwegian, pues B the Travel Brand (Ávoris) y Viajes El Corte Inglés, las más grandes del país junto a Halcón (Globalia), han sido las primeras en limitar la venta de billetes de la noruega, pero no han sido las únicas, pues las minoristas también han querido blindarse al conocer la compleja situación de la compañía aérea.

Como reveló REPORTUR.com.ar, la low cost, que está pasando por una difícil situación económica y que busca ampliar su presencia en Argentina, suspende desde el 29 de marzo todos sus vuelos en el Caribe, en cumplimiento de su plan de emergencia para sanear las cuentas tras desplomarse continuamente la ocupación en sus aviones (Norwegian: la ocupación de sus aviones cae 6 puntos en enero).

Las rutas que dejarán de volar son entre Fort de France, en la isla de Martinica, y Fort Lauderdale, en Florida; entre Fort de France y Montreal, y entre Fort de France y Nueva York; entre Point a Pitre, en Guadalupe, y estos tres destinos en Florida, Canadá y Nueva York, y también entre Cayena, en la Guayana Francesa, y estos dos archipiélagos, todos recorridos en el entorno de habla francesa.

Como reveló REPORTUR.com.ar, la aerolínea opera catorce vuelos diarios desde Aeroparque, incluyendo cinco a Córdoba, cuatro a Mendoza, dos a Puerto Iguazú, uno a Bariloche, uno a Salta y otro a Neuquén (Norwegian ya suma en Argentina 14 vuelos diarios y 6 rutas)

Norwegian anunció hace unos días que pretende dar un viraje a su estrategia de crecimiento, para encaminarse a otra que apueste por la rentabilidad, después de la situación financiera que atraviesa la haya obligado a una nueva ampliación de capital, esta vez de tres mil millones de coronas noruegas (308 millones de euros), lo que le ha supuesto desplomarse en Bolsa (Norwegian: IAG descarta la compra y vende su parte).

Además de las bases españolas, Norwegian también renunciará a las de Roma Fiumicino y Providence en Estados Unidos.  Como ha informado preferente.com, Norwegian ha acumulado una deuda de 2.500 millones de euros y vive una situación financiera muy delicada, tal y como han constatado también agencias de calificación de deuda como Moody’s (Moody’s confirma la debilidad financiera de Norwegian, Thomas Cook y Virgin).

Norwegian está sufriendo constantes desplomes bursátiles que parecen no tener fin luego de presentar recurrentes pérdidas en sus resultados anuales y trimestrales, unido todo ello a que baja la ocupación de sus aviones, y a que sus ratios de deuda están muy por encima del resto de sus competidores europeos (La deuda de Norwegian, muy superior a la de sus rivales).

La desconfianza de los inversores sobre Norwegian, junto a los citados motivos, se fundamenta también en el recelo sobre su estrategia, que es considerada como demasiado dispar –vuelos transatlántico de pasillo único, ofensiva por mercados inconexos, entrada en la Argentina, low cost de largo radio– y poco sostenible para una aerolínea con aún escaso músculo (Récords de ocupación de Iberia, Ryanair y Vueling, y desplome de Norwegian).

Norwegian comenzó a operar en Argentina el 16 de octubre de 2018 con la ruta Buenos Aires – Córdoba en dos vuelos diarios y Buenos Aires – Mendoza en uno. Al final del primer trimestre, cuenta con 14 vuelos diarios y 6 rutas conectando Buenos Aires con las ciudades de Córdoba, Mendoza, Bariloche, Neuquén, Puerto Iguazú y Salta.

En diálogo con REPORTUR.com.ar, Matías Maciel, director de comunicaciones, hace un balance positivo, pues “estamos muy contentos, muy entusiasmados y optimistas respecto del proyecto que tenemos para Argentina”. Además, afirmó: “El 7 de enero se cumplió la primera etapa que fue a partir de la incorporación del cuarto avión. De esta manera, estamos operando con cuatro aviones, una flota de Boeing 737-800 y todos de una antigüedad menor a los dos años” para todas las rutas que realizan desde Aeroparque como principal base operativa. (Norwegian abre su ruta Buenos Aires-Salta, la sexta de cabotaje)


País

Sector

Acepto la política de protección de datos - Ver

Comentarios


LA FIRMA


Sergio González Rubiera
Socio director de Acti Consultores

Sin visión y sin voluntad de Turismo…


OPINIONES ANTERIORES